La espera mereció la pena

recibimiento | los jugadores, que se retrasaron algo más de una hora en su llegada, atendieron al casi centenar de aficionados que les esperaba en el aeropuerto

09.02.2020 | 22:31
Ricky Rubio posa para una foto rodeado de fans en el aeropuerto de Noáin.

noáin - La cara de estupefacción nada más cruzar la puerta de llegadas del aeropuerto de Pamplona de Jorge Garbajosa, presidente de la Federación Español que encabezaba la delegación de la selección a su llegada a tierras navarras, reflejaba perfectamente la sorpresa que fue ser recibidos por casi un centenar de personas. Pese a la ausencia de su mayor referente, Marc Gasol, tanto los jugadores como Sergio Scariolo fueron aclamados en Noáin.

Y eso que hubo que esperar. Pese a que la hora fijada para la llegada del equipo eran las 17.20 horas, los de Scariolo no hicieron acto de presencia por Navarra hasta hora y media después.

Allí les esperaban cerca de un centenar de personas, en su mayoría familias con niños que sorprendieron a Jorge Garbajosa, actual presidente de la FEB y mítico exjugador, que no pudo reprimir su gesto de incredulidad. "No es habitual que nos reciban en un amistoso", comentaban entre dos miembros de la expedición.

Todos los presentes se fueron con un bonito recuerdo de muchos de sus ídolos, ya que los jugadores no escatimaron en firmas, fotos y demás. Llull, Ricky y los hermanos Hernangómez fueron los más reclamados, aunque el seleccionador, Sergio Scariolo, también fue requerido por bastantes personas.

Para este encuentro, la selección presenta las ausencias de Marc Gasol, que no jugará al seguir unos plazos de preparación física específica, ni tampoco Rudy Fernández, que se ha ausentado temporalmente de la concentración del equipo por motivos personales.

Dos bajas importantes, especialmente para el público, ya que son de los jugadores más conocidos para la mayoría de los asistentes al encuentro de hoy.

UN mito en el rival Pocos minutos antes de que desembarcasen la selección española, aparecieron sus rivales. Los lituanos también llegan con bajas, ya que ni Valenciunas ni Sabonis estarán en Pamplona. Quién sí estuvo fue el padre de este último: Arvydas Sabonis. El mítico pívot del Real Madrid y de la NBA no tenía confirmada su presencia, pero apareció para comandar la expedición ya que es presidente de la federación de baloncesto de su país.

Ya están todos los protagonistas en Pamplona, ahora ya solo falta que pase una jornada histórica y de disfrute para los aficionados al baloncesto en Navarra.

noticias de noticiasdenavarra