El futuro tiene chispa

Se llama Honda e, mira al pasado con su estética minimalista y esencial, pero su tecnología de vanguardia y su propulsión eléctrica nos hacen ver que el futuro también tiene chispa.

09.02.2020 | 23:39
El futuro Honda e seduce tanto por su diseño minimalista como por su ingeniosa y sofisticada tecnología. Fotos: Honda

Todavía falta bastante tiempo para que llegue a los concesionarios -se baraja oficiosamente la fecha de marzo de 2020 y está previsto que se presente en su versión definitiva este mismo año-, pero lo cierto es que todo lo que ha trascendido sobre el futuro turismo urbano totalmente eléctrico de Honda está despertando un interés inusitado. Bautizado como Honda e y dotado de una carrocería de 3,90 metros de largura, este compacto modelo ha cautivado ya de entrada por un diseño exterior minimalista que nos devuelve a las primeras generaciones del Honda Civic, un automóvil sin duda de gratísimo recuerdo para millones de usuarios.

El futuro Honda e representa, en palabras de la propia marca japonesa, "el equilibrio perfecto entre eficiencia y rendimiento para trayectos urbanos, y establece un nuevo estándar dentro de la movilidad urbana motorizada sin emisiones con su motor de altos niveles de potencia y par para ofrecer una experiencia de conducción fácil y divertida, merced a su nueva plataforma de tracción trasera y avanzada tecnología".

Honda destaca de este modelo su potente motor eléctrico de 150 CV y más de 300 Nm, que sumado a una compacta batería de 35,5 kWh garantiza una autonomía de más de 200 kilómetros y tan sólo necesita 30 minutos para recargarse en un 80% en una instalación de carga rápida. Con un peso que el fabricante nipón califica de reducido -este es un apartado especialmente crítico en los eléctricos-, el centro de gravedad situado a 50 centímetros del suelo merced a unas baterías colocadas en la parte baja de la carrocería y un reparto de pesos al 50% en cada eje, sumado a una amplia distancia entre ejes, lo que implica también unos cortos voladizos, Honda anuncia un "óptimo equilibrio entre estabilidad y maniobrabilidad dentro del segmento de coches eléctricos compactos". Un detalle de su agilidad en el tráfico urbano y de su capacidad para virar es el hecho de que cuenta con un reducido diámetro de giro de sólo 8,6 metros. También hay que apuntar que Honda ha cuidado especialmente a los conductores más dinámicos con unas eficaces suspensiones independientes McPherson en las cuatro ruedas o con el modo de conducción sport. Asimismo, y con el fin de facilitar el manejo y optimizar su eficiencia, el Honda e incorpora el sistema de control de un solo pedal, que permite al conductor acelerar y frenar el coche usando sólo el acelerador. Cuando se pisa el acelerador, el coche avanza con normalidad; mientras que cuando levantamos el pie derecho se produce una frenada regenerativa automática que aminora la velocidad y a la vez recarga las baterías.

Los detalles ingeniosos y singulares también son otra de las cartas de presentación de este urbano de auténtico lujo tecnológico. De entre ellos llama la atención la ausencia de espejos retrovisores laterales, que han sido reemplazados por sendas cámaras compactas que transmiten las imágenes en tiempo real a las dos pantallas de seis pulgadas situadas en el salpicadero. Con una clara rebaja en la resistencia aerodinámica respecto a los retrovisores convencionales -Honda estima que mejora la aerodinámica total en un 3,8%-, ambas cámaras también contribuyen a minimizar la sonoridad general, ya de por sí baja en un eléctrico respecto a un vehículo movido por combustibles fósiles. Igualmente, disponen de un revestimiento hidrófugo para evitar que el agua se acumule y, ya dentro del habitáculo, mejoran la visión reduciendo los ángulos muertos, a la hora de usar la marcha atrás, adaptándose a las condiciones meteorológicas adversas, ajustando su funcionamiento a la luz ambiental y admitiendo dos modos de proyección de las imágenes: vista normal y panorámica.

El interior del Honda e es la culminación de la apuesta tecnológica del fabricante nipón. Aporta un "estilo contemporáneo dentro de un habitáculo cómodo y tranquilo", en el que el panel digital se extiende a lo largo de todo el salpicadero e incorpora cinco pantallas para ofrecer una "experiencia de conectividad avanzada", con detalles como el asistente personal de Honda con tecnología basada en inteligencia artificial y servicios accesibles por voz o la posibilidad de "controlar fácilmente la seguridad del vehículo de forma remota mediante una clave digital".

Por último, y hasta que llegue definitivamente a los mercados, los interesados en el futuro Honda e pueden acceder a más información en la web www.honda.es. Ya hay más de 36.000 usuarios que han quedado cautivados por este automóvil eléctrico.

HONDA E

noticias de noticiasdenavarra