Carlota Ciganda: “No ha sido solo ganar en Sitges y en la Solheim, he tenido un año consistente”

10.02.2020 | 05:07
Carlota Ciganda, en el Mediterranean Ladies Open de Sitges.

Carlota Ziganda lleva un 2019 fantástico. La 12ª en el ránking mundial ha ganado la Solheim y el torneo de Sitges

pamplona - Carlota Ciganda (Ultzama, 1990) lleva unos meses de crecimiento absoluto. La golfista navarra se ha alzado este verano con dos torneos. Primero, la Solheim Cup con Europa, donde fue importante para su consecución. Y hace pocas semanas, en Sitges, cuando ganó el Mediterranean Ladies Open, su primer título en España después de tres años, después de haber estado en el circuito norteamericano durante un tiempo.

Ha vivido un 2019 especial. No solo por la consecución de los dos títulos sino también por sus posición en el ranking mundial, en el que se sitúa ahora mismo como la número 12, lo que le da numerosas opciones de ser una de las golfistas que represente a España en los Juegos Olímpicos de Tokio que tendrán lugar el próximo verano, debido a ser la primera española clasificada en el ranking, lo que le hace tener más opciones que otros países, como puede ser Corea del Sur, en el que hay varias en las primeras posiciones de la lista.

Lo primero de todo, felicitaciones por lo conseguido estos días. ¿Cómo se ha sentido?

-Estoy muy contenta de haber podido ganar en España, delante de la familia, que ya tenía ganas. Ha sido una semana muy chula por estar tan cerca de los míos.

Estos días se encuentra en Ultzama. ¿Qué plan tiene por delante esta semana?

-Tengo unos días libres en los que aprovecho para desconectar. El jueves marcho para Estados Unidos, donde estaré diez días, y luego me iré a la gira asiática.

¿Está aprovechando para descansar en estos días de parón antes de viajar de nuevo, o piensa en cómo afrontar los próximos torneos?

-Estoy tranquila y me hace falta, porque se viene un final de temporada muy, muy intenso y al final es necesario desconectar. Aprovecho para hacer otros deportes, que me encanta y que en estos días me vienen muy bien, y para estar con mi familia. No pienso ahora en entrenar, sino en cargar pilas, pero no me quedo parada, solo que hago otro tipo de deportes y actividades varias.

¿Echaba de menos estar con los suyos, como pudo hacer en el torneo de Sitges de hace unas semanas? Estuvo varios años en el circuito estadounidense.

-Ganar en España siempre es especial, pero sobre todo te hace mucha más ilusión poder hacerlo delante de los tuyos. Ver que estoy junto a mis padres y amigos se me hace mucho más especial, y mucho más si acabas ganando un trofeo otra vez.

¿Afronta ya los Juegos Olímpicos, aunque quede casi un año? Salvo cosa extraña, lo normal es que se viaje a Tokio en el próximo mes de julio.

-Todavía no he tenido tiempo ni estoy pensando en ello, porque tengo muchos torneos por delante. No es momento para ello, aunque está claro que lo he tenido en mente. Pero lo primero que quiero hacer ahora es descansar y prepararme para un final de temporada duro, en el que tengo que dar lo máximo. Ya habrá tiempo para pensar en ello próximamente.

Ha dado un salto de calidad en estos años. ¿Cuál ha sido el cambio?

-No creo que haya sido solo por los dos torneos en los que he ganado, sino que he tenido un año muy consistente, en el que me he mantenido a un gran nivel. He alcanzado muchos top tens, he estado durante todo el año muy arriba e incluso me puse la octava del mundo, ahora soy la número 12. Es gracias al trabajo día a día y a lo que me enseña el entrenador técnico.

¿Ha tenido que ver el cambio de caddie hace varios años? ¿Qué importancia tiene a la hora de evolucionar y mejorar en su juego?

-Terry McNamara me ha dado un grado de experiencia. Llevo cuatro años con él, y me he ido adaptando fenomenal a lo que me ha pedido, sobre todo estos últimos años. Que él haya estado con las mejores me ha ayudado para llegar a este nivel, porque me ha enseñado bastante sobre los aspectos en los que puedo mejorar en mi juego y puedo desarrollar.

Se está produciendo un boom de golfistas asiáticas, sobre todo coreanas nacionalizadas. ¿Cuál es su clave? ¿Cómo se les puede plantar cara?.

-Son jugadoras muy trabajadoras y con mucha disciplina. Empiezan con 16 o 17 años, es decir, muy jóvenes, y son prácticamente como máquinas. Meten muchas horas y al final se ve los resultados. El problema es que no tienen un equilibrio.

¿Y qué consecuencias puede tener este factor para el desarrrollo posterior de sus carreras profesionales?

-Yo creo que no tienen una carrera tan larga como el resto de golfistas porque se acaban quemando. Hay que tener equilibrio y eso les pueden faltar. No tienen muchos hobbies y es necesario para no estar todo el día pensando en golf.

En ese sentido, ¿cómo aprovecha usted para desconectar, como en estos días en Ultzama? ¿Tiene una rutina específica para estos momentos?

-Pues hago varias cosas, lo que me acaba surgiendo. Estoy en casa tranquila, me voy al monte, juego al pádel... me gusta el deporte en general y aprovecho para practicarlo. Al final, lo que trato es de hacer algo cada día, pero también de desconectar, porque luego con un año tan intenso lo necesitas para llegar al mejor nivel y competir bien.Ganaron la Solheim contra todo pronóstico, Europa no partía en una posición de ventaja con respecto a Estados Unidos.

¿Se llegó a imaginar que iban a ganar el torneo?

-No, para nada. Y menos con ese final, que no se lo esperaba nadie. Yo creía que teníamos un buen equipo y que partíamos con opciones de dar la sorpresa, como así fue. Pero sobre todo, lo que lo hizo increíble fue ese final en los últimos hoyos. Además, ganar en Escocia con una capitana escocesa lo hizo también muy emotivo, y le daba una trascendencia especial al triunfo.

Otra golfista navarra como Beatriz Recari también estuvo en el circuito de Estados Unidos y compitió en el torneo de Sitges. ¿Qué relación tienen?

-Ella llevaba un tiempo sin competir cuando llegó en Sitges y no se cómo terminó. Es una gran jugadora y tiene calidad, creo que puede llegar muy lejos porque es una buena compañera.

Como ha mencionado antes, en unos días estará en Asia para la gira. ¿Cómo llega a esos torneos tras la Solheim Cup y el torneo de Sitges?

-Son torneos que me gustan, y además pasan por varios países. Empiezo en China, luego voy a Corea del Sur, paso después por Taiwán y acabo en Japón. Van las mejores y quiero hacer buenos puestos, porque me puede ayudar a seguir creciendo. Luego me marcharé a Florida para la final de la LPGA, por lo que se viene un tramo final de temporada muy intenso.

ficha

Nacimiento. Ultzama, 1 de junio de 1990.

Ranking. Actualmente se sitúa en la duodécima posición mundial del ranking femenino. Es la primera de las españolas.

Palmarés. Este año ganó su segunda Solheim Cup representando a Europa. La primera llegó en 2013. En 2014 se alzó con la International Crown. También logró este año el Mediterranean Ladies Open de Sitges, su primer título en Europa varios cursos después.

Calendario. En los próximos días disputará cuatro torneos en Asia, para luego cerrar el año con la final de la LPGA en Florida.

Premios. En 2012, fue elegida como Jugadora del Año y Rookie del año por el Ladies European Tour.

"Las golfistas asiáticas están desde los dieciséis años sin parar. Eso te puede acabar quemando"

"El final de la Solheim fue increíble, sobre todo por los últimos hoyos, aunque confiaba en el equipo"

"Después de Asia me iré a la final de la LPGA en Florida. Se viene un tramo final de temporada intenso"

noticias de noticiasdenavarra