Goleada insuficiente

España vapulea a Turquía, pero tendrá que jugar este lunes ante Alemania la previa de cuartos por peor 'golaverage' con Hungría

19.01.2020 | 06:15
David Martín, dando instrucciones a sus jugadores / EFE

Turquía7

España24

TURQUÍA Kil (p); Caner, Yutmaz (3), Acar, Biyik (1), Gurdenli, Yenigun (1), Senemoglu, Sonmez (1), Ozbek (1p), Kahraman y Dilek.

ESPAÑA Edu Lorrio; Alberto Munárriz (5), Álvaro Granados (4,2p), Bernat Sanahuja (2), Miguel de Toro (2), Marc Larumbe (1), Adrián Delgado, Fran Fernández, Roger Tahull (3), Felipe Perrone (4), Blai Mallarach (3), Alex Bustos y Dani López Pinedo (ps).

Parciales 3-5, 1-6 (4-11), 1-8 (5-19) y 2-5 (7-24).

Árbitros Levan Berishvili (GEO) y Radoslaw Koryzna (POL). Sin eliminados.

Marcadores parciales: 3-5, 1-6, 1-8 y 2-5.

Piscina Duna Arena de Budapest.

Madrid - La selección española masculina, con la aportación de cinco tantos del navarro Alberto Munárriz, goleó ayer a Turquía (7-24), en busca del mejor golaverage general posible ante Hungría, pero la abultada victoria no bastó porque la selección magiar arrolló después a Malta (0-26) y se alzó con el primer puesto del grupo.

Por tanto, Hungría (que empató con España en la segunda jornada y acaba con +40, frente al +33 de los españoles), se clasifica directamente para los cuartos de final, mientras que la selección de David Martín tendrá que jugar mañana contra la débil Alemania el encuentro previo de cuartos.

Además, en vez de tener un rival asequible en cuartos, le tocará medirse a una de las favoritas al título, Serbia.

Como se esperaba, el partido ante Turquía no tuvo historia, pero España salió demasiado acelerada y eso le perjudicó, tanto que del 1-4 pasó al 3-4 y al término de los primeros ocho minutos la diferencia era únicamente de dos goles (3-5).

David Martín insufló tranquilidad al equipo y en el segundo parcial todo fue como la seda: España presionaba, salía en rápidas transiciones y decidía, sobre todo, por la calidad en los lanzamientos, lo que se tradujo en un parcial 1-6 y un 4-11 en el marcador.

Aun mejoró el juego en el tercero. Felipe Perrone, Álvaro Granados y Alberto Munárriz fueron muy resolutivos, como Dani López Pinedo, que compartió portería con Edu Lorrio. El músculo defensivo español ahogó a los turcos y los de David Martín lograron un parcial de 1-8 (5-19).

En el cuarto final, Perrone regaló seguramente la jugada del torneo con una magnífica asistencia sobre Roger Tahull, uno de los cinco tantos del equipo español, que se impuso por 7-24. - Efe