Nerea Bermejo: la alumna supera a la maestra

Nerea Bermejo batió el domingo, en el Campeonato de España sub-23, el récord navarro absoluto de 200 metros libres que poseía, desde hacía 30 años, su exentrenadora Goya Ferrer

21.02.2020 | 01:16
Goya Ferrer y Nerea Bermejo, maestra y alumna, este jueves en Larrabide.

Pamplona – El pasado domingo Nerea Bermejo (20 de diciembre de 1998), en el Campeonato de España sub-23 en pista cubierta que se celebró en Salamanca, escribió su nombre en las páginas del atletismo navarro al lograr batir el récord absoluto de los 200 metros libres en pista cubierta, una marca que hacía casi 30 años que estaba en posesión de un icono del atletismo de la comunidad foral como es Goya Ferrer (4 de junio de 1963). La joven zizutarra se convirtió en una de las pocas navarras en bajar de los 24 segundos en la prueba y marcó un espectacular 23.73.

La marca, además de superar a la de Ferrer, mejoraba la mejor establecida por Alba Fernández Nuin en 2014 (23.74) en competición al aire libre y estableciendo la octava mejor nacional de la historia.

El récord arrebatado a Goya Ferrer adquiere una relevancia mayor cuando se tiene en cuenta que es, hasta hoy, la mejor especialista navarra de los 400 metros lisos y una de las mejores en los 200. Goya fue la primera atleta navarra que participó en unos juegos olímpicos, en Barcelona 92, además de haber participado en el Campeonato del Mundo al aire libre en Tokio en 1991 y en el Campeonato del Mundo de pista cubierta en Sevilla en 1990, y sigue siendo la poseedora del récord navarro de los 400 metros libres y participe del actual récord de España del 4x400 femenino.

Goya formó parte del Pamplona Atlético durante casi toda su trayectoria deportiva y tras su retirada se dedicó a formar a jóvenes atletas. Entre sus alumnos, el destino quiso que se cruzase una joven Nerea Bermejo a quien, recién llegada del Ardoi al Pamplona Atlético hace cuatro años, se le ofreció la oportunidad de entrenar con Goya, algo a lo que asegura, accedió sin dudar. "Cuando empecé con Goya me había cambiado del Ardoi al Pamplona Atlético. Llevaba medio año entrenando con François y nos avisaron de que llegaba una entrenadora nueva que había participado en unos Juegos Olímpicos y nos ofrecieron entrenar con ella. Lógicamente todos queríamos", confiesa Nerea recordando el momento. Una historia que no solo duró los dos años en los que estuvieron juntas en la pista, ya que, cuando Nerea pasó a seguir su trayectoria con su actual técnico, François Beoringyan, han mantenido una fantástica relación.

Tanto Goya como Nerea confiesan que durante los años que entrenaron juntas, el récord de los 200 metros que poseía la entrenadora era algo así como un objetivo que se propusieron llegar a alcanzar algún día, algo con lo que Goya bromeaba asegurándole "no es tan difícil". "Yo estaba en tiempos de más de un segundo y medio por encima del récord y Goya me insistía y me decía que algún día iba a poder batirlo. Al principio lo veía imposible", afirma Nerea, quien se tomaba como una broma las palabras de la entonces su entrenadora.

Una marca de hace 30 años Ese récord, establecido el 18 de febrero de 1990 en San Sebastián, duró casi 30 años, y es una marca que a Goya le alegra que por fin se haya batido, pero confiesa que también por otra parte le entristece por no haber sido antes. "Ha habido atletas en navarra detrás de mi que han podido hacerlo, y es una pena que haya durado tanto tiempo. Los récords están para batirlos y que se haga es bueno, ya que significa que el atletismo está vivo y avanza", afirma la exatleta.

Goya Ferrer además asegura sentirse orgullosa de que haya sido Nerea quien supere su marca, una atleta que califica como talentosa y sacrificada, a la que no duda que, más pronto que tarde, se le verá en unos Juegos Olímpicos: "Nerea me encanta, es una gran atleta y entrena mucho, se sacrifica y se merece ese récord. Puede llegar muy lejos. Le veo en unos Juegos Olímpicos, y dentro de no mucho tiempo".

La entrenadora, además sostiene que Nerea es "una atleta de carácter", que tiene algo especial, "de lo que no se aprende en los entrenamientos", confiesa, y recuerda una anécdota sobre ella que le marcó y le hizo ver ese carácter: "En una competición se tiró hacia la meta para ganar y pensé, si alguien es capaz de tirarse hasta ese punto y caerse, de que será capaz. Eso es algo que no se enseña, se tiene o no se tiene. Eso dice mucho de Nerea como atleta. Sabía que se iba a caer y se iba a quemar. Es una actitud que puedes esperar de alguien más mayor".

Nerea, por su parte, mantiene un gran recuerdo de Goya durante sus dos años como entrenadora, unos años en los que asegura: "Tener a un referente como ella nos hacía tener más ganas de entrenar. Ella nos ayudaba en todo y era muy positiva con nosotros". Además, afirma que ha sido con Goya con quien se ha criado deportivamente y que, "gracias a ella y a mi actual entrenador, François, se como tengo que cuidarme, como entrenar. Y todo ello con el objetivo de hacer una marca. Me han enseñado a vivir de una forma que se traduce en como soy ahora".

Además, afirma que cuando empezó a entrenar con Goya se sentía un poco intimidada, ya que con ella pasó de ser "algo más serio". "Cuando empecé a entrenar con Goya todo se volvió más serio y más duro. Cuando era más pequeña no sufría nada. Estaba más mimada. Había veces que no quería más, pero me pedían más y tenía que hacerlo. Aprendí a sufrir para poder llegar a donde estoy ahora".

Sin embargo, Nerea recuerda que, pese a haber logrado el récord de los 200 metros libres, su especialidad son los 400 metros vallas, una disciplina que no se practica en pista cubierta, pero en la que seguirá compitiendo una vez empiece la temporada al aire libre. Tiene un récord, pero espera pronto poder tener dos, ya que no se encuentra muy lejos de la mejor marca navarra de los 400 metros vallas que posee Rakel Villar, que estableció en 58.50 en 1999, y que el año pasado ya estuvo cerca de batir al marcar un tiempo de 59.01, la que hasta ahora es su mejor marca personal en la modalidad.

Un récord mayor de lo esperado Nerea, pese a bajar el pasado domingo en casi medio segundo el récord de Goya, mantiene que es un tiempo tan bueno que no esperaba. Ella confiesa que sí creía poder batir la marca de su exentrendora, pero no bajar de los 24 segundos. "Este año había corrido en 24.21. Pero sí que me veía mucho mejor que esa marca y creía que podía superarla. Ese tiempo lo había hecho en San Sebastián, corriendo en una calle en la que no me siento cómoda. Pero no me estaban saliendo bien las carreras. Bromeaba con mi entrenador que el 23.99 sonaba mucho mejor que el 24.01. Pero de ahí a hacer el 23.73 no me lo esperaba", afirma Nerea con humildad.

La atleta de Zizur confiesa también que no se pone metas en su carrera como atleta, algo sobre lo que bromea: "No me las han dejado poner. Mis entrenadores siempre me han exigido algo más", por lo que el llegar algún día a unos Juegos Olímpicos no le suena a locura. Eso sí, no es tan optimista como Goya, y ve esa opción más a largo plazo. "Ojalá algún día pueda estar en unos Juegos Olímpicos. Ese es el sueño de todo deportista y ojalá pueda llegar a eso. Pero ahora mismo, a corto plazo, me gustaría ser internacional en sub-23 y con la absoluta".

El camino de Nerea en el atletismo, a la vez que prometedor, es también un camino que debe compaginar con otras obligaciones, en su caso, con los estudios. La atleta se encuentra cursando segundo de Enfermería en la UPNA, una labor que asegura, no le supone un impedimento a la hora de entrenar, pese a que no se define como buena estudiante, y afirma que lo que a ella le gustaría es poder vivir del atletismo. "Por ahora la mezcla de estudios y atletismo la estoy llevando bien. Creo que la madurez que me da el deporte es algo que me esta ayudando a sacar adelante ambas cosas. Mi madre siempre me dice que si entreno para hacer una buena marca, al final lo logras, y con los estudios es lo mismo. Estudiando acabas sacando las cosas. Si no puedo llegar para sacar un diez, me quedo con lo que llegue. Pero nunca sabes que te va a deparar el futuro y si voy a poder vivir del atletismo, por lo que siempre hay que tener una segunda opción", confiesa Nerea.

El atletismo como estilo de Vida Tanto Goya como Nerea coinciden en expresar lo que para ellos es el atletismo, una forma de vida. La trayectoria de Goya es más extensa, ella desde siempre se ha dedicado a este deporte, algo que recuerda con cariño y con lo que defiende "me ha hecho ser como soy". "Para mi el atletismo lo ha sido todo en mi vida. He estado muchos años siendo atleta, era mi gran ilusión. Me gustaba correr, entrenar. Era mi vida. Me casé con un atleta y entrenador y he seguido envuelta en este deporte todos estos años. También me ha servido para crear mi personalidad, mi carácter, mi forma de ser, creo que todo eso me lo ha dado el atletismo", reconoce Goya.

Por su parte, Nerea recuerda a la figura de Patxi Morentin como una de las claves que le llevó a conocer este deporte, ya que fue él quien les llevó a ella y a su hermana a iniciar su trayectoria en Ardoi. "Patxi ha sido para mi ha sido una figura muy importante. Él es quien introdujo el atletismo en mi casa, ya que fue entrenador de mi hermana. Ardoi es un equipo muy familiar y siempre nos lo dio todo", agradece Nerea, que también recuerda su cambio de equipo, cuando paso a las filas del Pamplona Atlético, donde comenzó su historia como discípula de Goya: "Yo pensaba que el Pamplona Atlético, al ser más grande, no iba a ser así, pero en cuanto llegué me di cuenta de que también era así. Aquí, en el Pamplona Atlético, conocí a mis entrenadores, quienes siempre me han apoyado y gracias a ellos he logrado llegar a donde estoy ahora. Ellos siempre me insistían para lograr la meta que me proponían. A través del trabajo me he ido ilusionando más. Agradezco esa exigencia que me han dado, aunque a veces me haya quejado", concluye la atleta navarra.

Palmarés

Goya Ferrer. Los números le avalan como una de las atletas navarras más importantes de la historia. En su carrera ganó 16 medallas en Campeonatos de España absolutos en pruebas de 200 y 400 metros libres. Tres de ellas de Oro (Aire libre: 200m. 1983; Pista cubierta: 400m. 1985 y 200m. 1989), cinco platas y ocho bronces. Además participó en lo JJOO de Barcelona 92.

Nerea Bermejo. Pese a su corta trayectoria, también posee un amplio palmarés, entre sus medallas destacan: Dos bronces en el Campeonato de España absoluto 2019 en La Nucía (400 m.v. y 4x100). Plata en el Campeonato de España sub-23 p.c. de 2020 (200m.). Oro en el sub-23 de Tarragona de 2019 (400m.v.).

"Los récords están para batirse. Que se superen significa que el atletismo está vivo y avanza"

"Nerea puede llegar muy lejos. Le veo en unos Juegos Olímpicos, y dentro de no mucho tiempo"

Goya Ferrer

Exatleta y entrenadora navarra

"Goya nos hacía tener más ganas de entrenar. Élla nos ayudaba en todo y era muy positiva con nosotros"

"Tengo que dar las gracias a mis entrenadores, que siempre me han apoyado, y gracias a ellos estoy aquí"

Nerea Bermejo

Atleta Navarra