La Vuelta prepara el final de etapa en Lekunberri

ORganización Los equipos de producción y logística se reunieron ayer con el alcalde

21.02.2020 | 01:16
De izquierda a derecha, Marino Oscoz (responsable de metas de la Vuelta), Gorka Azpiroz (alcalde de Lekunberri), Gonzalo Alonso (departamento de producción de la Vuelta) y Sergio Fernández (responsable de oficinas permanentes de la Vuelta), en el lugar donde acabará la quinta etapa de la próxima Vuelta.

Pamplona – Los equipos de producción y logística de la Vuelta a España se desplazaron ayer hasta la localidad navarra de Lekunberri para reunirse con su alcalde, Gorka Azpiroz, e ir afinando los preparativos del final de la quinta etapa de la próxima edición de la prueba, que el 19 de agosto de este mismo año partirá desde Pamplona y terminará en Lekunberri, con un recorrido de 151 kilómetros. Según informó ayer el gabinete de comunicación de la carrera, la llegada se ubicará en la calle Aralar, la carretera principal que atraviesa el pueblo, y el arco de meta estará situado concretamente a la altura del convento de las Clarisas. Además, también se concretó que la sala de prensa se montará en el frontón de la localidad, situado a escasos metros de donde concluirá la quinta etapa de la prueba, un final inédito en sus 75 años de historia (los cumple en 2020).

La etapa entre Pamplona y Lekunberri será la segunda que en la próxima edición de la Vuelta discurra íntegramente por suelo estatal, ya que las primeras jornadas tendrán salida y llegada en localidades holandesas (la competición arrancará el 14 de agosto con una contrarreloj por equipos en Utrecht).

La organización también ofreció detalles de la jornada navarra de la Vuelta: "La primera parte de la etapa, llana, recorrerá la ribera del Ebro. En el final, el alto de San Miguel de Aralar (1ª categoría) terminará de operar la selección que debería comenzar un día antes en Arrate, en la cuarta etapa. Una subida con numerosos tramos de cemento que endurecerán la carrera por la dificultad en el agarre. Una vez coronado el puerto, la bajada hacia Lekunberri será rápida, por lo que todas las diferencias se marcarán en la cima".

Los representantes de la Vuelta se interesaron también por el entorno de la localidad navarra, que, además de la meta de la quinta etapa, también será una de las sedes anfitrionas de la Vuelta Junior Cofidis, proyecto educativo para formar niños de entre 8 y 12 años en las escuelas de la zona e inculcarles valores relacionados con el ciclismo.