Sueños Olímpicos

POLIDEPORTIVO Miren Bartolomé, Aintzane Gorria y Paula Remírez analizan la situación de sus disciplinas y sus opciones para estar a los Juegos de Tokio de 2021

29.05.2020 | 00:24
Paula Remírez, árbitra intenacional de taekwondo. Foto: Cedida

Pamplona – Las deportistas navarras Miren Bartolomé, pértiga, Aintzane Gorria, lucha libre y Paula Remírez, taekwondista y árbitra internacional, reflexionaron ayer en una charla organizada por Equal 360, un movimiento social que surgió con el propósito de dar visibilidad a la mujer deportista, sobre la situación actual en sus respectivas disciplinas e hicieron una valoración sobre los nuevos retos que tendrán por delante tras el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio a 2021 por culpa de la pandemia de covid-19.

A Paula Remírez y Aintzane Gorria la situación les tocó de lleno para sus planes preparatorios de los Juegos Olímpicos. A Paula, que ya había arbitrado en parte de los campeonatos internacionales preparatorios, estaba a la espera de una segunda fase en la elección de árbitros para Tokio, y era una de los 50 árbitros seleccionados a nivel mundial para una de las 30 plazas para los Juegos Olímpicos.

A la luchadora Aintzane Gorria la suspensión del preolímpico de lucha libre le llegó mientras se encontraba en Hungría preparando el campeonato y aseguró que durante esos días "la situación en España se iba poniendo peor". "Se estaban suspendiendo campeonatos de otros deportes y cada día nos preocupábamos más sobre la posibilidad de que no se disputase el preolímpico, pero tenía en la cabeza que el campeonato de iba a celebrar para estar centrada hasta que finalmente nos comunicaron la suspensión", relató Aintzane.

Una temporada partida Por su parte, a la pertiguista Miren Bartolomé, del Grupoempleo Pamplona Atlético, el confinamiento le llegó con la temporada de pista cubierta terminada después de haber logrado la medalla de oro en el Campeonato de España, pese a que el parón le frenó la progresión y la preparación para la temporada al aire libre. Además, durante el confinamiento, la atleta navarra contrajo el covid-19, pese a que afortunadamente, aseguró, "lo pasé en casa y no estuve muy mal. Estuve peor con la gripe en enero".

La pertiguista confesó que el aplazamiento de los Juegos es para ella una oportunidad, ya que en sus planes no estaba el buscar plaza para este verano, situación que cambia ahora, ya que tendrá la oportunidad intentar participar en sus primeros Juegos. "Tokio no era uno de los objetivos de este año. Me viene bien ya que para 2021 me lo puedo plantear como un objetivo claro. Por mínima olímpica es difícil, está en 4,70 y está muy alta, pero por el ranking mundial de las 32 mejores se puede intentar", recalcó Miren.

Para Aintzane Gorria el aplazamiento de los Juegos fue, dentro de las circunstancias que lo provocó, una oportunidad para prepararse mejor e intentar buscar una plaza, declaró la luchadora. "Estuve un año de parón por una enfermedad y, pese a que estaba motivada para buscar plaza, sabía que me faltaba mucho rodaje. En ese sentido me ha beneficiado, ya que solo había podido competir tres meses", afirmó Aintzane.

Una situación diferente la que se encuentro Paula Remírez, a quien el aplazamiento le llegó con todo su proceso preolímpico de árbitros elaborado. "Para los árbitros el entrenamiento son los campeonatos, es algo que no puedes entrenar de otra forma. Llevaba casi un año con campeonatos internacionales casi cada mes, por lo que el rodaje era muy bueno. Ahora, con todo el parón, para volver a estar a ese nivel y con esas sensaciones va a ser peor", confesó la árbitra navarra.

Durante el encuentro, Miren, Paula y Aintzane coincidieron en la incertidumbre con la que viven acerca de cuándo volverán los campeonatos, una situación en la que la pértiga está mejor posicionada, ya que son los únicos que han podido hasta el momento retomar sus entrenamientos, eso sí, como aseguró Miren, "de forma individual, ya que no podemos compartir la colchoneta después de cada salto".

En el caso de la lucha y el taekwondo la situación es diferente. Estos, al ser deportes de contacto, no pueden retomar sus entrenamientos habituales. "Nosotros somos fase seis", bromeó Aintzane sobre cuándo podrán volver a entrenar la técnica y el contacto con otros luchadores. "Sí que podemos entrenar el físico, pero es todo sin contacto, pero en el CAR de Madrid (donde la luchadora entrena de forma habitual) todavía no han abierto ni la residencia para los deportistas", reconoció Aintzane.

"En el taekwondo la situación es complicada también. Hasta que no se puedan retomar los entrenamientos no se plantea volver a las competiciones. Pero como cada día nos dicen una cosa no se sabe muy bien cuando van a volver", afirmó Paula Remírez.

Sin fecha de regreso Las deportistas hicieron valoración sobre la vuelta de la competición en deportes como el fútbol o el baloncesto, un regreso que para Aintzane es debido a que son "deportes mediáticos". "Estamos viendo que tanto en la desescalada deportiva como en la nacional lo que la está moviendo es el dinero. Los deportes que no movemos tanto, por desgracia, no somos considerados importantes. No les interesa exponernos a un contagio ya que no les suponemos ningún beneficio. Tampoco creo que las instituciones tengan una gran preocupación en deportes como el judo, la lucha o el taekwondo", denunció Aintzane, quien se mostró muy crítica con la actuación de organismos como el Consejo Superior de Deportes, sobre el que denunció que pongan por delante lo económico a lo deportivo.

"Las grandes instituciones, como el CSD o el Ministerio de Cultura y Deporte han sido muy egoístas con los deportistas de alto nivel que no somos futbolistas. Es una falta de respeto que deportistas como Mireia Belmonte esté pidiendo una piscina para nadar cuando otros deportistas están entrenando y es una falta de respeto que a mí, en un centro de alto rendimiento, no me hagan una prueba para poder entrar en la residencia. Me parece que han quedado retratados en ese sentido, en lo que les importa el deporte y lo que les importa el dinero", declaró Aintzane.

"En el taekwondo el tema mediático y económico no es nuestro fuerte, pero hay que saber lidiar con eso y hacer ver a la gente que tan importante es nuestro deporte. Toda esta situación nos puede hacer reflexionar para incluso cambiar cosas para hacernos llegar más al público", reflexionó Paula Remírez.

Pese a las dificultades, las deportistas confesaron que el reto olímpico para Tokio 2021 continuará para ellas, incluso lo hará con más fuerza.

"El aplazamiento de los Juegos es para mí una oportunidad de intentar lograr una plaza el año que viene"

Miren Bartolomé

Pertiguista del Grupoempleo

"Con solo tres meses activa, después de un año parada, para el preolímpico sabía que me faltaba rodaje"

Aintzane Gorria

Luchadora navarra de lucha libre

"Toda esta situación nos puede hacer reflexionar para cambiar cosas y llegar a más público"

Paula Remírez

Arbitra internacional de taekwondo

noticias de noticiasdenavarra