El Arkea cree en la inocencia de Nairo Quintana

dopaje la justicia francesa ha dejado en libertad a todos los interrogados

24.09.2020 | 01:40

Madrid – El equipo Arkea ha celebrado la "nueva información tranquilizadora" que llega sobre el registro al que fue sometido Nairo Quintana por las autoridades francesas durante el reciente Tour, aunque ha avisado de que sus responsables seguirán "atentos y vigilantes sobre lo que sucederá a continuación" en este caso.

"Emmanuel Hubert (manager general) y el equipo Arkea-Samsic fueron informados de que dos de sus ciclistas fueron escuchados por la policía como testigos libres (los hermanos Nairo y Dayer Quintana) y de que al final de esta audiencia pudieron regresar a sus domicilios, libres para poder ejercer su profesión de ciclistas profesionales sin ningún tipo de restricción", explicó el equipo en un comunicado.

Los dos hermanos Quintana fueron interrogados el lunes por los gendarmes de la OCALEPS (Oficina Central para la lucha contra los ataques al medio ambiente y la salud pública).

también el médico y el fisio La Justicia francesa también ha dejado en libertad al médico González Torres y al fisioterapeuta de Nairo, el navarro Mikel Otero, que asistieron a Nairo Quintana durante el Tour.

El arresto de los dos, que había comenzado el lunes, terminó en la noche del miércoles, según explicó en un comunicado la Fiscalía, que insistió en que las pesquisas continúan y que habrá también nuevos interrogatorios antes de tomar una decisión sobre el conjunto de los elementos recopilados.

En cualquier caso, el Ministerio Público no informó de ninguna imputación ni contra los dos facultativos ni contra los ciclistas que también prestaron declaración.

Quintana confirmó haber sido interrogado una primera vez el pasado día 16 pero aseguró que en el registro de la habitación del hotel donde se alojaba durante la etapa del Tour de ese día la Gendarmería no encontró sustancias dopantes.

El líder del Arkea, de 30 años, también aseguró que no tiene nada que esconder y que ha sido un corredor "limpio" durante toda su carrera.

Los investigadores quieren verificar si pudieron cometer los delitos de posesión de sustancias o utilización de métodos prohibidos para un deportista, y de transporte y posesión ilícita de sustancias dopantes.

El segundo de esos dos delitos está penado con hasta cinco años de cárcel y 375.000 euros de multa y el primero con hasta un año y 3.750 euros.

Para el médico y el fisioterapeuta, en esta investigación judicial de carácter todavía preliminar hay cinco cargos que están siendo examinados, y que están castigados con penas de hasta cinco años de cárcel y 75.000 euros de multa.