Asier Martínez: "Aunque será difícil, quiero pelear por la final del Europeo de Torun"

Asier Martínez (22/4/2000) competirá este fin de semana en el Europeo de pista cubierta en Torun (Polonia), al que llega con la sexta mejor marca en el 60 m.v. (7.61).

03.03.2021 | 22:56
Asier Martínez, en el Campeonato de España bajo techo.

Asier Martínez Echarte (22/4/2000) aterrizó el martes en Torun (Polonia) para correr este fin de semana en el Europeo de pista cubierta, su primera gran competición a nivel internacional. El vallista del Grupompleo llega tras un inicio de temporada de ensueño: campeón de España sub-23 y absoluto y cuarto en el mitin de Madrid la semana pasada, donde rebajó su récord nacional sub-23 hasta los 7.61 segundos. Es la quinta mejor marca española de todos los tiempos y el sexto mejor registro de los participantes en el Europeo de pista cubierta. Martini, como le llaman sus amigos, afronta este nuevo reto con el objetivo de demostrar su nivel competitivo y, aunque será difícil, sueña con poder acceder a la final.

Después de un largo viaje, ya ha podido entrenar en la pista de Torun.

–Sí. Se me ha hecho muy largo (ríe). Salimos a las 3 de la mañana y no llegamos hasta las siete de la tarde y luego tuvimos que hacernos la PCR y todo. Ahora, hemos tenido prueba de tacos y la verdad es que salgo con buenas sensaciones. El viaje no me ha pasado mucha factura y me encuentro muy bien.

El Europeo va a ser su primera gran experiencia internacional. ¿Cómo se siente?

–Estoy con mucha ilusión, con muchas ganas de hacerlo bien y, al mismo tiempo, intentando calmar un poco la cabeza de todas las presiones, tanto internas como externas, que tengo ahora mismo. Es la competición más importante a la que he conseguido clasificarme hasta ahora y la presión es grande. Voy a tener que calmar un poco la cabeza e intentar competir con un punto de frialdad.

¿Cuál es su objetivo?

–Ir pasando rondas y, sobre todo, verme en un buen nivel competitivo. Sentir que estoy compitiendo bien, que el nivel técnico y físico es bueno y que eso me lleve a donde me tenga que llevar. Pero sobre todo demostrarme a mí mismo el nivel que tengo. Luego, la final va a estar cara, pero bueno. Vamos a tener que pelearla y lo que tenga que salir saldrá. Hay alguna probabilidad de entrar a la final, pero de momento tengo que tener mucha tranquilidad y calma.

Usted llega con la sexta mejor marca de la temporada, aunque es la duodécima de siempre y el rendimiento de algunos rivales es una incógnita.

–Efectivamente. Yo creo que va a haber gente que va a correr más de lo que ha venido haciendo últimamente porque las planificaciones de entrenamiento son muy distintas. Voy a tener que dar mi máximo y eso me llevará dónde me tenga que llevar, pero hay atletas con marcas personales de mucho nivel.

El año pasado, la medalla de plata hizo 7.61, que es su marca. ¿Ve posible el podio?

–No, no. Las medallas son ya palabras mayores. Lo que pasa es que cada pista es un mundo y se corre de una manera distinta. Entonces, no son buenas referencias las marcas que se hacen en otra pista. Siempre hay que estar en el Campeonato indicado y hacer ahí la marca idónea. Extrapolar las marcas de otros Campeonatos es irreal y prefiero no aumentar la presión.

Tendrá una nueva oportunidad de competir ante grandes vallistas como Belocian, Dal Molin, Pozzi o Lakka.

–Sí. Son atletas que ya he visto como compiten y creo que eso me puede ayudar. Luego, habrá que ir viendo cómo respondemos cada uno a la pista, a los tacos y a la misma valla. Es una prueba muy técnica y en la que no está nada definido: todos tendremos que demostrar y dar el máximo.

El otro día corrió junto a Grant Holloway en la carrera en la que batió el récord del mundo (7.29). ¿Cómo lo vivió?

–La verdad es que lo vivimos desde bastante lejos (ríe). Aunque parezca que estábamos al lado, el tío nos sacó mucho y apenas diría que he competido contra él. Pero bueno, Holloway es bastante cercano y los gestos que tuvo con nosotros son admirables.

Ese día, usted bajó de nuevo su récord de España sub-23 (7.61). ¿Nos preparamos para que lo vuelva a rebajar este fin de semana?

–Bueno (ríe). Sé que la barrera del 7.60 es mucho y, sinceramente, creo que hoy por hoy no tengo el nivel para bajar de 60. Entonces, me conformo con dar el máximo e intentar apretar un poco incluso para cerrar esa marca de 7.60. Pero, siendo un poco realista, sé que esa marca es muy difícil. Creo que tener cincuenta y algo ya es demasiado para mí y este año hay que ser un poco realistas, poner los pies en el suelo y saber que para hacer esas marcas hay que dar un paso adelante tanto física como téncnicamente y dar un nivel que hoy en día no tengo.

En Madrid tuvo el mejor tiempo de reacción de todos los participantes (0.131 milésimas). ¿Se trabaja de alguna manera?

–El tiempo de reacción es cuestión del sistema nervioso y, auque hay métodos para entrenarlo, es difícil de mejorar. Lo que es más determinante, y más en mi caso, son los primeros apoyos, que son los que condicionan toda la carrera.

¿Qué opina de la posibilidad de modificar el límite de 100 milésimas para determinar la salida nula?

–Cada vez más, se está demostrando que los tiempos de reacción pueden variar y que el ser humano puede llegar a reaccionar en menos del límite establecido. Yo creo que todo se puede estudiar, se puede demostrar empíricamente y es lo que se debe hacer.

Llega al Europeo en un gran momento de forma después de todo el trabajo que ha hecho con François Beoringyan.

–Sí. Todo esto es gracias a su planificación. Estoy muy agradecido por el trabajo que hace todos los días y no me queda más que agradecerle eternamente todo lo que está haciendo.

La pena es que François no ha podido viajar a Polonia porque la Federación tenía un número de pases limitado para los entrenadores.

–Sentí mucha pena cuando nos lo notificaron porque para mí François es mi padre del atletismo y de fuera del atletismo incluso y no tenerlo aquí es bastante duro. Pero bueno, intentaré demostrar el trabajo que ha hecho él a nivel técnico, físico y hasta mental y que él esté presente de esa manera y se pueda sentir orgulloso de lo que hago. Ojalá pueda regalarle una buena actuación.

Algunas de las claves de su progresión han sido también la alimentación y el descanso.

–Sí. He tenido un proceso de maduración en ese sentido en los últimos dos años. He trabajado para optimizar esos recursos como pueden ser la nutrición, el descanso y la recuperación de los entrenamientos y el cuerpo es agradecido y lo nota.

¿Cómo hace para comer bien estudiando en Bilbao?

–Es complicado. Muchas veces, cocinar uno mismo y tener a compañeros de piso que, evidentemente, no se cuidan, es difícil y, en algunos momentos, hasta un poco crítico (ríe). Pero bueno, con un poco de disciplina siempre se puede apañar.

Ránking del 60 m.v.


Mejores marcas de esta temporada entre los atletas participantes en el Europeo:
 
1. Wilhem Belocian (FRA) 7.45
2. Paolo Dal Molin (ITA) 7.55
3. Andi Pozzi (GBR) 7.57
4. Aurel Manga (FRA) 7.58
5. Damian Czykier (POL) 7.59
6. Asier Martínez 7.61
7. Elmo Lakka (FIN) 7.63
8. Artur Noga (POL) 7.64
9. Koen Smet (NED) 7.65
 

El protagonista
 

- Fecha y lugar de nacimiento. 22/4/2000, Zizur Mayor.
 
- Altura y peso. 1.90 m. y 78 kg.
 
- Familia. Su madre, Elena Echarte, fue plusmarquista nacional de 60 metros vallas y su hermano pequeño Aitor también es vallista en el Ardoi. 
 
- Trayectoria. Empezó a correr en el Ardoi con solo 5 años. También jugó a fútbol durante varias temporadas en el mismo club, pero optó por el atletismo. En edad cadete, fichó por el Pamplona Atlético y destacó en altura, disciplina en la que tiene los récords navarros sub-16 y sub-18. Pese a ello, su entrenador, François Beoringyan, vio que tenía mejores condiciones para las vallas y no se equivocó.
 
- Palmarés. Es campeón de España absoluto y sub 23 tanto en pista cubierta (60 metros vallas en 2021) como al aire libre (110 metros vallas 2020). Además, ostenta el récord nacional sub-23 de 60 m.v. con 7.61, la quinta mejor marca española de todos los tiempos.


Progresión

 
Año          Prueba (vallas) Marca
2015         60 m.v. (0.91 m.) 8.76
2016         60 m.v. (0.91 m.) 8.08
2017         60 m.v. (0.91 m.) 7.93
2018         60 m.v. (1.00 m.)       8.09
2019          60 m.v. (1.00 m.) 7.83
2020          60 m.v. (1.00 m.) 7.78
2021          60 m.v. (1.00 m.) 7.61