Apagón de ilusión en BNC

Enerparking cayó ante el Aquimisa en un partido muy tenso pero con posibilidades

13.11.2021 | 23:09
Yárnoz acabando en una bomba al aro.

Enerparking 76
Aquimisa 85


ENERPARKING Treviño (6), Font (25), Rogers, Yárnoz (6) y Ugochukwu (12) –cinco inicial–, Hoffman (7), Balastegui (13) y Fernández (7).

AQUIMISA CARBAJOSA Cleary (27), Clement (4), Peris (12), Pavlovic (6) y Walshe (7)#–cinco inicial–, Hidalgo (14), Demba, Sustic (4) y Jiménez (11).

Parciales 15-20, 25-22 (40-42), 19-25 (59-67) y 17-18 (76-85).
Árbitros Martínez Estopiñán e Iván Escáriz. Sin eliminados.
Pabellón Arrosadia. Unos 400 espectadores.


Objetivo no logrado para un Enerparking que se dejó la piel en cada segundo. El objetivo: la primera victoria en casa ante el Aquimisa salmantino. Si no lo pudo lograr no fue por el juego ni las ganas de Basket Navarra, sino por el desequilibrio arbitral en el parqué. Un Aquimisa muy subido de tono y un Basket Navarra que no se dejaba pisotear se vieron ayer las caras en Arrosadía.

El partido comenzó con unos rojillos llenos de posibilidades. La clave: coger el rebote y volar a campo de ataque antes de que se pusieran los rivales en defensa para ganar una ventaja que les diera la primera victoria en casa. Tres tiros tras rebote debajo del aro con 5 hombres encima de Treviño iniciaban el desequilibrio arbitral y la pérdida de paciencia de Juste. Este solo era el comienzo. Un solo punto separaba a ambos conjuntos en el marcador.

En el segundo cuarto los rojillos concedieron demasiado. Un pase liberado debajo del aro a un blanco solo por detrás de la línea defensiva rojilla hacía encajar más de ocho puntos a los rojillos. Este tipo de despistes propiciaron parte la derrota. Pero rápido espabilaron y lograron una diferencia de dos puntos en el marcador. Ilusión y olor a victoria en Arrosadia.

El tercer cuarto comenzó con un triple de Font que ponía a sus rojillos por delante. Ugochukwu y Blastegui solucionaban los cabos sueltos de Basket Navarra y el apretado marcador. Pero los del Aquimisa volvieron a apretar y una brecha de diez puntos volvía a agachar la cabeza de Enerparking. Pero nada hacía olvidar a Basket Navarra de su objetivo: la primera victoria en casa.

El último cuarto fue el que definió la derrota para un Basket Navarra decepcionado con los árbitros. Aún así, le quedaban 6 minutos y 5 puntos para cumplir con su ilusión. Font dio 7 puntos gloriosos a sus rojillos y una dosis más de ilusión. Treviño pedía ánimo al banquillo local, pero dos triples de los visitantes y dos tiros libres acabaron rápido con la ilusión de los rojillos.

noticias de noticiasdenavarra