Osés se hace fuerte

Ardoi se impuso al Al-Qázeres en un duelo con dos importantes bajas, Arregui y Echeverría

18.12.2021 | 22:44
Inés Santibáñez, entrando al aro.

Osés Construcción 55
Al-Qázeres 37


OSÉS CONSTRUCCIÓN Cabrera (9), Santibáñez (10), De Sousa, De Barros (7), Faussurier (10)–cinco inicial–, Ujevic (14), Rosemeyer, García (3) y Vázquez (2).

AL-QÁZERES EXTREMADURA Lázaro, Primm (7), Mollenhauer (5), Sánchez (8), Vicente (9)–cinco inicial–, Vujacic (3), Cambero (3), Hisado, y Zaragoza (2).

Parciales 7-13, 15-7 (22-20), 18-4 (40-24) y 15-13
Árbitros Rodrigo Gallego y Alejandro Climent.
Pabellón Municipal de Zizur Mayor.

Estrenaba el encuentro Santibáñez con uno de sus característicos triples, comienzo del guion que siguió ayer Osés en su victoria ante el Al-Qázeres de Extremadura. El primer y segundo cuarto fueron muy igualados, tanto que a cada triple de Osés le seguía otro de las extremeñas. La clave para no encajar puntos a causa de su alto acierto fue la defensa. Defender como Osés sabe: una jugadora debajo del aro cerrando cada entrada y cada jugadora con la suya apretando los dientes. Una defensa muy completa hacía igualar el luminoso a siete y hacía sonreír a una Cabrera que colaba el balón por el aro tras una entrada con reverso. Fruto de esta defensa fue el comienzo de la falta de acierto de las rivales.

Comenzaba el segundo cuarto con varias novedades en el parquet de Zizur. Ujevic, García y Vázquez completaban el quinteto de Osés. La falta de Arregui y de Echeverría parecía al principio del encuentro ser un golpe bajo al equipo, pero las azules demostraron poder ellas solas con todo. Ujevic metió nada más y nada menos que 4 triples y 14 puntos para sorprender a la grada de Ardoi. El 2 más 1 de Faussurier cayéndose al suelo en el último segundo de la posesión alzó las esperanzas de una victoria más que holgada. Aquí comenzó el declive de las del Al-Qázares, 7 puntos metidos en todo el cuarto y 15 de las azules era prueba de la buena defensa y el comienzo de la fuerza de Osés.

La vuelta de los vestuarios y el cuarto que dio la victoria a Osés comenzó igual que el partido, con un triple de De Barros que levantaba a la grada azul y alejaba a las de Unzué de casi diez puntos. El acierto en este cuarto fue lo más característico, 18 puntos de las locales frente a 4 de las rivales otorgaba el triunfo para compensar las sensaciones del último encuentro.

La defensa también, pero el ataque cogió la fuerza que no había tenido en los dos cuartos anteriores y la fluidez de balón en la pista. Pases rápidos, buscar el hueco y pasar a la jugadora sola fueron tres aspectos clave en este tiempo. Las azules se habían hecho imbatibles y habían tomado el control en su casa. Hacía tiempo que las de Ardoi no lograban una victoria holgada en casa y ya lo necesitaban.

El cuarto tiempo siguió el guion del partido, la confianza de Osés en ellas mismas era tal que nada ni nadie les frenaba. Unas extremeñas frustradas hacían crecer más a las locales y cometer faltas innecesarias, lo que seguía haciendo más fuerte a Osés. Poco a poco las de Zizur se fueron quedando sin gasolina pero ya no les hacía falta, la victoria estaba en sus manos y las extremeñas, aunque quisieran, no colaban el esférico por el aro. Mucha tranquilidad en Zizur por fin, lo que necesitaban las jugadoras en esta liga tan exigente. El duelo terminó con los resultados esperados ante el duodécimo de liga. Osés ayer se hizo fuerte y eso no hace más que bien para enfrentarse el martes al Estepona en casa, otra oportunidad para demostrar su fuerza.

noticias de noticiasdenavarra