"Antxon Arza ha sido un ejemplo de encarar la vida, por dura que se ponga"

El repentino fallecimiento, un mazazo para sus compañeros y amigos del mundo de los deportes de aventura

16.01.2021 | 08:44
Antxon Arza, a bordo de su quad.

El repentino fallecimiento de Antxon Arza supuso un verdadero mazazo dentro del mundo de la aventura, donde el navarro dejó huella a lo largo de toda su vida. "Siempre te echaré de menos compañero; un ejemplo de enfrentar la adversidad y encarar la vida, por dura que se ponga. Uno de los pioneros de Al Filo de lo imposible, maestro de las aguas bravas y el descenso de barrancos en España. Que enorme tristeza dejas en nuestras vidas" tuiteó tras conocer la noticia Sebastián Álvaro, director del mítico programa de Televisión Española en el que Antxon colaboró como especialista en aguas bravas durante cerca de 13 años hasta que sufrió el accidente en Venezuela.

Pitxi Eguíllor, montañero navarro de dilatada experiencia, tenía una gran relación con Antxon y destaca de él que era "una persona que no pasaba inadvertida de ninguna manera". "Tenía 58 años pero yo creo que ha vivido como uno de 100. Ha disfrutado a tope cuando estaba bien y cuando estaba en silla de ruedas. Nunca ha dejado de hacer las cosas que le gustaban, cosas que gente que no está en silla de ruedas es muy difícil que las haga. Demostraba que si se quiere se puede hacer. Era una persona optimista al 100% y se lanzaba a hacer de todo", comentaba.

Explica que cuando se enteró de la noticia no se la podía creer. "Ha sido algo de enterarte de lo que había pasado y no creértelo. Una sorpresa muy desagradable". Eguíllor destaca la manera de ser de Antxon, algo que le hacía "ser querido por todos". "Antxon hacía de todo. Todo lo que era la naturaleza le encantaba y se relacionaba con gente de todos los estilos. Y su manera de ser hacía que fuera querido por todos. Antxon, si algo tenía, eran amigos por todos los sitios. Era estar con él y no parar de contar historias, de reírte y de disfrutar. Yo le conocí hace muchísimos años. Me acuerdo de que nos juntamos en Marruecos, yo creo que sería hacia el año 79, y estando en Marraquech me dijo que iba a dejar el monte para bajar por ríos. A raíz de aquello es cuando empezó con el tema de las piraguas, aunque seguía haciendo todo tipo de actividades", recuerda.

Felipe Besada, presidente de la Federación Navarra de Piragüismo, coincide en destacar su vitalidad. "A pesar de estar en la silla no paraba quieto. No le paraba ni la cabeza ni el cuerpo. Era una persona muy apreciada en toda España. Estoy de viaje a Madrid con un tema de la Federación y me está llamando mucha gente de Madrid para preguntarme. A pesar de no estar en el mundo de la competición era muy conocido porque en el ámbito recreativo ha sido el pionero y el impulsor en toda la Península".

Iñaki de Miguel, otro histórico de las aguas bravas recreativas y uno de los fundadores del Club Iruña Kayak, destaca, además de su persona su labor comunicativa. "Antxon abrió una brecha muy importante en el piragüismo a nivel nacional. Luego dio el paso a la televisión, con Al filo de lo imposible, y ahí, con su forma de ser, que era muy comunicativa y muy atrayente, era un espectáculo verlo. Y como persona y amigo ni te cuento. Enterarme de la noticia ha sido terrible", comenta.