Danel Elezkano - Pelotari
Campeonato de Parejas

"Es una situación dura y no es agradable para mí, pero este es mi trabajo y somos profesionales"

20.02.2020 | 01:11
"Es una situación dura y no es agradable para mí, pero este es mi trabajo y somos profesionales"

Danel Elezkano (Zaratamo, 1994) entra en la última jornada del Parejas como sustituto de Iker Irribarria, apartado por decisión de Aspe para el sábado

Pamplona – A Danel Elezkano le pilló de sorpresa quedarse fuera del Campeonato de Parejas. Fue un palo. Era el delantero campeón y Aspe no respetó su derecho a defender la txapela conseguida junto a Beñat Rezusta. A pesar del golpe, el trabajo del vizcaíno ha sido impecable, tanto en los partidos de complemento, en los que no tiene prácticamente rival, como en su única sustitución en el Parejas, en lugar de Jokin Altuna. Ahora, la promotora de Eibar consideró necesaria su presencia en lugar de Iker Irribarria para tratar de sellar el pase al play off. Eso sucedería si ganan a Peña II-Albisu y pierden Olaizola II-Urrutikoetxea en Bilbao el domingo.

Juega el sábado en el Labrit por Iker Irribarria un partido trascendental para los intereses de su empresa, que decidió su inclusión en el lugar del campeón del Manomanista en la última jornada de la liguilla de cuartos de final del Campeonato de Parejas. Se verá inmerso en una situación extraña.

–Sí, es extraña y complicada, sin duda. Es dura. Entro de parte de un compañero y no es agradable verle sufrir. Para mí es una tesitura dura. Intentaré hacer un buen partido y, así, poder ayudarles a Iker, a Beñat y a la empresa. Intentaré conseguir el punto.

¿Considera que el encuentro del Labrit se trata de un caramelo envenenado para usted?

–No. No me lo tomo así. Está claro que, como he dicho antes, es una situación dura y no es lo más agradable. Sin embargo, esto es mi trabajo y yo soy un profesional. Me debo a la empresa. Si puedo ayudar a Irribarria-Rezusta, sería fenomenal. Saldré al Labrit a hacer mi partido y a darlo todo.

En cualquier caso, tal y como comenta, es un profesional y tiene que dar el callo en los instantes complicados.

–Sin ninguna duda. Al final, estamos hablando de situaciones que no están en nuestra mano, ya que son decisiones que toma la empresa. Aunque también sea complicado para mí, trataré de hacerlo lo mejor posible.

Hace unos meses, Aspe anunció que no contaba con usted como titular del Campeonato de Parejas a pesar de ser el campeón en liza. Entonces manifestó que se había tratado de un gran palo, inesperado. ¿Cómo se encuentra actualmente, tanto de juego como psicológicamente?

–Poco a poco va pasando el tiempo y está claro que solo uno mismo sabe cómo se siente esos primeros días. El golpe fue fuerte, muy duro. Al principio lo pasé mal, porque no me lo esperaba, pero tenía claro que iba a seguir trabajando de la misma manera que lo estaba haciendo. Por ese lado, no estaba preocupado. Era consciente de que a la hora de ir a entrenar, tanto el apartado físico como el técnico, no iba a tener problemas, ya que jugar a pelota es lo que me gusta; por tanto, sabía que no me iba a faltar ilusión. Eso sí, tenía miedo de que me afectase psicológicamente. Al final, era una decisión dura que había que asimilar. Estoy contento porque poco a poco he podido darle la vuelta. Era algo complicado, pero ya dije que iba a intentar que fuera una enseñanza para el futuro. Estoy consiguiendo darle la vuelta.

Ha demostrado su profesionalidad y madurez en los momentos más difíciles. En los teloneros estaba dando un gran nivel.

–No te queda otra. El golpe fue duro, pero en frío te das cuenta de que en las últimas campañas me han salido bien las cosas y he tenido suerte con las lesiones. Todos los deportistas pasamos momentos buenos y malos. Cuando te llevas un golpe que no esperas, es complicado hacerle frente. Con el tiempo, esto me va a ayudar y reforzar. Le he dado la vuelta con el paso de las semanas. Espero seguir mejorando.

Aspe anunció el lunes su entrada en el Parejas y la suplencia de Iker Irribarria. ¿Se ha comunicado con el pelotari de Arama sobre ello?

–Tuve la oportunidad de hablar con Iker y mandarle todos los ánimos. Irribarria ha demostrado qué tipo de pelotari es durante estos años. Es un manista muy grande. Estoy seguro que le dará la vuelta.

Respecto al partido del sábado en Iruñea, Baiko Pilota anunció la baja de Unai Laso por lesión y que será sustituido por Jon Ander Peña. Aun así, a usted y a Rezusta únicamente les queda una opción: llegar al cartón 22.

–Solo nos vale ganar. Las opciones pasan por ahí y la situación es delicada. Tenemos que centrarnos en nuestro trabajo, dado que los rivales son muy fuertes y complicados. Peña II y Albisu dan mucha velocidad al juego y será difícil, pero nuestras posibilidades pasan por vencer el sábado.

Jugó los últimos dos Campeonatos de Parejas con Beñat Rezusta, llegando a dos finales y ganando una txapela (2019), pero durante esta campaña apenas han coincidido en los entrenamientos, ¿no?

–Con Beñat tengo a favor haber jugado juntos en las dos últimas ediciones del Campeonato de Parejas. Además, fuera de la cancha tenemos una gran relación. Sin embargo, en los últimos meses no hemos pasado mucho tiempo juntos. Es algo lógico: él juega el Parejas y suele estar entrenando en los frontones donde se disputan sus partidos del fin de semana. Aun así, tendremos que amoldarnos lo mejor posible e intentar sacar lo mejor de cada uno en Iruñea.

El único objetivo es el cartón 22 y que Ezkurdia-Martija les echen un capote en Bilbao ante Olaizola II-Urrutikoetxea, ¿no?

–El partido del sábado es lo único que está en nuestras manos. Tenemos que intentar hacer un buen partido y ver si de ese modo podemos lograr el triunfo. Por ahí pasan todas nuestras posibilidades. Lo que suceda en el frontón Bizkaia de Bilbao no podemos controlarlo.

Para añadir pimienta al cóctel, además, Aspe manifiesta que mantendría a Iker como titular e irían tomando decisiones semana a semana. ¿Cómo lo lleva? ¿Supone una presión añadida?

–No lo sé. En mi caso únicamente pienso en jugar el partido del Labrit. El resto ya se verá. Respecto a la presión por jugar un partido tan determinante, no sé si esa sería la palabra más adecuada. Voy a tener la misma presión que al que le toca jugar el campeonato desde el principio.

"Tengo a favor haber jugado con Rezusta en las dos últimas ediciones del Campeonato de Parejas"

"Pude hablar con Iker y mandarle ánimos; ha demostrado qué tipo de pelotari es estos años"

"El golpe fue fuerte, muy duro; lo pasé mal porque no me lo esperaba, pero seguí trabajando duro"