Tres de cada cuatro españoles consumen con base en motivos éticos o de sostenibilidad

El 57% se identifica con las ideas de la nueva economía, aunque no las conoce

08.02.2020 | 18:24
Igor Matxain, en su frutería ecológica de Usurbil, Gipuzkoa.

madrid - El 73% de los españoles toma decisiones de consumo por motivos éticos o de sostenibilidad, según el estudio Otro consumo para un futuro mejor, elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en colaboración con el Foro de Nueva Economía e Innovación Social, NESI Global Forum, como informaron ayer ambas organizaciones en un comunicado. Este estudio analizó cómo son los consumidores en la actualidad según su relación con las nuevas economías, como la circular, la verde, la social o la solidaria, así como a qué barreras se enfrentan y cuáles son las expectativas que depositan en sus decisiones de consumo para que contribuyan a mejorar el mundo.

Según el documento, los consumidores españoles dan cada vez más importancia a los aspectos éticos y ecológicos a la hora de adoptar sus decisiones de compra, hasta que el 73% de los encuestados declara tenerlos en cuenta a la hora de decantarse por unos u otros productos.

Además, el 62% de los españoles cree que su consumo es una herramienta muy potente para cambiar el mundo, y el 57% se siente identificado con los mensajes de las nuevas economías al servicio de las personas y del planeta, a pesar de que la mayoría de ellos aún no conoce bien estas iniciativas.

Por otro lado, el estudio revela que los compradores que están receptivos a consumir de manera más sostenible se enfrentan a barreras como la falta de información, en el 60% de los casos; el precio, para el 58%; la accesibilidad, el 54% de los encuestados; o incluso la dificultad para encontrar empresas responsables, lo que ocurre en el 52% de los casos.

En cuanto al precio, a pesar de que a menudo las opciones certificadas como más éticas, bio o eco, son más caras, el 10% de los encuestados reconoce que estaría dispuesto a pagar un sobrecoste sin condiciones y para cualquier tipo de producto. No obstante, si ese sobrecoste es pequeño, el porcentajes se amplía hasta el 36% de los consumidores, mientras que, si se trata de productos específicos y que se refieren a cuestiones con las que están especialmente sensibilizados, es viable para el 24%.

La OCU concluye el informe alegando que los consumidores son conscientes de que la coherencia completa es difícil de llevar a cabo, dado que hay muchos matices que se desconocen, se recibe información contradictoria y es fácil que surjan dilemas. Sin embargo, también es evidente que los usuarios españoles realizan un consumo más consciente, reflexionan más sobre el impacto de sus decisiones y miran más allá de sus intereses individuales a la hora de hacer la compra. Además, la encuesta demuestra que aquellas personas que ya están implicadas en las nuevas economías adoptan de manera sistemática hábitos y decisiones de consumo más sostenibles.

consumo responsable En este sentido, en el hogar es donde los españoles tienen los mayores hábitos, ya que el 89% afirma que recicla; el 82%, que intenta ahorrar agua y reutiliza lo que ya no sirve, y el 79% afirma que repara antes de tirar. Asimismo, el 78% evita el desperdicio, el 74% evita comprar productos sobreenvasados, el 69% favorece el bienestar animal, el 68% evita comprar productos procesados, el 67% no compra procesados, el 65% intenta reducir el impacto medioambiental y el 61% compra en mercados o tiendas de barrio.

En el ocio y el turismo, el 67% realiza actividades en contacto con la naturaleza y el 64% no va al circo ni los toros por motivos éticos. El 79% se mueve a pie si se puede, el 64% usa el transporte público, el 46% comparte coche y el 25% se mueve en bici.

A su vez, el 89% de los encuestados dona la ropa que no usa, el 84% evita el consumo innecesario, el 42% mira el origen de sus prendas, el 57% dona dinero a las ONG y el 49% evita usar bancos con una reputación relacionada con la corrupción. - Efe/E.P.

la cifra

1.284

El informe se elaboró a partir de una encuesta a 1.284 personas, las conclusiones de tres grupos de discusión con consumidores comprometidos con el consumo responsable, de una encuesta exploratoria a 340 personas para medir los hábitos de estos consumidores, y de 26 entrevistas a expertos en consumo sostenible.