Acuerdo para la firma de un convenio en Navarpluma tras 41 días de huelga

El acuerdo tendrá 2 años de vigencia, e incluye ultraactividad indefinida, subida salarial por encima del 10% y reducción de jornada de 24 h

09.02.2020 | 00:07
Trabajadores de Navarpluma en la sede del sindicato ELA.

El acuerdo incluye ultraactividad indefinida, subida salarial por encima del 10% y reducción de jornada de 24 h

PAMPLONA. La plantilla de Navarpluma ha conseguido, después de 41 días de huelga, su primer convenio de empresa con subidas salariales por encima del 10%, 24 horas de reducción de jornada y con la reforma laboral "neutralizada". Según la información ofrecida por el sindicato ELA, el acuerdo se ha alcanzado este martes y el convenio tendrá vigencia para los años 2019 y 2020.

Navarpluma es una empresa ubicada en Arazuri Orkoien, participada por Martiko, que se dedica a la transformación de la pluma de pato y que cuenta con 38 trabajadores. El objetivo de la huelga, explicó ELA, ha sido conseguir un convenio que, tomando como referencia el convenio de la industria textil de Navarra, "dignifique" las condiciones de trabajo de la plantilla de Navarpluma.

El acuerdo se va a materializar con los siguientes contenidos:

Vigencia 2019-2020.

Elimina los elementos más regresivos de las últimas reformas laborales puesto que se ha pactado la ultraactividad indefinida, el arbitraje voluntario y la imposibilidad de aplicar la flexibilidad del artículo 34.2 del ET

Subidas salariales por encima del 10%. Se establecen para el año 2019 unas nuevas tablas salariales, a lo que hay que sumar el cobro de la antigüedad, una paga de beneficios y el incremento del cobro de la hora nocturna, conceptos que hasta ahora no se cobraban. Así mismo para el año 2020 se establece una subida salarial del IPC del año anterior más un punto con el tope del 3%, salvo que el IPC sea superior a esa cifra en cuyo caso se aplicará el IPC de Navarra.

Reducción de jornada de 24 horas, y a partir de la firma del convenio se va a dejar de trabajar los domingos.

Obligación de la empresa de elaborar un calendario laboral anual estableciendo los turnos de trabajo sin que el mismo pueda ser modificado. Ésta era una de las reivindicaciones principales de la huelga.

"Las condiciones laborales eran muy precarias con bajos salarios, con jornadas de lunes a domingo, sin calendario, cambios de turno sin previo aviso...", apunta el sindicato ELA. En abril de 2018, "y a pesar de los obstáculos impuestos por la empresa", ELA obtuvo los tres representantes en las elecciones sindicales, y comenzó la tarea de organizar al colectivo para negociar un convenio de empresa propio. Ante la negativa de la empresa de negociar un convenio, la plantilla convocó una huelga indefinida el pasado 1 de febrero, una movilización que 41 días después ha conseguido sus objetivos principales.

Cabe recordar que Navarpluma es una empresa que genera beneficios, en la que los costes de personal antes del primer convenio de empresa "eran muy escasos", indica ELA, y una empresa que recibe financiación pública a través de un acuerdo de colaboración entre la CEN y Sodena financiado por el Gobierno de Navarra.

"Lamentablemente las condiciones laborales tan precarias de Navarpluma no son una excepción en la industria Navarra. Por eso mismo, la pelea llevada a cabo por la plantilla de Navarpluma es un ejemplo donde se ha demostrado que un colectivo que se organiza e identifica un objetivo común es capaz de conseguir dignificar sus condiciones laborales. Para lograr esta victoria después de 41 días de huelga ha sido determinante la Caja de Resistencia del Sindicato", manifiesta ELA.

ELA felicita al colectivo del huelguistas de Navarpluma "por su determinación y tenacidad".