en las localidades de zarautz y zestoa

Lunes negro en Gipuzkoa con dos trabajadores muertos en cuatro horas

Un operario cae en Zarautz desde 30 metros de altura tras desplomarse una grúa y otro empleado fallece al recibir el impacto de un árbol en Zestoa
Condena unánime de los sindicatos, que llaman a concentrarse mañana en sendas localidades

09.02.2020 | 09:44
La grúa, desplomada, en el lugar del accidente de Zarautz

donostia - La semana no pudo comenzar de peor manera en Gipuzkoa, donde dos operarios fallecieron ayer en sus puestos de trabajo en el intervalo de cuatro horas. Día negro en la prevención de riegos laborales con dos sectores, el forestal y el de la construcción, que perdieron a dos de sus trabajadores. Los dos siniestros ocurrieron en la comarca de Urola Kosta.

El primero de los siniestros se registró en Zestoa, donde un vecino de Azpeitia murió en un accidente laboral tras caerle un árbol encima cuando realizaba labores de tala en el monte Santa Engrazia. Sin tiempo de digerir el suceso llegaba a mediodía la confirmación de un segundo siniestro.

Esta vez en Zarautz. Un joven de 31 años y vecino de Urretxu perdía la vida tras caer desde la grúa en la que realizaba labores de mantenimiento. La condena por estos hechos fue unánime. Con estas dos muertes "se eleva al menos a 18" el número de trabajadores muertos en Euskal Herria en lo que va de año, según informaron ayer los sindicatos, que han convocado para mañana sendas concentraciones de condena en Zarautz y Azpeitia.

El día comenzó a teñirse de negro bien pronto para la clase obrera de Gipuzkoa. El primer accidente se produjo sobre las 9.50 horas. El escenario, el monte Santa Engrazia de Zestoa, donde realizaba labores de tala un trabajador de 50 años, de nacionalidad marroquí y vecino del barrio Urrestilla de Azpeitia. El operario se vio sorprendido por la caída de un árbol y un particular que se encontraba en la zona dio la alerta de lo ocurrido, tras lo cual efectivos de la Ertzaintza, los bomberos y una ambulancia medicalizada acudieron al lugar de los hechos. El impacto había sido mortal de necesidad.

Según informaron fuentes del Departamento de Seguridad, el facultativo de la ambulancia que se personó en el boscoso paraje solo pudo certificar la muerte del trabajador, tendido hasta que la autoridad judicial ordenó el levantamiento del cadáver. Desde el sindicato LAB hicieron un llamamiento a la mayoría sindical vasca para sumarse a una concentración que tendrá lugar en Azpeitia, el municipio donde residía el vecino de 50 años. La movilización tendrá lugar a las 12.30 horas en la Plaza del Ayuntamiento, donde no solo se condenará este luctuoso suceso.

desplome de la grúa torre El segundo accidente tuvo lugar al mediodía, esta vez en el sector de la construcción y en Zarautz. Según informó el Departamento de Seguridad, el accidente ocurrió a las dos y cinco de la tarde en Añorbe Bidea, en la subida hacia el Gran Camping Zarautz.

El malogrado operario de 31 años realizaba labores de mantenimiento en una grúa torre, propiedad de la empresa Pingon de Lazkao, cuyo servicio había sido contratado para la construcción de unas villas.

Según testigos presenciales, el joven cambiaba unos contrapesos cuando comenzó a escucharse un pitido que preludiaba la caída de la torre. "Al parecer ha vencido el peso, y la grúa se ha desplomado desde 30 metros de altura con él dentro. Iba bien atado, con casco y botas, pero ha recibido un golpe en la cabeza que ha resultado fatal", indicaron testigos presenciales, entre quienes se encontraban encofradores y electricistas empleados en la obra.

Por causas que se investigan, el trabajador se precipitó al vacío falleciendo en el acto como consecuencia de las heridas sufridas. Así lo constataron los equipos sanitarios desplazados al lugar.

La caída de la grúa pudo ocasionar incluso alguna otra víctima mortal ya que se desplomó sobre una caseta. Afortunadamente, solo resultó herida otra persona con un golpe en la espalda, que tuvo que ser trasladada al Hospital Universitario Donostia.

La Ertzaintza no tardó en acordonar la zona y la obra quedó inmediatamente paralizada. Según informó el Departamento de Seguridad, se ha abierto una investigación para esclarecer las causas del siniestro.

piden medidas de control Las reacciones ante una mañana para el olvido no se hicieron esperar. Tras los dos accidentes mortales registrados en Zestoa y Zarautz, el sindicato ELA exigió al Gobierno Vasco "la inmediata adopción de medidas de control y seguimiento estricto de los incumplimientos de las empresas de la legislación en prevención de riesgos laborales".

En un comunicado, ELA llamó a organizarse en los centros de trabajo para "luchar contra esta lacra que esta costando la vida a más de medio centenar de personas al año en Euskal Herria".

El sindicato recordó que con estos nuevos fallecimientos "ya serían 18 las personas que habrían perdido la vida en sus puestos de trabajo en Euskal Herria".

A su juicio, los dos trágicos siniestros vienen a ratificar "la fatal incidencia de la precariedad laboral en la siniestralidad". Algo que se traduce "en desinversión en seguridad, en insostenibles ritmos de trabajo e interminables jornadas, así como en incumplimientos del convenio sectorial y de la normativa de seguridad y salud", censuró ELA.

A este respecto, desde las Juntas Generales emitieron un comunicado para poner de manifiesto que "los accidentes laborales hay que evitarlos cueste lo que cueste, ya que la seguridad laboral ha de ser una prioridad en cualquier tipo de trabajo".

Desde el sindicato LAB, que también expresó su sincero apoyo y solidaridad con las familias, apuntaron que estos siniestros tienen responsables directos. "Por un lado está la patronal, que antepone sus intereses económicos y beneficios por encima de la salud y la vida de la clase trabajadora. Por otro lado están las administraciones públicas, que ante esta sangría miran para otro lado, lo que les convierte en cómplices".

Los accidentes laborales "no son fruto de la fatalidad", proclamó el sindicato, que exigió a la Inspección de Trabajo y a Osalan que lleven a cabo "un control continuado, riguroso y específico sobre las empresas de este sector".

La Federación de Industria de CCOO en Euskadi censuró que "las empresas incumplen sistemáticamente la legislación vigente en materia de prevención de riesgos laborales".

Así, llamaron a participar en la concentración que tendrá lugar mañana a las 11.30 en la plaza del Ayuntamiento de Zarautz, que también condenó los hechos. No será el único escenario en el que se demanden mayores medidas de seguridad. Una hora más tarde hay un segundo acto de repulsa, esta vez, en la Plaza del Ayuntamiento de Azpeitia.