Navarra, Madrid y Castilla-La Mancha liderarán el crecimiento económico en 2019

La Comunidad Foral crecerá un 2,6% este año, según las previsiones de BBVA Research

09.02.2020 | 21:41

pamplona - El crecimiento en 2019 continuará liderado por Madrid (+3%), Navarra (+2,6%) y Castilla-La Mancha (+2,5%), según BBVA Research, que muestra que Asturias (+1,7%) y La Rioja, Extremadura, Murcia, Baleares y Castilla y León (todas con un crecimiento del 2%), junto con Galicia (+2,1%), registrarán el menor dinamismo. A estas comunidades, se unirán Canarias, Catalunya y la CAV, que crecerán un 2,2%, una décima menos que la media nacional (2,3%), mientras que igualando el promedio del país figuran Aragón, Cantabria y Comunidad Valenciana.

Para 2020, el Servicio de Estudios de BBVA prevé que Madrid, con un crecimiento del 2,4% y Castilla-La Mancha y Navarra, del 2,1%, sean las comunidades más dinámicas. Pero, en Asturias, Baleares, Canarias y Murcia, el aumento de la actividad podría situarse en torno al 1,6%, por debajo del 1,9% para España. Con la información disponible del inicio de 2019, la entidad destaca que el dinamismo del consumo privado, del turismo nacional y, en menor medida, de las exportaciones de bienes favorecería este año un mayor crecimiento del que se preveía en el área mediterránea, además de Madrid. BBVA Research dice que en el escenario global la "elevada incertidumbre" del comercio internacional y el menor crecimiento en Europa, podrían condicionar el avance de las exportaciones españolas, lo que supone un mayor riesgo para las comunidades del norte. La política monetaria expansiva facilitará que la inversión continúe impulsando el crecimiento en regiones exportadoras muy diversificadas (Catalunya, Comunidad Valenciana y la CAV) y con demanda diferencial en el sector de la construcción residencial (Catalunya, Madrid, la Comunidad Valenciana o las Islas Baleares). Respecto a la política fiscal, la probabilidad de que se aprueben unos Presupuestos Generales del Estado para 2019 va en descenso, y el retraso en la toma de posesión de los nuevos gobiernos ralentiza la toma de decisiones. - E.P.