jornada organizada por Negocios en Navarra en AIN

‘Blockchain’, tecnología de cadena de bloques

comenzó a aplicarse en el sistema de pago de las criptomonedas, pero su uso se extiende a otros sectores

10.02.2020 | 03:36
José Antonio Bravo, durante su ponencia en AIN.

Comenzó a aplicarse en el sistema de pago de las criptomonedas, pero su uso se extiende a otros sectores

El blockchain es una tecnología emergente, que comenzó a usarse con las criptomonedas -creadas para sustituir el dinero en efectivo-. Sin embargo, el blockchain, conocido como cadena de bloques, puede aplicarse a otros sectores con la posibilidad de generar nuevos negocios con un funcionamiento que aporta seguridad y sencillez gracias a esta tecnología. Varias decenas de personas pudieron escuchar diferentes ponencias en relación a este tema en la jornada sobre Blockchain organizada por Negocios en Navarra en AIN.

Miguel Ángel Barea, director del área de Identidad de Inycom, definió esta tecnología como una base de datos que ejecuta código, inviolable y que destaca por su descentralización e interoperabilidad. Aclaró que "no va a solucionar todos los problemas", pero remarcó que es un sistema "seguro y que da confianza". Por ese motivo, añadió que "abre la puerta a otros modelos de negocio más sencillos y fiables".

José Antonio Bravo, director gerente de Negotians y miembro de la Asociación Blockchain en España, insistió en que "es una tecnología esperanzadora", pero que "habrá muchas cosas que no se puedan hacer". Según él, la capacidad de almacenamiento y la velocidad de los datos que se acumulen serán cruciales para ver si esta tecnología salta el abismo y se convierte en madura. "Quizá hoy nos pasamos de optimistas, y mañana de pesimistas", afirmó, refiriéndose a las perspectivas que despierta la cadena de bloques. "Le estamos dando unos atributos mágicos al blockchain que realmente no los tiene", manifestó.

Bravo se detuvo en el uso de esta tecnología en las criptomonedas -una de las más conocidas es el bitcoin-. Recordó que este sistema de pago se generó para reemplazar el efectivo, y concluyó que cumple con todas las propiedades del dinero. Según su exposición, las criptomonedas son fungibles porque "mejoran la trazabilidad de las transacciones", no son consumibles, disponen de portabilidad, durabilidad, seguridad, tienen aceptación y ofrecen oferta limitada. "Las criptomonedas mejoran las propiedades del dinero al lograr que su emisión dependa de los usuarios y al ser un dinero programable", indicó.

Por su parte, Alejandro Salas, responsable de la generación e impulso del negocio de Blockchain en Telefónica España y experto en Cloud Computing y Big Data, explicó que blockchain está cada vez más extendido y que, por ese motivo, se empieza a ver que hay aún problemas por resolver.

En este encuentro se reflexionó también sobre algunas cuestiones legales referentes a este concepto de cadena de bloques, que fueron detalladas por Jon Somocueto, responsable del departamento de Nuevas Tecnologías de BSK Legal&Fiscal. Según reiteró: "Carecemos todavía de un marco regulatorio especifico de blockchain, ya que, en este caso, el Derecho va por detrás de la tecnología". Además, se planteó quién es el responsable final que está detrás del blockchain, por cómo le afecta la protección de datos y si es compatible con el secreto empresarial, entre otras cuestiones. - S.Z.E.