Ayudas por valor de 2,3 millones para programar nuevas acciones integradas de Formación y Empleo en 2020

Se ofertarán en Agoitz / Aoiz, Altsasu / Alsasua, Doneztebe / Santesteban, Estella-Lizarra, Lodosa y Tafalla

10.02.2020 | 07:53
Un hombre pide información en una oficina del Servicio Navarro de Empleo. oficina de empleo. sne. inem

PAMPLONA. El Departamento de Derechos Sociales, a través del Servicio Navarro de Empleo ? Nafar Lansare (SNE-NL), va a convocar en las próximas semanas una nueva convocatoria de ayudas a entidades formativas y de orientación para reforzar la oferta de Programas Integrados de Formación y Empleo (PIFE) en 2020. El presupuesto alcanza los 2.384.175 euros.

El objetivo del SNE-NL es que estas acciones que combinan orientación, formación y al menos un 25% de contratos al alumnado se programen, en primer lugar, Agoitz / Aoiz, Altsasu / Alsasua, Doneztebe / Santesteban, Estella-Lizarra, Lodosa y Tafalla. La oferta de PIFE surgida de una convocatoria 2019-2020 se concentraba en Pamplona / Iruña y Tudela, que también podrá verse incrementada a través de la nueva convocatoria en caso de que haya presupuesto tras atender las necesidades en zona.Las entidades especializadas en orientación y formación pueden consultar las bases de las ayudas en www.empleo.navarra.es. Una vez publicadas en el BON, dispondrán de 15 días para presentar sus proyectos.

Los programas tendrán una duración de 4 a 8 meses y están dirigidos a personas desempleadas con mayores dificultades de inserción, si bien podrán admitir, como novedad, hasta un 25% de personas ocupadas inscritas en mejora de empleo. De esta forma, en SNE-NL abrirá la programación a trabajadoras y trabajadores con empleos precarios.Este servicio está dirigido a que unas y otras mejoren su empleabilidad a través de la consecución de Certificado de Profesionalidad completo de niveles 1 y 2 (estos programas durarán de 4 a 8 meses) o formación básica en otras áreas (de 4 a 5 meses).El SNE-NL priorizará la concesión de PIFE en familias con mayores demandas de empleo (tareas auxiliares en agricultura o almacén, pequeño comercio, organización de actividades deportivas, socorrismo, etc) o nuevos nichos (ganadería, agricultura ecológica, energías renovables, comercio, marketing y mecanizado).

Según un estudio realizado por el SNE-NL, los PIFE, a los tres meses de finalizar el programa, tienen un índice de inserción del 35,5% de media, pero hay mucha diferencia según especialidades. Las que presentan mejores índices están vinculadas a la dependencia y aspectos sanitarios (75% y 67%) y a la logística. Tanto el alumnado (8,5 puntos sobre 10) como las empresas que contratan hacen igualmente una valoración "muy positiva" de los programas.