Pamplona será sede en 2020 de la décima edición de la feria biotecnológica BioSpain

El evento tendrá lugar del 29 de septiembre al 1 de octubre en Baluarte y participarán más de 1.500 profesionales

10.02.2020 | 11:08
Pamplona será sede en 2020 de la décima edición de la feria biotecnológica BioSpain

El evento tendrá lugar del 29 de septiembre al 1 de octubre en Baluarte y participarán más de 1.500 profesionales

PAMPLONA. La feria biotecnológica BioSpain, un referente internacional en el sector que cada dos años reúne a más de 1.500 profesionales, celebrará su décima edición en 2020 en Pamplona, una decisión que da muestra de "la relevancia de Navarra para este sector".

Así lo han señalado los responsables en la presentación en conferencia de prensa de este evento, organizado por la Asociación Española de Bioempresas (Asebio) y que cuenta con el apoyo del Gobierno de Navarra a través de Sodena, que ha recibido con "satisfacción" la designación como sede, para lo que competía con otras cuatro candidaturas.

El evento tendrá lugar del 29 de septiembre al 1 de octubre en Baluarte en Pamplona, donde habrá una exposición comercial, sesiones plenarias, un foro de inversores así como encuentros empresariales bilaterales entre profesionales de empresas biotecnológicas, farmacéuticas, institutos de investigación, universidades y clústeres.

La feria, que ya se celebró en 2010 en Pamplona, ha crecido en participación en las últimas ediciones, en las que concita a más de 1.500 profesionales del sector biotecnológico que participan en el que está considerado el quinto evento de biotecnología del mundo por la cantidad de reuniones de negocio que genera.

Así, desde 2003 se han celebrado ya nueve ediciones en las que se han conseguido más de 10.600 asistentes y se han celebrado alrededor de 15.000 reuniones empresariales. De ellas, solo en su última edición en 2018, se celebraron 3.300 encuentros 'one-to-one' en la que participaron 1.550 profesionales.

En conferencia de prensa, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, ha valorado la "buena noticia" que supone para Navarra la celebración de esta feria y ha subrayado que el sector de la salud es "estratégico" en la Comunidad, que lo ve como "un reto social pero que también genera nuevas oportunidades de crecimiento".

Así, ha destacado el índice de especialización de Navarra en esta materia, con unas "relevantes y completas infraestructuras de servicios sanitarios y sociosanitarios", de forma que hay contabilizadas 68 empresas en el sector de la salud con 659 millones de euros de facturación total.

La industria que forma el ecosistema navarro de empresas biotecnológicas cuenta con más de 30 empresas del área biomédica y otras 40 en otras áreas de salud, además de 5 centros de investigación, que dan trabajo a más de 2.400 profesionales, 2 universidades y 2 hospitales líderes en la Comunidad Foral.

Pese al optimismo de estos datos, Ayerdi se ha mostrado "enormemente ambicioso" y ha avanzado que el objetivo es que en 2030 Navarra sea referente en biomedicina, para lo que cuenta con centros e infraestructuras como CIMA, NavarraBiomed, o Idisna.

Que Pamplona sea la sede de la feria BioSpain es "una oportunidad de demostrar todo lo que estamos haciendo aquí, además de brindarnos la oportunidad de aprender", ha valorado Ayerdi, quien también ha apuntado que un evento con tanta afluencia es importante igualmente desde el punto de vista de la estrategia de turismo para Navarra.

También ha intervenido el presidente de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), Jordi Martí, quien ha señalado que desde que Pamplona acogió en 201o esta feria "la evolución ha sido vertiginosa", como lo demuestra que en la última edición de 2018 acogió en Sevilla a más de 1.500 delegados de 773 empresas, procedentes de 31 países.

"Nuestros objetivos son continuar siendo referencia en el sector biotecnológico español y en fomentar su trasversalidad, siendo capaces de reunir a todos los actores que participan en él, como empresas biotecnológicas, farmacéuticas, institutos de investigación, universidades, clusters, inversores, servicios de consultoría, empresas de tecnología médica o ingenierías".

También, "alcanzar lo que es más importante, una mayor proyección de España y Navarra como polo de referencia en biotecnología y como foco de atención de inversión extranjera", ha dicho un Martí con "grandes expectativas sobre los resultados del próximo BioSpain", una feria "ya consolidada en el ámbito biotecnológico como un punto de encuentro sanitario, agrícola, alimentario e industrial".

Por su parte Pilar Irigoien, directora gerente de Sodena ha destacado la apuesta clara de la sociedad pública por este sector y prueba de ello es la actividad inversora que viene desarrollando desde los años 90 y potenciada de mayor manera durante los últimos 15 años.