Seis detenidos y cortes de tráfico en una jornada sin grandes disturbios en Navarra

En Pamplona hubo cargas policiales y contenedores fueron quemados tras la manifestación

31.01.2020 | 06:15
Momento en el que la Guardia Civil detiene a un joven cerca de La Morea.

PAMPLONA - La jornada de huelga general convocada por los sindicatos ELA y LAB se desarrolló ayer en Navarra sin grandes disturbios, salvo algunas cargas policiales que se registraron en el centro de Pamplona tras la manifestación, donde también fueron quemados contenedores de basura. La Policía Nacional practicó cinco detenciones, cuatro de ellas en el polígono industrial de Areta de Huarte y una quinta en el barrio de San Juan de la capital, mientras que la Guardia Civil arrestó a un joven en el entorno del centro comercial La Morea, donde se reprodujeron los altercados.

Dos varones y dos mujeres fueron arrestados a primera hora en la carretera NA-2306, entre Burlada y Erripagaña, al encadenarse por parejas en sendos bidones para cortar el acceso al polígono industrial de Areta sobre las 6.00 horas. Hasta el lugar se desplazaron agentes de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y de la Policía Foral, cuyos miembros del GIE (Grupo de Intervenciones Especiales) liberaron a los cuatro jóvenes empleando una sierra radial y un martillo hidráulico, antes de su detención por un delito de desórdenes públicos por parte de la Policía Nacional.

En las primera horas de la huelga se registraron también pequeños incidentes por parte de piquetes en los accesos a los polígonos industriales de Agustinos, Villava, Burlada y Alsasua. Asimismo, huelguistas cortaron la carretera N-1, en ambos sentidos, entre Alsasua y Etxegarate con una barricada con neumáticos incendiados al comienzo de la jornada laboral, pero el tráfico se restableció sin problemas. Además, algunos piquetes fueron sorprendidos realizando pintadas en las calles de Zizur.

INCIDENTES EN EL CASCO VIEJO Agentes de la Policía Nacional arrestaron a una quinta persona en la calle monasterio de la Oliva de Pamplona, en el barrio de San Juan, por un delito de resistencia y desobediencia a la autoridad, mientras que el centro de Pamplona fue escenario al mediodía de diversos incidentes, con una carga policial y quema de contenedores, durante la manifestación que recorrió la capital. Los altercados se produjeron en el Paseo de Sarasate, donde un grupo de encapuchados lanzó piedras a la Policía Nacional.

Además en esa zona, cerca de la calle Comedias, fueron incendiados varios contenedores, según apuntaron fuentes de la Delegación del Gobierno de Navarra, que añadieron que a lo largo de la mañana también fueron atacados varios cajeros automáticos. Por la tarde, la Guardia Civil detuvo a un joven que golpeó a un agente en el parque comercial Galaria, donde hubo cargas contra un piquete formado por unas 150 personas.

Herido un motorista en villava al chocar con una cadena. Un motorista resultó herido leve en la carretera NA-4200, en el puente de San Andrés, al chocar contra una cadena con una pancarta cruzada de un lado a otro de la vía durante las primeras horas de la huelga. Agentes La Policía Municipal de Villava cortaron la cadena y restablecieron la circulación.