Empresas navarras esperan problemas de abastecimiento en las próximas semanas por el coronavirus

Automoción, maquinaria y las energías renovables, los sectores más afectados de la industria navarra

18.02.2020 | 01:07
Mercancías en el puerto de Valencia.

pamplona – La crisis del coronavirus tendrá también sus repercusiones económicas. No parece que vayan a ser graves ni duraderas –el FMI estimaba apenas un coste de dos décimas en el crecimiento mundial– pero sí se dejan sentir desde ya en el día a día de las empresas, especialmente en su logística, y lo harán con más intensidad en las próximas semanas, cuando dejen de llegar a los puertos europeos las mercancías que no salen desde hace días de los gigantescos puertos chinos.

En estos momentos llegan a Europa las mercancías que salieron al mar desde China hace 20 días, antes del estallido de una crisis que ha golpeado de forma desigual pero notable al país asiático. Con miles de trabajadores sin poder acudir a sus puestos y las principales navieras del mundo suspendiendo su actividad, los retrasos en la recepción de mercancías comenzará a percibirse pronto y afectarán a sectores muy diversos. De hecho, entre enero y noviembre de 2019, Navarra importó desde China productos por valor de algo más de 330 millones de euros, lo que supone un incremento de más del 36% respecto año pasado. Crecen también las exportaciones, pero lo hacen a menor velocidad (10%) y sobre todo suponen una cantidad muy inferior: apenas 117 millones de euros. Por cada euro en mercancías que Navarra exporta a China, importa por tanto casi tres. En total, alrededor de 350 empresas exportan desde Navarra a China y cerca de 1.200 sociedades importan en la dirección contraria.

El sector industrial es, sin duda, el principal afectado por el frenazo del comercio mundial que ha ocasionado el brote vírico. Los envíos al puerto de Valencia, uno los más importantes del Mediterráneo, se han reducido por ejemplo a a mitad, y ocasionarán retrasos en actividades tan variadas como la del automóvil o las renovables. Según los datos del Instituto de Comercio Exterior (Icex), la maquinaria y los aparatos mecánicos fueron los productos más importados de China durante el año pasado, con un valor de 105 millones de euros, que duplica el siguiente producto de la lista, el material electrónico, directamente relacionado, por ejemplo, con la industria fotovoltaica, en la que China es puntera.

En el sector, sin embargo, no todo son problemas en relación a esta crisis. Jorge Ruiz, director general de Mekatar, con presencia en Tafalla y en Lekunberri, explicaba hace unos días en Pamplona cómo algunos de sus competidores chinos están "acusando la paralización de la actividad". A ello, añadía, se suma el hecho de que la empresa navarra goza ahora de una ventaja competitiva, al ser capaz de fabricar ejes huecos para los aerogeneradores, más ligeros y más baratos. "Si los chinos tardan 19 horas es hacerlo, nosotros lo hemos conseguido en 21 minutos".

Los importadores no son los únicos afectados por esta crisis. El sector exportador navarro, desde el vino hasta el aceite, pasando por el propio sector de automoción, también se enfrenta a retrasos, especialmente preocupantes en el caso de los productos perecederos: entre entero y noviembre de 2019, Navarra exportó cerca de 7,9 millones de euros en productos alimentarios.

un impacto no prolongado Tanto las empresas como las instituciones confía en cualquier caso en que el impacto resulte temporal. Así lo explicaba ayer el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, quien advertía en cualquier caso los gobiernos europeos deben estar "preocupados" por ello, pero también ha pedido fijarse en las perspectivas económicas a largo plazo, que "van bien por el momento".

"Lo estamos vigilando. Esperamos que tenga un efecto temporal. Debemos estar preocupados por ello pero también tenemos que fijarnos en las perspectivas a largo plazo del crecimiento del euro, y eso va bien por el momento", afirmó el portugués, quien confirmó las previsiones de crecimiento europeas del 1,2% este año y el siguiente.

apunte

Bundesbank: "Habrá cuellos de botella". En su último análisis el Bundesbank, el banco central alemán apunta que el impacto negativo del coronavirus sobre el crecimiento de la economía podría ser mayor que el de la epidemia del SARS en 2002/2003, cuando el número de infectados fue significativamente inferior y las autoridades reaccionaron con menor vigor. En este sentido, el banco central alemán advierte de que "algunas cadenas globales de suministro podrían verse afectadas por las medidas de seguridad adoptadas", lo que podría dar como resultado "cuellos de botella" en algunas industrias de Alemania.

la cifra

117

millones exportados

China no es uno de los principales socios comerciales de Navarra, pese a su tamaño. El sector industrial cuenta con implantaciones, la más relevante la de Viscofan, y el número total de empresas exportadoras ronda las 350, con las renovables, la agroalimentaria y el sector de la maquinaria como puntales de la actividad.

"El impacto económico del virus va a ser temporal, hay que trabajar con la mirada en el largo plazo"

mário centeno

Presidente del Eurogrupo

Noticias relacionadas