Mondragon empieza en China a recuperar la normalidad

Recurren al ‘stock’ para suministrar a las filiales, pero no descartan que pueda haber problemas

25.02.2020 | 01:29

pamplona – Las plantas de Mondragon en China están empezando a recuperar la normalidad después de la práctica paralización de su actividad durante unos días por el coronavirus. Entre el 14 y el 17 de febrero, la mayoría de las fábricas han abierto nuevamente sus puertas. Su nivel de actividad se sitúa, de media, entre el 50% y el 60%, y progresivamente están incorporando a su personal.

Fuentes de Mondragon señalaron que desde la Corporación se sigue la evolución de la enfermedad en China y constatan un "punto de inflexión" al descender los casos y al aumentar los pacientes recuperados. Pero, precisaron que los gobiernos de las provincias epicentro de la enfermedad siguen implementando medidas de control disciplinarias y, en las zonas menos afectadas por la epidemia, donde se ubican las plantas de Mondragon, las autoridades tratan de priorizar la vuelta al trabajo y el desarrollo de una vida lo más normalizada.

En la actualidad hay en China 22 plantas de cooperativas de Mondragon como Fagor Arrasate, Orkly, Maier, Cikautxo, Batz, Fagor Ederlan Copreci, Loramendi o Kide. La mayoría de las fábricas se encuentran a alrededor de 800 kilómetros de Wuhan. La plantilla asciende a 2.000 trabajadores, de los que 40 son expatriados. En relación a estos últimos, excepto en el caso de una cooperativa, el resto están trabajando desde las matrices y regresarán a China en función de cómo se vayan desarrollando los acontecimientos.

las ventas El volumen de negocio de las cooperativas de Mondragon en China supera los 300 millones de euros de ventas y fuentes de la Corporación indicaron que, por ahora, no hay impacto por falta de suministro en ninguna de las filiales porque se está recurriendo al stock, pero no descartan que pueda ocurrir y se tengan que adoptar medidas.

Asimismo, manifestaron que, en general, los clientes están siendo "bastante flexibles" con las entregas porque "son conscientes de las circunstancias". Por último, desde Mondragon se enviaron 3.000 máscaras a la ciudad de Qiandeng, que está cerca del parque industrial de Mondragon en Kunshan.