La patronal, aliviada con la orden ministerial de cierre de hoteles

20.03.2020 | 21:12
Fachada del Hotel Marriott Auditorium, en el kilómetro 12 de la A-2.

Madrid. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turístico (Cehat) ha recibido con "alivio" el decreto de cierre de los establecimientos alojativos antes del próximo 26 de marzo por considerarlo necesario para despejar algunas dudas y evitar problemas de orden público, jurídico y sanitario.

La patronal hotelera, que viene pidiendo dicha orden ministerial desde la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno, el pasado 14 de marzo, confía en que en el plazo de siete días dado para la clausura de unas 16.000 instalaciones (1,5 millones de camas) las distintas embajadas puedan organizar los vuelos necesarios para repatriar a sus nacionales.

El presidente de la patronal, Jorge Marichal, ha calificado la orden de "bomba de oxígeno" para el sector, que, tras la declaración del estado de alarma, quedaba en una situación ambigua, ya que, a pesar de que se suspendían las actividades de hostelería y restauración, la norma exceptuaba los bares y restaurantes de los establecimientos hoteleros, para dar servicio a los clientes que aún se alojan en estas instalaciones.

El secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turístico (Cehat), Ramón Estalella, ha explicado este viernes a Efe que "es mejor tener un sistema en el que ya no quede ninguna duda de que efectivamente los hoteles se tienen que cerrar", aunque muchos ya lo hicieron, tras haberse quedado sin clientes y sin entrada de nuevas reservas.

A su juicio, también hay que entender que hace una semana había aún "centenares de miles de turistas extranjeros en los hoteles que han ido saliendo estos días, de forma que tampoco era sencillo cerrarlos, porque esto podría haber dado lugar a caos y a problemas de orden público".

Estalella ha agregado que este período de tiempo, a pesar de dejar claro que los hoteles se tienen que cerrar, ha permitido ir vaciándolos progresivamente y que la gente pudiera regresar a sus casas sin problemas.

Por otro lado, la orden ministerial de Sanidad recoge excepciones al cierre global que son aquellos establecimientos que alberguen clientes hospedados de manera estable y de temporada y, en España, hay gente que vive en hoteles y sobre todo en apartamentos turísticos.

Los hoteles alojan también a personas como por ejemplo los sanitarios que han venido de refuerzo a Madrid o la gente que sigue algún tratamiento médico, entre otras situaciones de emergencias, ha añadido.

SALIDA DE LA CRISIS

En su opinión, esta crisis sanitaria va a cambiar todo, se van a cambiar las prioridades de las personas y habrá que volver a repensar todo.

Aunque a muchos hoteles les costará volver a la situación normal tras esta pandemia, el secretario general de Cehat ha mostrado su absoluta confianza de que "nos vamos a recuperar porque creo en nuestro país, en nuestras empresas y en nuestros empleados".

El sector hotelero español y el turístico en general "siempre ha sido muy innovador" y Estalella está convencido de que España es capaz de ofertar "algo muy único" y de que "ahora lo vamos a hacer mucho más unidos y fuertes".

REPATRIACIÓN DE TURISTAS

Estalella ha detallado que, en estos momentos, los hoteleros están saturados, solucionando problemas de repatriación de muchas personas, labor que también están desarrollando las agencias de viajes.

El presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (Ceav), Carlos Garrido, ha indicado a Efe que el sector está intentando gestionar las repatriaciones que aún quedan en la medida de lo posible, a pesar de que es muy complicado.

Para Garrido, la orden sobre el cierre de hoteles supone un paso de la situación de emergencia que está viviendo el sector y ha recordado que las agencias de viajes físicas están cerradas y sólo permanecen abiertos algunos servicios centrales de forma reducida.

El parón de la actividad ha obligado a aplicar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en la práctica totalidad de las agencias de viajes y para la práctica totalidad de sus plantillas, ha señalado.

En España, hay unas 4.000 agencias, que tienen 9.500 puntos de venta, con 70.000 profesionales, de los cuales el 25 % son trabajadores autónomos.