alerta sanitaria

La banca española eleva el límite de pago ‘contactless’ a 50 euros

La medida, que permite no teclear el pin, permanecerá vigente mientras dure el estado de alarma

27.03.2020 | 01:33

madrid – Las entidades financieras miembros del sistema español de pagos con tarjeta (Sistema de Tarjetas y Medios de Pago) han acordado, en coordinación con las marcas internacionales, ampliar temporalmente de 20 euros a 50 euros el límite del pago contactless.

Esta nueva regla se mantendrá mientras estén vigentes las medidas extraordinarias aprobadas por el Gobierno con motivo de la situación ocasionada por la expansión del coronavirus COVID-19, con el objetivo de reducir el contacto con el terminal al no tener que teclear el código pin y prevenir contagios en plena crisis del coronavirus.

De igual modo, potenciará la velocidad en la compra de productos que se abonen ya sea con el móvil o con tarjetas sin contacto, lo que ayudará a reducir las colas en las cajas de los establecimientos comerciales que continúan operando con normalidad.

En un comunicado, las entidades recomiendan priorizar el pago con tarjeta o con el móvil, y explican que este acuerdo aumentará notablemente el número de operaciones realizadas sin contacto.

Este cambio se irá aplicando de forma paulatina a partir del 30 de marzo por las entidades financieras en el pequeño y gran comercio en colaboración con los procesadores Redsys y Cecabank.

siguen las medidas de control En cualquier caso, se seguirán aplicando las medidas de seguridad, control y autenticación reforzada que se han incorporado recientemente con la nueva directiva europea de pagos PSD2, que implica tener que teclear el pin cuando se acumulen 150 euros en gastos o cinco operaciones seguidas sin introducir este número.

España es el país de Europa que más ha apostado e invertido en este tipo de pagos y el que tiene una mayor infraestructura contactless, con más del 90% de las tarjetas y terminales equipados ya con esta tecnología.

Esta iniciativa está alineada con la recomendación de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) de incrementar los pagos sin contacto, hasta los umbrales máximos de 50 euros por transacción, según lo permitido por la legislación europea.