alerta sanitaria

Desarrollo Rural edita una guía para mercados, grupos de consumo y explotaciones

Solo acudirá una persona por familia y el consumidor no puede manipular los alimentos

21.04.2020 | 01:44
Personas, en fila en el mercado de Santo Domingo. Foto: Patxi Cascante

pamplona – El departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente ha elaborado un protocolo de actuación frente al COVID-19 para los circuitos cortos de comercialización agrarios, avalado por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra. En el protocolo se incluyen recomendaciones, pautas y medidas específicas para asegurar un servicio con todas las garantías sanitarias en los mercados municipales de abastos, mercados locales, grupos de consumo y en la venta directa en la explotación. Para ello la guía aporta cómo deben actuar tanto ayuntamientos, vendedores como compradores.

En el caso específico de los mercados locales, el departamento ha trasladado el protocolo a los ayuntamientos y a los grupos de acción local, para que sirva de herramienta de apoyo en el caso de que las entidades locales decidan recuperar esta actividad y puedan hacerlo con todas las garantías sanitarias que requiere la actual situación.

Según indicó, tras la reducción de la venta de productos a través del canal HORECA (hostelería, restauración y cafeterías), tanto los mercados municipales de abastos como los mercados locales constituyen las vías de comercialización fundamentales para la producción de muchos agricultores y ganaderos.

¿cómo debe actuar el comprador?Los compradores que acudan a mercados municipales de abastos, a mercados locales o a explotaciones deberán cumplir varias normas. Solo irá una persona por familia. No podrán trasladarse ni personas mayores ni niños; tampoco personas con sintomatología, como con problemas respiratorios, fiebre o dolor de garganta, y tampoco las personas que pertenecen a grupos de riesgo. Los consumidores deben mantener un mínima de distancia de seguridad de dos metros con los productores y el resto de personas; queda prohibido que manipulen los alimentos; y las personas compradoras serán atendidas de una en una, con una distancia de seguridad de dos metros, detalla la guía de Desarrollo Rural.

los grupos de consumo En el caso de los grupos de consumo, tanto si la entrega del producto es en un lugar abierto como si es en uno cerrado, el comprador permanecerá el tiempo mínimo para evitar contactos, respetará una distancia de dos metros y recogerá el pedido de uno en uno. Además, en el momento de pago y para evitar intercambio de monedas, se aconseja entregar la cantidad justa o, siempre que sea posible, hacer pagos a través de un medio on line. También deberá utilizar bolsas de un solo uso (preferiblemente biodegradables) para evitar las reciclables y las cestas. Por último, la guía aclara que las personas pertenecientes a grupos de riesgo tienen que solicitar preferiblemente la entrega en el domicilio o por medio de un grupo organizado.

La elaboración de este protocolo tiene como objetivo "evitar al sector un menoscabo económico y la pérdida de alimentos frescos por deterioro, apoyar la actividad de los productores, y aportar pautas para garantizar su seguridad y salubridad", destaca Desarrollo Rural.