El Gobierno de Navarra espera recuperar atención directa al público a partir del 25 de mayo

Museos y bibliotecas no abrirán a partir del lunes, pese a permitirse en la primera fase

08.05.2020 | 01:32
Trabajadoras en una oficina del Gobierno de Navarra.

Pamplona – El Gobierno de Navarra seguirá los planes del Estado en la desescalada del sector público, que ha suspendido la atención presencial al ciudadano y cuyos trabajadores se encuentran en su gran mayoría en régimen de teletrabajo. El Ejecutivo foral tiene previsto publicar la semana que viene la Orden Foral que regulará las condiciones de regreso y que seguirá, con apenas algún matiz navarro, las pautas marcadas desde Madrid.

Este fue uno de los principales mensajes que transmitieron ayer desde la dirección de Función Pública a los representantes sindicales en la Mesa General, que se celebró mediante videoconferencia. El Ejecutivo tiene intención de remitir el borrador de la orden foral a los sindicatos antes de su aprobación, previsiblemente el miércoles o el jueves de la semana que viene, si bien ya advirtió ayer a los sindicatos de que dispondrán de poco tiempo para realizar sus alegaciones.

En líneas generales, el plan del Gobierno de Navarra supone que la atención pública al ciudadano no regresará hasta el inicio de la fase 2, previsto si todo marcha conforme a lo esperado, para el 25 de mayo. Pero esto no significa que abran todos los puntos: solo aquellos que sean considerados como esenciales y siempre con las medidas de protección garantizadas, explicaron ayer fuentes sindicales. Asimismo, se introducirán medidas para limitar el aforo en las oficinas públicas, con delimitaciones de espacio claras para que se pueda guardar las distancias de seguridad entre personas.

Junto a ello, se anunció que se seguirá dando prioridad al teletrabajo y que tanto aquellas personas consideradas de riesgo como quien lo necesite para poder cuidar a menores mantendrán el actual régimen. También se aclaró durante el encuentro el concepto de turnicidad: no significará un cambio en los horarios, sino que los trabajadores serán distribuidos en grupo de tal forma que puedan alternar teletrabajo con presencial en el puesto y se evite así un número excesivo de personas en el lugar de trabajo. De hecho, los responsables de cada departamento tienen que trasladar la dirección de Función Pública un análisis por áreas de trabajo. Todas las reuniones se mantendrán en formato on line y siguen suspendidos los viajes.

Como quiera que la Orden Foral no se publicará hasta finales de la próxima semana, los sindicatos ven muy complicado que Museos y Biblotecas, que en teoría podrían abrir, si Navarra pasa a la fase 1, ya desde el lunes 11 de mayo, se encuentren listos incluso para abrir a partir del 18. "Habrá que ver la normativa adaptar puestos y conviene ser prudentes", explicaban fuentes sindicales, que apostaban por avanzar con la máxima cautela.

"El objetivo es que el regreso se haga con todas las garantías para la seguridad y la salud de los trabajadores y los ciudadanos", explicó Amaia Goñi, directora de Función Pública del Gobierno de Navarra, quien destacaba la respuesta de los trabajadores públicos y recordaba que "la Administración Foral no se ha parado".

apunte

Se regulará el teletrabajo. Durante la reunión de ayer, Función Pública anunció tiene intención de regular para el próximo otoño el teletrabajo, que hasta el momento no cuenta con ninguna normativa. Los sindicatos quieren evitar que su implantación, que se intuye creciente, suponga una extensión de la jornada laboral de los trabajadores públicos.

Se mantienen los festivos de San Fermín. Función Pública confirmó que mantiene el calendario anual tal y como se encontraba aprobado hasta el momento, incluidos los días festivos de San Fermín, pese a la suspensión del programa oficial de fiestas anunciada por el Ayuntamiento de Pamplona. Se ha desestimado la posibilidad de crear una bolsa con ellos.

Adaptar la normativa estatal. El Gobierno de Navarra no se desmarcará en líneas generales de lo que plantea el Gobierno central y los sindicatos salieron de la reunión con la sensación de que la Orden Foral será un calco de lo que apruebe el Ministerio. Afapna criticó, por ejemplo, que Navarra se comporte como "una delegación del Gobierno".

noticias de noticiasdenavarra