El comité de Siemens Gamesa de Aoiz pide pasos al Gobierno y a los partidos para evitar el cierre

21.07.2020 | 13:25
Una protesta por la decisión de Siemens Gamesa de cerrar su planta de Aoiz.

El comité de empresa de Siemens Gamesa de Aoiz ha pedido al Gobierno foral y a los partidos políticos que hagan lo que esté en su mano para dar los pasos necesarios y "revertir" la decisión de la empresa de cerrar la planta de Aoiz. "Necesitamos unidad de acción", ha afirmado.

El presidente del comité, Alfonso Poyo, ha señalado, durante una comparecencia en el Parlamento de Navarra, que "Siemens Gamesa no tiene pérdidas, sino que quiere ganar más dinero, es una deslocalización, algo indecente cuando ha recibido muchos millones de dinero público de Navarra". "Ni el Gobierno de Navarra ni los partidos políticos pueden permitir este cierre", ha añadido.

Según ha expuesto, "los trabajadores vamos a organizarnos y pelear para evitar el cierre de la planta". "Pedimos al Gobierno foral y a los partidos que hagáis vuestra nuestra reivindicación contra el cierre y deis los pasos necesarios para revertir la decisión de la empresa", ha afirmado.

Alfonso Poyo ha incidido en que "la decisión de cerrar la planta es una deslocalización pura y dura". Ha recordado que "Navarra en su día fue pionera en las energías renovables", pero ha añadido que en 2017 Gamesa anunció su fusión con Siemens y "solo dos meses después Siemens Gamesa anunció un ERE que supuso unos 700 despidos". "Gamesa lleva diez años cerrando plantas en Navarra", ha criticado.

Según ha añadido, "todos los cierres tienen un denominador común, que no vienen apoyados por causas reales". "La planta de Aoiz tiene menos de 11 años de vida, es impensable que una infraestructura así pueda tirarse a la basura en tan corto tiempo, más siendo un sector estratégico", ha comentado, para pedir que "se condicionen las ayudas de Navarra a estas empresas y no les sea tan fácil escaparse".

Poyo ha comentado que "en 2019 Siemens Gamesa adquiere una fábrica de palas en Portugal y se nos encendieron las alarmas pero se nos garantizó la continuidad de nuestra planta". Ha añadido que en junio se anunció el nombramiento de nuevo CEO, que "anunció reestructuraciones fuertes y la planta de Aoiz es la primera de ellas".

A su juicio, "la decisión de Aoiz no se sostiene". "No es una empresa que tiene pérdidas, sino que gana mucho dinero y quiere ganar más". "Teníamos carga de trabajo hasta septiembre de 2021; los argumentos para cerrar la planta son meras excusas", ha afirmado, para comentar que "nuestro centro de trabajo es muy competitivo". Ha afirmado así que "puede fabricar palas de mayor tamaño y que la que ahora se fabrica no está descatalogada y se va a seguir produciendo en un planta en Tanger".

Tras asegurar que se enteraron de la decisión de la empresa de cerrar la planta de Aoiz por los medios de comunicación, Poyo ha señalado que "se nos garantizaba carga de trabajo hasta septiembre de 2021". Ha expuesto así que la decisión "se nos comunicó mal, tarde y de malas formas". "La manera de proceder de la dirección de Siemens Gamesa manifiesta mala fe para buscar soluciones que eviten el cierre", ha comentado.

Ha argumentado además que "nuestra planta tiene un impacto enorme en la zona" de Navarra donde se ubica, "tanto en Aoiz como en la comarca". "Hay muchas familias que viven de alquiler que hacen gasto en Aoiz, y va a sufrir mucho el pueblo", ha comentado, para señalar que es una zona con más paro que el resto de Navarra y se incrementará con este cierre. "Necesitamos soluciones, no queremos palabras bonitas, sino compromisos y hechos", ha sentenciado.

Otro de los miembros del comité de Siemens Gamesa en Aoiz, Luis Nuin, ha señalado que "queremos seguir trabajando y en Aoiz, ya que esta planta, con una mínima inversión, podría hacer los nuevos modelos de pala". Ha censurado que la empresa llegó a esta zona hace 10 años, "ha cogido las subvenciones y ahora se va a Portugal". "Solicitamos a los grupos políticos y al Gobierno que hagan todo lo posible para que la empresa se quede donde está", ha afirmado.

En el turno de los grupos, el portavoz de Navarra Suma, Carlos Pérez-Nievas, que ha mostrado la "solidaridad y apoyo" a los trabajadores de Gamesa en Aoiz, ha señalado que son "inadmisibles" las formas en que se ha llevado a cabo la decisión. "Un cambio de localización tiene que hacerse con tiempo y no tiene sentido que se produzca sin avisar", ha comentado, para añadir que "no podemos tirar la toalla" y "apoyaremos las medidas para tratar de buscar una solución".

La socialista Ainhoa Unzu ha indicado que "estamos utilizando las herramientas en nuestra mano para intentar que la planta de Aoiz" no cierre y "somos conscientes de la capacidad del Gobierno ya que hay decisiones que no son controlables por las instituciones porque la última palabra será de la empresa". "Pero que no quepa duda que el Gobierno está haciendo todo lo que está en su mano para que no cierre y se están manejando todas las alternativas que puedan surgir", ha dicho, para indicar que "es una deslocalización pura y dura".

Desde Geroa Bai, Mikel Asiain ha indicado que "compartimos el relato" del comité de empresa y ha rechazado el "incomprensible modo de actuar de la empresa" y que "no haya habido un diálogo con el comité". "Es una cuestión básica de ética profesional una comunicación fluida", ha defendido, para apuntar que "el capital más importante es el humano". Este cierre, ha dicho, supondría "un duro golpe" para el paro en la zona.

La parlamentaria de EH Bildu Laura Aznal ha considerado "lamentable" la decisión de la empresa, "que es una deslocalización pura y dura y difícilmente justificable". "El capital humano de las empresas tiene que estar en el centro pero no es así y solo la forma de cómo se han enterado de la decisión de la empresa demuestra que se olvidan de cuidar a los trabajadores", ha dicho, para señalar que las instituciones "no pueden permitir este tipo de situaciones".

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha indicado que "estamos ante un mastodonte" que ha tomado "una decisión que atenta contra los intereses de toda la Comunidad" por lo que ha mostrado su "indignación". "Desde el ámbito público tenemos que intentar incentivar porque no tenemos medidas coercitivas", ha expuesto, para señalar que "nosotros apoyaremos cualquier tipo de incentivo" y "en nuestra línea está aparejarlo a compromisos".

Finalmente, Marisa de Simón de I-E, ha considerado una "auténtica barbaridad" esta situación, "terrible para muchos trabajadores y sus familias". "Compartimos su lucha y la posibilidad de buscar soluciones para que la actividad en Aoiz pueda seguir su camino", ha dicho, para afirmar que "es importante que ustedes estén hoy aquí y estén dando la batalla". "La situación es muy seria", ha comentado, para indicar que "se trata de una empresa sin pérdidas, con carga de trabajo y con expectativas de negocio".

noticias de noticiasdenavarra