El Gobierno de Navarra descontará los días de aislamiento que no se cubran con vacación o permiso

La medida, que disminuye la nómina, afecta a trabajadores sin baja que cuidan a menores

24.09.2020 | 01:42
Protesta sindical para recuperar el permiso por deber inexcusable en la Administración foral, el pasado martes en Pamplona. Foto: Oskar Montero

pamplona – El Gobierno de Navarra descontará de la nómina de los trabajadores de la Administración que estén sin baja laboral al cuidado de menores confinados, los días que no puedan cubrir con vacaciones, asuntos propios o permisos sin sueldo. Los sindicatos con representación en la Mesa General de Función Pública, LAB, CCOO, Afapna, ELA y UGT, rechazan este planteamiento e insisten en activar el permiso retribuido por deber inexcusable que ya se utilizó en los meses que duró el estado de alarma.

Durante su aplicación entre marzo y junio, el permiso por deber inexcusable estuvo limitado a aquel personal que, no pudiendo realizar trabajo no presencial, tenía a su cargo personas menores de 14 años, personas dependientes o con discapacidad, o personas mayores hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, siempre que convivieran en el domicilio familiar y se vieran afectadas por el cierre de centros educativos o de mayores, y hasta la fase de nueva normalidad –que entró el 21 de junio–. El departamento de Javier Remírez ha convocado para hoy la Mesa General de Función Pública para abordar esta materia.

acudir al trabajo Por el momento, hasta no conocer el resultado de este encuentro entre el Ejecutivo y la parte social, los trabajadores y trabajadoras de la Administración que están al cuidado de menores que no han dado positivo en coronavirus, pero que deben estar confinados por un caso en su aula, no tienen derecho a la baja laboral. Por ese motivo, ante la ausencia de un permiso retribuido por este motivo, los afectados deben recurrir a días de vacaciones, asuntos propios, o permiso sin sueldo, que debe ser concedido por la Administración. De esta forma, si la persona solicitante no pueda acceder a ninguna de estas soluciones y, debido a sus circunstancias concretas, tampoco puede teletrabajar desde el domicilio, los días que no cubra su jornada laboral, serán descontados del salario. Además, como en este caso, los menores aislados han dado negativo en el PCR, el protocolo indica que únicamente debe guardar la cuarentena el niño o niña, por lo que el padre o la madre tiene que acudir a su puesto de trabajo hasta que la persona rastreadora no dictamine lo contrario.

Por ese motivo, la Administración foral detalla que las jornadas en las que los progenitores se quedan en casa deben cubrirse con vacaciones o asuntos propios, si disponen de días suficientes, o mediante un permiso sin sueldo si la autoridad competente lo aprueba. En este mismo supuesto, en vez de optar por alguna de las alternativas expuestas, los progenitores tienen la posibilidad de solicitar el teletrabajo si su propia actividad lo permite.

Los sindicatos se concentraron el martes enfrente del Palacio de Navarra para exigir al Ejecutivo de María Chivite que active el permiso retribuido por deber inexcusable.

En la reunión de esta mañana, Función Pública y la parte social abordarán este tema, además del calendario laboral de la plantilla de la Administración y el Plan de Igualdad. Finalmente, el departamento de Javier Remírez ha dejado fuera del orden del día la lista detallada de la distribución de la Oferta Pública de Empleo (OPE), anunciada el lunes 14 de septiembre.

no se concreta la ope El Gobierno informó de la convocatoria de 715 plazas: 332 en Educación; 195 en Salud-Osasunbidea; cuatro en el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) y 184 en el resto de la Administración. Y, acordó el día 14 que hoy entregaría a los sindicatos el documento con la concreción de los puestos. Sin embargo, en un principio, no lo presentará a la parte social. Tampoco se abordará la regulación del teletrabajo, otra de las cuestiones pendientes.