El proyecto de planta de baterías en Navarra se une al consorcio Battchain, que creará 1.700 empleos

Sodena, Fagor, Ingeteam y BeePlanet participan en esta iniciativa que aspira a lograr fondos europeos para su inversión de 1.200 millones

11.02.2021 | 20:15
Un vehículo eléctrico mientras está cargando.

Navarra aspira a instalar una planta de ensamblaje de baterías, y para ello se ha unido a un consorcio constituido por empresas distribuidas en diferentes comunidades, con el apoyo de administraciones públicas.

Este consorcio de baterías, bautizado como Battchain, está coordinado por EIT InnoEnergy, una de las principales aceleradoras de Europa en energía sostenible, que ayudará a los proyectos a apresurar su llegada al mercado y acceder a financiación pública y privada.

DESDE LA EXTRACCIÓN HASTA EL RECICLAJE

Esta iniciativa, que quiere cubrir toda la cadena de valor de las baterías eléctricas –desde la extracción de materias primas hasta su reciclaje–, tiene que recibir la aprobación del Ministerio de Industria para optar a los fondos de reconstrucción de la UE, Next Generation. El consorcio ha calculado una inversión de 1.200 millones para echar a andar sus proyectos en España, en los que por el momento participan cuatro comunidades, Navarra, CAV, Andalucía y Extremadura. 

El director general de EIT InnoEnergy Iberia, Mikel Lasa, explicó que España es el segundo país productor de automóviles de Europa, por lo que ha calificado de fundamental impulsar y acelerar "una profunda transformación de la industria automovilística".

REFLEXIÓN ESTRATÉGICA


La Comunidad se ha sumado con su planta de ensamblaje de battery packs para la automoción, en la que participan Sodena, Fagor Ederlan e Ingeteam. "Tras un análisis estratégico antes de la pandemia, el departamento de Desarrollo Económico llegó a la conclusión de la importancia de contar con una fábrica de baterías. Además, algunas de las organizaciones participantes estaban haciendo su propia reflexión de cómo abordar la transición y la diversificación de su negocio; y de ahí surgió esta colaboración", ha aclarado la directora general de Política Empresarial, Izaskun Goñi.

Sodena se puso en contacto con diferentes empresas del sector de la automoción para preguntar si estaban interesadas en participar en una planta de ensamblaje de baterías para cubrir las necesidades de fabricantes con plantas en un radio de cien kilómetros.

Fagor Ederlan, fabricante de componentes para la automoción, quiso participar para diversificar su negocio, pero por el momento no adelantó información al encontrarse el proyecto en una fase incipiente. "Si tenemos una fábrica de baterías en Navarra, crearemos condiciones favorables para mantener el sector", ha reiterado Goñi.

Además de Sodena, Fagor e Ingeteam, a este consorcio se une la empresa navarra BeePlanet, especializada en la reutilización de baterías eléctricas para uso doméstico, industrial y agrícola, en combinación con el sector fotovoltaico.

REUTILIZACIÓN DE BATERÍAS PARA USO DOMÉSTICO, INDUSTRIAL Y AGRÍCOLA


"Participamos en el proyecto como el último eslabón de la cadena de valor de las baterías eléctricas", explica Jon Asín, gerente de esta empresa, con una plantilla de 15 personas. Su tecnología abarca un radio de aplicación de mil kilómetros, por lo que su participación en esta iniciativa es relevante.

EIT InnoEnergy, coordinadora de Battchain, había invertido anteriormente en BeePlanet o en la sevilla Scoobic, que también está en el consorcio.

Battchain prevé generar un volumen de negocio de 2.400 millones para 2030. La intención de dicho consorcio es crear más de 1.700 puestos de trabajo directos y 12.000 indirectos, y eliminar las emisiones de 1,5 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) cada año.