Más ayudas a empresas, pymes y autónomos por valor de 11.000 millones

Las partidas irán a parar a los sectores más afectados por las restricciones del coronavirus, como el turismo, la restauración, la hostelería o el pequeño comercio - El Gobierno de Sánchez ya ha destinado 200.000 millones para combatir la crisis

25.02.2021 | 01:10
Pedro Sánchez se lava las manos con gel hidroalcohólico a la salida del Congreso. Foto: E. Parra

pamplona – El Gobierno aprobará en las próximas semanas destinar 11.000 millones de euros de ayuda directa a empresas, pymes y autónomos de sectores especialmente afectados por la crisis económica, como el turismo, la hostelería, la restauración y el pequeño comercio. Tal y como expuso ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante el Congreso, los 11.000 millones suponen una cantidad importante de recursos para apoyar a estos sectores durante "las duras semanas que todavía quedan por delante" y aliviar la situación "extremadamente difícil y compleja" que atraviesan desde hace meses.

En su intervención ante el hemiciclo, el presidente repasó las ayudas habilitadas desde el comienzo de la crisis sanitaria, cifradas en su conjunto en 200.000 millones de euros, "el mayor escudo social" aprobado en España. De ellos, 48.000 millones han sido para los ERTE y 16.000 millones en créditos del ICO, además de otros 24.000 millones transferidos a las comunidades para otro tipo de gastos, como los sanitarios y educativos.

Estos fondos tienen como fin que las empresas, pymes y autónomos puedan reanudar su actividad, hacer inversiones y contratar personal, comentó Sánchez, quien no concretó la fecha exacta en la que el Consejo de Ministros aprobará el paquete de ayuda. "Este Gobierno tiene la vocación de no dejar a nadie atrás, sino que tenemos la ambición de mirar siempre hacia adelante", aseguró, para apuntar a que no solo quiere "salvar empresas y empleos", sino también "reforzarlos y crear nuevas empresas y empleos". "Tenemos la vocación inequívoca de doblegar la curva de contagios y de la crisis", resumió.

Para lograr este objetivo, el jefe del Ejecutivo remarcó que se hará bajo dos parámetros: la "seguridad y sobriedad" de las cuentas públicas, y la modernización de la economía para crear empleo de calidad. Se mostró convencido de que 2021 va a ser el año de la vacunación y de la recuperación económica y social al insistir en el objetivo de que antes de que acabe el verano pueda estar inmunizada el 70% de la población española.

Sánchez opinó que existen razones para que haya una "esperanza firme" en la salida de la crisis, si bien, a pesar de las buenas perspectivas, lanzó un mensaje de cautela: "No hay que bajar nunca la guardia porque aún no hemos superado la pandemia". Además de relanzar la economía, Sánchez habló de la necesidad de que haya una recuperación "emocional" para reactivar "el ánimo, el espíritu y la tranquilidad" de los españoles al considerar que la ciudadanía está "exhausta" después de casi un año de pandemia.

Sánchez se mostró convencido de que la recuperación económica es "un horizonte cierto, seguro" y aunque admitió que ahora resulte difícil "atisbar el final", aseguró que la salida "está cerca" porque ya estamos "en la recta final de la emergencia sanitaria" y en el comienzo de la recuperación. En este sentido, invocó el poder reparador de los medios "inauditos" que se van a dedicar a este fin, con los 140.000 millones de euros procedentes de los fondos europeos.

empleo de calidad En el ámbito laboral, recalcó que el propósito es crear "empleo de calidad y sostenible" pensando sobre todo en los jóvenes, cambiando las bases del modelo productivo, y anunció que todas las convocatorias de los proyectos del plan de recuperación tendrán como uno de sus principales criterios crear ese empleo de calidad. El plan, adelantó además, creará cerca de 850.000 puestos de trabajo en los próximos tres años. Para avanzar en el nuevo modelo de producción por el que el Gobierno apuesta para España, insistió en las medidas para impulsar el empleo en sectores punteros, como los tecnológicos o la investigación.

penalización impositiva

el erte y el sepe, compatibles

Prestaciones públicas de empleo. El secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, señaló ayer que el Gobierno está colaborando con la Agencia Tributaria con la idea de evitar que los trabajadores que han recibido prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) por estar en un ERTE tengan una "especial penalización impositiva". Durante su intervención en un debate organizado por Servimedia sobre la negociación colectiva, Pérez Rey fue preguntado por la situación que pueden afrontar muchos trabajadores en la declaración de la renta de 2020 por haber tenido dos pagadores, su empresa y el SEPE durante el tiempo que hayan estado en ERTE. Fuentes del Ministerio de Trabajo y Economía Social explicaron que la colaboración a la que se refirió Pérez Rey no tiene que ver con el número de pagadores, sino con las cantidades abonadas por el SEPE a las personas trabajadoras en ERTE.

"Patronal y sindicatos tienen la madurez suficiente para negociar sin intervencionismo"

joaquín pérez rey

Secretario de Empleo

"El Gobierno tiene el reto de cuadrar las cuentas públicas ante gastos extra de la pandemia"

pedro sánchez

Presidente del Gobierno

"La hostelería ha perdido 12.500 millones por la no Semana Santa y la no vacunación en verano"

pablo casado

Presidente del PP