Casi el 70% de los votos acepta la rebaja salarial en Kybse para optar a nuevos proyectos

El 27,1% rechaza el preacuerdo entre la dirección y la mayoría del comité

23.03.2021 | 07:52
Un empleado trabajando en la planta de KYB Supensions Europe (Kybse).

La plantilla de Kybse apoya el preacuerdo alcanzado entre la dirección y la mayoría del comité (18 de 21 delegados) con el objetivo de intentar asegurar el futuro de la factoría de Ororbia hasta 2030.

La parte social celebró este lunes la votación del documento que contempla una rebaja salarial a partir de 2024 si la fábrica alcanza los 10,5 millones de amortiguadores al año.

El resultado se ha conocido de madrugada, con un 50,1% de apoyos, con el 19,5% de papeletas en contra, el 1,8% de abstenciones y un 0,6% de nulos, informaron fuentes consultadas por este periódico. La abstención quedó en el 27,8%.

En números absolutos, de un censo de 888 trabajadores y trabajadoras: 445 votos han aceptado el preacuerdo; 174 sufragios han desechado el documento; 16 papeletas se han emitido en blanco; seis han tenido que declararse nulas; y ha habido 247 abstenciones (casi en su totalidad son personas jubiladas parciales que han cubierto sus días de trabajo y no requieren su presencia en la fábrica).

Por ese motivo, si no se tienen en cuenta a estos operarios con jubilación parcial, el número de personas que ha votado asciende a 641, de las que casi un 70% ha emitido su voto a favor del preacuerdo; un 27,1% lo ha hecho en contra; un 2,5% en blanco y un 0,9% ha sido declarado nulo.

SINDICATOS A FAVOR y EN CONTRA


Los empleados y empleadas de Kybse han respaldado este pacto que defienden los diez delegados de LAB, cinco de UGT, dos de CCOO y uno de Solidari. En cambio, los dos representantes de ELA y uno de CCP han rechazado las condiciones negociadas.

LOS PUNTOS DESARROLLADOS


El documento incluye renovar el convenio del 1 de enero de este año hasta el 31 de diciembre de 2025; rebajar los salarios de manera escalonada desde 2024 siempre que la compañía adjudique proyectos para llegar a los 10,5 millones de amortiguadores; acordar las condiciones de los primeros cinco días de un ERTE si fuera necesario y aplicar soluciones no traumáticas para evitar despidos si se produjera un excedente (jubilación parcial con contrato relevo hasta 2022, jubilación anticipada o medidas temporales...).

Con todo ello la dirección local y la mayoría del comité persiguen dar continuidad a la factoría que suma ya más de 50 años de historia, y mantener una plantilla fija de unas 600 personas.

Sin embargo, fuentes consultadas por este periódico ya señalaban hace unos días que si la planta de Ororbia produce 10,5 millones de amortiguadores cada año, de los que un 25% serían de recambio, la plantilla superaría los 700 puestos de trabajo.