Aroa Celorrio, 24 años: "Tras ser elegida delegada, la empresa me plantó el despido de la plantilla"

Está al frente de la Secretaría de Juventud de UGT y de la asociación Ruge

30.04.2021 | 19:30
Aroa Celorrio García, en la sede de UGT en Pamplona.

A sus 24 años Aroa Celorrio García ya ha acumulado experiencia sindical a pesar de su corta trayectoria en el mercado de trabajo.

Confiesa que decidió afiliarse para estar respaldada ante un empleo. "Pregunté a mi tío Maxi, delegado de UGT en una empresa de la automoción, y me aconsejó que eligiera el sindicato que se amoldara a mi forma de pensar. Consulté y me encajó UGT porque prima dialogar y negociar sobre la movilización", recuerda.

PRIMERA EXPERIENCIA LABORAL EN EL SECTOR DE LA TELEFONÍA


Aroa, que ocupa la secretaría de Juventud de esta central desde marzo, se ocupó por primera vez en una distribuidora de telefonía móvil. "No tenía mucha noción de los convenios y escuchaba entre los compañeros que la empresa no aplicaba el correcto. Consulté con el sindicato y efectivamente en vez del convenio del metal utilizaban el de comercio vario, con la consiguiente merma económica para la plantilla", rememora.

Cambió de compañía dentro del mismo sector, y se topó con la misma problemática laboral. "Promovimos elecciones sindicales en 2019 y me eligieron de delegada por UGT. Me reuní con la dirección para exigir que la empresa cumpliera con el convenio que le correspondía. Una semana después recibí un burofax con el despido de los nueve de plantilla, porque justificaron que las tiendas carecían de rentabilidad", cuenta con angustia.

DOS CONTRATOS A JORNADA PARCIAL EN ALIMENTACIÓN


Posteriormente cambió de rumbo y recayó en el sector de la alimentación: primero con dos empleos a jornada parcial, y después uno a completa.

Pero, tras un permiso por el ingreso de un familiar, recibió la comunicación de "despido disciplinario por faltar un día sin previa justificación y por minar la confianza con la dirección". Denunció y en el acto de conciliación la empresa reconoció "la improcedencia".

Aroa intercalaba sus trabajos con tareas en el área de Juventud de UGT. Hace tres años surgió Ruge, asociación ligada a este sindicato para captar a las nuevas generaciones. Antes de la pandemia, me apunté a un curso sobre esta asociación durante los fines de semana y en días de vacaciones. "Viajé a Madrid, y conocí muchos contactos de los que aprendí", dice.

UNA ASOCIACIÓN JUVENIL QUE FUNCIONA EN EL ESTADO


Desde la secretaría de Juventud en UGT, Aroa va a trabajar en impulsar Ruge en Navarra. "Sigue siendo parte de la estructura del sindicato, pero más independiente con sus estatutos. Somos jóvenes que ayudamos a otros jóvenes. Alguno me ha preguntado qué es un sindicato: hay que corregir esta falta de información", repite.

Por el momento, aquella persona afiliada a UGT de entre 16 y 35 años entra directamente a la asociación. "El 3 de junio queremos organizar un taller para delegados jóvenes. Hay mucha tarea por hacer", advierte.