La gasolina vuelve a subir y llenar el depósito cuesta 14€ más que en 2020

Se sitúa en máximos desde 2014 mientras el gasóleo alcanza su mayor precio en tres años

06.08.2021 | 00:02
La gasolina vuelve a subir y llenar el depósito cuesta 14€ más que en 2020

Tras al menos dos meses de alzas continuadas y apenas una semana de contención, el precio de los carburantes ha retomado las subidas y ha escalado a nuevos máximos anuales en esta primera semana de agosto, haciendo que llenar el depósito del coche sea ya hasta un 21,8% más caro que hace un año, lo que se traduce en el caso de combustible más utilizado, la gasolina, en 14 euros de encarecimiento por depósito.

En concreto, el precio medio del litro de gasolina ha vuelto a las subidas, tras cortar la pasada semana una serie de ocho incrementos consecutivos, y se ha encarecido un 0,56%, para situarse en los 1,416 euros, en máximos desde finales de septiembre de 2014, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea.

Por su parte, el precio del gasóleo ha recuperado las subidas, después de que la pasada semana registrara su primera caída tras doce repuntes consecutivos y ha experimentado esta semana un encarecimiento del 0,47%, hasta los 1,269 euros, en niveles máximos desde noviembre de 2018 y ya no tan lejos del precio máximo de la serie histórica, con 1,356 euros el litro en noviembre de 2013.

De esta manera, el llenado del depósito en esta primera semana del mes de agosto es ya un 21,8% más caro, para el caso de la gasolina, y un 19,7% más elevado, en el gasóleo, que hace un año. En concreto, llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta ahora unos 77,8 euros, unos 14 euros más que hace un año, mientras que en el caso de repostar con gasóleo asciende a unos 69,8 euros, unos 11,5 euros más que en la operación salida de agosto de 2020.

Incrementos del 17% y 18% Antes de la pasada Semana Santa, ambos carburantes ya recuperaron los niveles preCovid. En lo que va de año, el precio medio del litro de gasolina acumula ya un encarecimiento de más del 18%, mientras que el del gasóleo remonta más de un 17%.

Este incremento en los precios de los carburantes en los últimos meses ha venido de la mano de la recuperación en el precio del petróleo. El barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba este jueves en los 70,6 dólares, mientras que el Texas rondaba los 68,6 dólares, con caídas de más de dos dólares con respecto a hace una semana.

Fuentes de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) indicaron que la razón de la subida de los precios de los carburantes en el surtidor es "la subida del precio del crudo y de las cotizaciones internacionales de la gasolina y el gasóleo por el aumento de la demanda de crudo ante el avance de la vacunación".

Además, recordaron que comparar las variaciones porcentuales entre la cotización del crudo y el precio de los carburantes en el surtidor "es incorrecto, tanto en las subidas como en las bajadas, ya que el 50% del precio de la gasolina y el gasóleo corresponde a los impuestos".

Pese a este incremento, el precio de la gasolina sin plomo de 95 está en el Estado por debajo de la media de la Unión Europea, en donde se sitúa en 1,548 euros el litro, y de la zona euro, con un precio medio de 1,600 euros. En el caso del diesel ocurre otro tanto, ya que el precio en la UE es de 1,372 y asciende a 1,396 en la zona euro.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

noticias de noticiasdenavarra