MARI CARMEN SEGURA / ALCALDESA DE VILLAFRANCA

Mari Carmen Segura: "Unas 300 viviendas y negocios podrán reducir el coste energético"

La primera edil remarca que esta iniciativa "ofrece un ahorro a los vecinos sin necesidad de invertir en placas"

07.03.2022 | 00:04
Mari Carmen Segura. Foto: J. Bergasa

pamplona – La alcaldesa de Villafranca, Mari Carmen Segura, asistió el 1 de febrero a la jornada organizada por la Cámara Navarra de Comercio, Industria y Servicios, en la que su presidente, Javier Taberna, propuso a los pueblos constituir una gran comunidad energética para optar a las subvenciones provenientes de los fondos europeos destinadas a esta materia que gestiona el IDAE. "Nos pareció una oportunidad única para fomentar el ahorro energético de una manera eficiente", explica Mari Carmen Segura, primera edil de una localidad con más de 2.900 habitantes.

El Consistorio convocó un pleno extraordinario el 7 de febrero con un solo punto en el orden del día: la participación en esta comunidad energética, propuesta que salió adelante. Por ese motivo, Villafranca se convirtió en uno de los primeros municipios que se adhirió al proyecto de TODA Energía, una sociedad sin ánimo de lucro.

Sin embargo, antes de que naciera esta comunidad energética, Villafranca ya había instalado placas solares en el colegio público y en la guardería para "el autoconsumo", incide la alcaldesa.

Esta localidad, situada en la Ribera a unos 60 kilómetros de Pamplona, ha analizado en qué edificios municipales pueden instalar placas fotovoltaicas para fomentar el autoconsumo entre vecinos y negocios –principalmente del sector servicios, como comercios, establecimientos hosteleros, talleres, etc–. Los estudios estiman que las cubiertas de estos locales públicos pueden producir "200 kilovatios para abastecer a unas 300 viviendas y empresas en la localidad", aclara.

Mari Carmen Segura destaca que este proyecto se presenta como una ocasión para esas personas y pymes que no tienen capacidad para afrontar una inversión en estas instalaciones fotovoltaicas, pero que pueden beneficiarse de ella al formar parte de la comunidad energética. "Sin necesidad de realizar un desembolso, vecinos y negocios del pueblos pueden ahorrarse en la factura de la luz entre un 25% y un 30% al utilizar la energía que producen las cubiertas de los edificios públicos", cuenta la primera edil. El Ayuntamiento ofreció todos los locales de su propiedad, como el polideportivo, el consistorio, la casa de cultura o el centro de salud, entre otros, e incluso algunas parcelas. Sin embargo, esta última opción parece que no convence a los promotores. "La comunidad energética elegirá qué cubiertas son óptimas para este fin", aclara Mari Carmen Segura. "Ahora lo importante es conseguir que el IDAE nos adjudique la subvención para este proyecto", concluye.

noticias de noticiasdenavarra