pilar irigoien / directora gerente de sodena

Más útil que nunca

29.06.2020 | 10:01
Irigoien expone el valor de la entidad para ayudar a las empresas en la situación actual. Foto: Unai Beroiz

Las empresas, como las personas, tienen que afrontar a lo largo de su vida cambios. Algunos son previsibles, otros llegan de forma accidental o inesperada. En la mayoría de esos casos, además, suelen trastocarlo todo porque generan sacudidas profundas y de consecuencias importantes. Es entonces cuando se ponen a prueba los apoyos en los que hacen pie las personas o las empresas.

No cabe duda de que estamos viviendo uno de esos momentos trascendentales. Porque la emergencia sanitaria de la covid-19, como antes lo fue la crisis financiera de 2008 y su larga sombra, ha irrumpido de tal forma que ha vuelto del revés lo que hasta hace poco dábamos casi por seguro. Es en este contexto de máxima incertidumbre donde se vuelve a probar, una vez más, la utilidad de Sodena como sociedad pública al servicio del desarrollo económico y empresarial de Navarra. Estos días se ha puesto de manifiesto la flexibilidad y polivalencia de la entidad para apoyar al tejido productivo e impulsar la colaboración público-privada.

Su saber hacer, su capital de conocimiento es fruto del trabajo silencioso de varias décadas. Desde su fundación en 1984, sus equipos no han hecho sino estar muy cerca de las empresas y sus problemas. Una manera de trabajar que ha permitido detectar, apoyar, impulsar y facilitar el crecimiento de iniciativas tremendamente enriquecedoras para la Comunidad foral.

A través del capital riesgo, por ejemplo, Sodena ha sido un socio activo de 180 proyectos empresariales y ha contribuido al enriquecimiento del tejido empresarial. Los y las profesionales de la entidad están cercanos al equipo gestor de las empresas apoyadas y en la toma de decisiones en los consejos de administración. Además, la sociedad pública también ha trabajado intensamente en atraer inversiones a Navarra y en cuidar y atender al centenar largo de multinacionales ya instaladas para consolidar su presencia en nuestro territorio y con ello todo el parque empresarial de proveedores que han crecido alrededor.

Esa proximidad al emprendimiento, a los equipos promotores de los proyectos y a los equipos directivos y al empresariado ha permitido a la entidad conocer muy bien las necesidades cambiantes del sector privado. Todo ese conocimiento es el que se demuestra hoy más útil que nunca cuando el impacto económico por la caída de producción industrial, consumo y confianza amenaza con laminar proyectos innovadores, iniciativas empresariales en expansión o inversiones programadas.

En Sodena sabemos que las empresas necesitan rapidez en la respuesta y sus tiempos son a menudo distintos a los de la administración pública. Los acuerdos con las sociedades de garantía recíproca Elkargi y Sonagar para facilitar la financiación de empresas y personal autónomo; el programa de préstamos covid-19; o la colaboración y financiación en la compra de EPI tanto para empresas, en colaboración con la CEN, como para el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) pone negro sobre blanco esa agilidad de esta herramienta del Gobierno de Navarra al servicio de la comunidad. Con un consejo de administración que ha estado dispuesto a duplicar las sesiones de los consejos para tomar decisiones.

La nueva crisis ha exigido inicialmente un esfuerzo ímprobo para paliar la falta de liquidez de las empresas. Sin embargo, es a partir de ahora, una vez superado el shock inicial, cuando habrá que perseverar en trazar un rumbo conjunto como sociedad y en adaptarse empresarialmente a los cambios que la nueva situación ha puesto sobre la mesa o, simplemente, ha acelerado.

Al igual que las empresas apoyadas saben bien que los y las profesionales de Sodena están a su lado, la sociedad navarra puede confiar en que la entidad va a servir nuevamente, como ya lo ha hecho a lo largo de 36 años, como puente entre el sector público y privado para contribuir a reactivar Navarra y a desarrollar el modelo económico avanzado que queremos para nuestro territorio. Ahí Sodena también está presente en la coordinación de los trabajos que se desarrollan dentro de la Estrategia de Especialización Inteligente de Navarra y realizando las aportaciones del mismo, al Plan Reactivar Navarra-Nafarroa Suspertu 2020-2023.

Sumados todos los retazos que acabamos de mencionar, tenemos una fotografía. Pero no una imagen apagada. Al contrario, la imagen que hoy ofrece la Sociedad de Desarrollo de Navarra es la de una entidad volcada en incrementar los niveles de crecimiento y sostenibilidad de nuestro tejido productivo en el presente para ganar el futuro. O, como lo dejó reflejado en una de sus reflexiones más brillantes el consultor y profesor de negocios Peter Drucker: "La planificación a largo plazo no se ocupa de las decisiones futuras, sino que se construye de las decisiones que se tomen ahora". Ese es, precisamente, el camino que buscamos recorrer en favor de Navarra y su tejido productivo.

Ahora se vuelve a probar la utilidad de Sodena como sociedad pública al servicio del desarrollo económico y empresarial de Navarra

Como capital riesgo hemos sido socio activo de 180 proyectos , contribuyendo así al enriquecimiento del tejido empresarial

La entidad va a servir nuevamente como puente entre el sector público y privado para contribuir a reactivar la Comunidad