su entorno | La familia Labat Ochotorena

El bosque de Orgi, un robledal milenario

Declarado Parque Regional, este enclave fue escenario de la película 'Robin y Marian' protagonizada por Sean Connery y Audrey Hepburn, por su similitud con el bosque de Sherwood de Robin Hood

31.05.2021 | 12:09
Visitantes, en el bosque de Orgi.

La belleza del bosque de Orgi atrapa a todo aquel que lo visita. Este paraje milenario, situado al sur del Valle de Ultzama –a 25 kilómetros al norte de Pamplona, entre Gerendiain y Lizaso–, ha recuperado gran parte de su esplendor y a día de hoy y debido a sus ochenta hectáreas, se ha convertido en el principal roblesdal húmedo de Navarra, un tipo de bosque muy escaso de gran interés medioambiental. Los ejemplares de robles centenarios e incluso bicentenarios que lo forman, catalogados como Quercus Robur, son capaces de vivir en los suelos encharcados del fondo del valle.

Desde Turismo de Navarra destacan que "tras siglos de explotación, el bosque de Orgi experimenta un proceso de regeneración natural" gracias a haber sido declarado Parque Regional y ostentar la protección de Área Natural Recreativa, lo que ha permitido compatibilizar la conservación de este enclave con su uso público. Por ello, el bosque se ha dividido en tres áreas: la zona de acogida (Arigartzeta), que dispone de merendero, baños y aparcamientos; la de paseos (Tomaszelaieta) y la de conservación (Muñagorri), ésta última cerrada a los visitantes.

Para disfrutar de este singular paisaje no hay nada mejor que seguir las señales y adentrarnos en las arterias naturales que atraviesan el bosque, que nos permitirán conocer la diversidad y la riqueza que atesora este lugar. Todos estos senderos son llanos y accesibles, también para personas en silla de ruedas. Disponen de rincones con bancos de madera, pasarelas e incluso una pequeña caseta para observar aves, por lo que aconsejan llevar unos prismáticos ques nos permitan realizar avistamientos.

En los meses de verano, el bosque de Orgi se convierte en un maravilloso escenario al aire libre, pues acoge espectáculos y otros eventos organizados dentro del programa Cultur. Además, los más cinéfilos deben saber que este robledal, con ecos del legendario bosque de Sherwood de Robin Hood –en Nottinghamshire, Inglaterra– fue ni más ni menos que escenario de la película Robin y Marian, estrenada en 1976 y protagonizada por dos grandes estrellas del celuloide: Sean Connery y Audrey Hepburn.

tres rutas de exploración

Nos adentraremos en esta selva norteña a través de un sinuoso laberinto de 300 metros que nos lleva al "Árbol caído", un roble gigante derribado hace años a causa del viento y que hoy yace cubierto por un manto formado por plantas. Después, tomaremos un camino de 1,4 kilómetros, a lo largo del cual podremos intentar calcular las edades de cada uno de los árboles que encontraremos a nuestro paso. Veremos cómo los robles americanos y rojos conviven con árboles menores, como acebos, arces y olmos, y un rico sotobosque de herbazales, helechos, brezos y enebros. Y si caminamos en silencio, nos advierten desde Turismo, "tal vez podamos escuchar el canto de los pájaros, percibir el rápido movimiento de pequeños anfibios o toparnos con algún murciélago".

Este camino conecta con la senda, el tercer recorrido, que en apenas 700 metros más, nos llevará a la zona más encharcada de este paraje. Ahí descubriremos con gran asombro que el mar llegó a ocupar este lugar hace 180 ó 200 millones de años, tal y como demuestra la charca salina que aún se conserva en este pedazo de tierra del interior.

Una vez fuera del bosque, podemos realizar otras rutas que nos permitirán conocerla geografía del valle de Ultzama. Entre ellos, el sendero de Orgi –de 8,4 km–, el de Amati –de 10,5 km–, que recorre los pueblos de Lizaso, Larraintzar, Iraitzotz, Zenotz, Eltso y Gerendiain; el Barranco de Aratxuri –de 2 km–; la Vuelta de Belate –de 6,2 km–, que dibuja la muga entre el valle de Ultzama y el del Baztán; o el sendero de la Turbera, que en sólo un km condensa el paisaje de caseríos de la zona.

También resulta de gran interés visitar la Casa Museo de Apicultura Eskurdi, en Eltso/Gerendiain, donde nos acercaremos al curioso universo de las abejas y conoceremos el proceso de extracción y decantación de la miel de las colmenas. Además, los más golosos podrán degustar miel acompañada de una cuajada artesanal. Por último, los amantes del deporte encontrarán aquí el entorno perfecto para practicar golf en las instalaciones del Club de Golf Ulzama y las del Centro de Pitch & Putt.

Más información

noticias de noticiasdenavarra