En casa de Harkaitz Barreros y su familia

"Mi hija me dice que soy un aita con 'flow', pero que ya vale de tatuajes"

Este peluquero de Urretxu levantó la persiana de su propio salón en esta localidad gipuzkoana hace 24 años bajo el nombre de HMotion. Su ama Feli y su aita Gabriel le apoyaron desde el principio, aunque les resultó extraño que quisiera dedicarse al mundo de la moda. Ahora su hija Naira asegura a sus 11 años que quiere ser esteticista. El tiempo dirá

08.11.2021 | 10:49
Harkaitz Barreros y su familia

Esta semana nos trasladamos a Urretxu para conocer a Harkaitz Barreros, director creativo de HMotion, el salón que fundó hace 24 años en el corazón de esta localidad gipuzkoana. A su lado está su ama, Feli Soria, y su hija Naira, acompañándole, como hacen siempre, en todos los pasos que va dando en su carrera. Ellas son quienes le frenan y le aportan esa pizca de reposo que a veces necesita, nos asegura.

Con total naturalidad comenzamos a charlar, como si nos conociésemos de antes. Se nota que Harkaitz está curtido en el oficio de atención al público. Además de desgranar su trayectoria profesional, conoceremos sus gustos y las aficiones que comparte en familia cuando desconecta de su trabajo. Su pasión por la peluquería más creativa, su filosofía de vida y su faceta más rockera.

Feli, ¿de dónde le viene a tu hijo su pasión por la moda y la peluquería?

-Feli Soria: Pues no lo sé, la verdad, porque venía de un mundo totalmente diferente.. No había nada a su alrededor relacionado con la moda. Mi marido, Gabriel, trabajaba en CAF y yo fui primero cocinera y luego abrí una tienda, Hargor, que era conocida como la tienda hippy de Urretxu. Me jubilé con 62 años y la cerré.

-Harkaitz Barreros: Antes terminabas de estudiar con 14 años y muchos de los nuestros se ponían a trabajar en la construcción o iban a un taller... pero a mí eso nunca me atrajo. Ése era el escaparate que había y la moda me llamaba la atención, pero no tenía la oportunidad de palparlo como sí hubiera podido hacer en ciudades como Barcelona o Madrid.

¿Y cómo os lo tomasteis?

-Feli: Cuando nos dijo que quería ser peluquero casi nos caemos muertos. No sé si llegamos a pensar algo en ese momento, porque nos quedamos flipados. Sinceramente no nos lo esperábamos. Luego el pequeño, Gorka, se puso a hacer Peluquería también, pero vio que no era lo suyo, lo dejó y se marchó al taller.

-Harkaitz: Por aquel entonces no era frecuente estudiar aquí Peluquería, y menos si eras chico, pero lo curioso es que luego, cuando vas a esas ciudades te das cuenta de cuántos hombres peluqueros hay, más que mujeres...

-Feli: De todas formas siempre le hemos apoyado.

¿Cómo vives su crecimiento profesional?

-Feli: Confiamos en él y le hemos dicho para adelante siempre.

-Harkaitz: Sí. Mis aitas son mis pilares y son los que siempre han estado ahí, en los buenos y en los malos momentos. Gracias a ellos pude estudiar en Madrid y montar la peluquería. (Conoce la trayectoria de Harkaitz Barreros).

¿Cuándo encontraste tu estilo?

-Harkaitz: Bueno, aún estoy sin definir (ríe). De chaval llevaba el pelo siempre muy largo, más largo que Naira ahora. Siempre he tenido mucha influencia del rock, tengo varias guitarras y soy un apasionado de las motos. Mi estilo es muy rockero.

Naira, ¿y cómo llevas eso de tener un aita tan moderno?

-Naira Barreros: Es muy moderno, el que más de toda la ikastola. Mis amigas dicen que es el único que tiene 'flow' (ríe).

-Harkaitz: Antes de la entrevista Naira me ha dicho que ayer iba estilo calle, pero que hoy voy de 'Caye-tano' (ríen). Fuera bromas, mi hija es muy coherente y me frena un poco, al igual que Joana, mi pareja.

Y ahora que no nos oye, ¿te riñe mucho tu aita?

-Naira: No. Y tampoco me castiga mucho..

-Harkaitz: Bueno, justo ayer tuvimos una pequeña bronca (risas).

¿Crees que tiene demasiados tatuajes?

-Naira: Sí, ¡muchísimos! Todos no le veis ahora, pero tiene por todo el cuerpo...

-Harkaitz: Sí. El primero me lo hice con 16 años y he seguido hasta hoy en día que tengo 43. Y ya estoy pensando en hacerme en otros.

-Feli: Yo ya no le digo nada...

-Harkaitz: Y Naira me dice que ya vale (risas).

Feli, ¿y cuándo te vas a hacer dilataciones en la oreja como tu hijo?

-Feli: ¿Yo?

-Todos: (ríen).

-Feli: Me hice estos dos agujeros (señala su oreja derecha) y fue terrible. Me dolieron mucho, así que como para hacerme dilataciones, que no me gustan nada además.

Bueno, y volviendo a tu día a día, Harkaitz, ¿cómo es un día normal en tu vida?

-Harkaitz: A las seis menos cuarto de la mañana arriba porque me gusta acostarme muy pronto. A las nueve estoy en la cama todas las noches. Desayuno, hago hora y pico de deporte, dejo a Naira en el cole, voy al banco y hago el papeleo de la 'pelu' y y gestiono los eventos o colecciones que vayamos a hacer y para las diez estoy ya listo con las puertas de HMotion abiertas esperando a los clientes.

¿Te ha afectado la pandemia a nivel profesional?

-Harkaitz: La pandemia me ha venido bien para pensar y para poner todo en orden. Sobre todo he conseguido madurez y la capacidad de saber qué es lo que no quiero y ahora he llegado al punto de poder decidir qué hacer y para mí la peluquería tiene que estar en constante evolución. Si no fuese así, no sería peluquero.

¿Quién es tu mano derecha en la peluquería?

-Harkaitz: Mi mano derecha es Joana Cuñado, que además es mi pareja. Y en los eventos actuamos como una productora y me toca dirigir hasta cerca de veinte personas, entre peluqueros autónomos, maquilladores, fotógrafos, disc-jockeys...

Llevas 24 años haciendo peluquería de autor, ¿qué es eso?

-Harkaitz: Está muy relacionada con la cocina de autor. Un cocinero hoy en día es casi una estrella de rock y sinceramente ya quisieran muchos rockeros tener el prestigio que se le da hoy día a la cocina. Al final es un concepto, una filosofía. Los peluqueros hemos evolucionado y para nosotros investigar, aprender, desarrollar e innovar está a la orden del día. (Sumérgete en HMotion, una peluquería con 'hache' de Harkaitz).

¿Es difícil hacer peluquería de autor en Urretxu?

-Harkaitz: La verdad es que la mayor parte de mis clientes son de fuera y vienen específicamente al salón, pero me siento querido en el pueblo y estoy muy agradecido. Con el tiempo hemos creado una marca con carácter y calidad.

¿Cómo definirías tu estilo?

-Harkaitz: Al principio era más radicales o agresivo, pero ahora soy más transgresor, vanguardista y sofisticado. He visto en mí una evolución.

¿Y qué le aconsejarías a alguien que llega por primera vez a tu salón?

-Harkaitz: Que menos es más. No porque lleves mil colores eres más moderno. Lo que se lleva es estar bien consigo mismo.

¿A quién te gustaría cortarle el pelo?

-Harkaitz: A Najwa Nimri (sonríe).

Cambiando de tema... ¿cuál es tu plan favorito con aita?

-Naira: No lo sé. A veces nos vamos con la autocaravana. Y otras hacemos moto de agua, vamos a esquiar a la nieve...

-Harkaitz: Solemos ir a la zona de Aragón con mi hermano Gorka, su hijo Anartz y su mujer Irati. Es que a mí me gusta sobre todo la aventura y, a ser posible, hacer deporte en el exterior, aunque también voy al gimnasio.

¿Y tú, Naira, qué deporte practicas?

-Naira: A mí me gusta bailar. Llevo desde 'txiki' haciendo ballet.

Por trabajo te has movido bastante, Harkaitz, ¿cuál es el destino que más ilusión te ha hecho?

-Harkaitz: A nivel de sensaciones no hay nada como los países del norte de Europa, como Alemania, Países Bajos o Dinamarca, donde ser peluquero está muy bien valorado, pero de elegir quizás diría Varsovia, Fui a dar una masterclass y fue una experiencia muy buena. Y un lugar para ir en familia elegiría Benidorm y Sitges, a donde vamos todos los años, pero tengo ganas de ir con Naira a las Islas Baleares para hacer planes de naturaleza. (Haz un recorrido rápido por Varsovia, la capital de Polonia).

¿Y si hablamos de cocina quién se os viene a la cabeza?

-Harkaitz: Eso mi ama. Hace muy bien los platos de cuchara.

-Feli: Hago de todo. Lentejas, garbanzos, alubias... sé que les gusta y siempre agradecen lo que hago.

-Harkaitz: Es que nos gusta la comida con fundamento (risas).

¿Y a ti, Naira, qué plato te gusta más cuando vas a casa de amama?

-Naira: Pues ahora mismo no sé...

-Feli: ?a tortilla de patatas. Le gusta comer un trozo cuando viene de ballet, pero ella tiene mucha habilidad para la cocina. El bizcocho le sale muy bien.

-Naira: Bueno, no siempre, pero sí. Mi aita dice que es por la paciencia que tengo. Le echo yogur. Y si es de limón sale más rico.

¿Y qué tal cocina tu aita?

-Naira: Bien...

-Harkaitz: A Naira y a mí nos gusta currarnos juntos buenas ensaladas (le dice, guiñándole un ojo). Puedo decir que soy cocinero de autor (risas). Hace poco estuve en 'Txoriene', el programa de cocina de la ETB1, y preparé una crema de calabaza. Y eso sí, me gusta cocinar con música. (Aprende a hacer crema de calabaza).

¿Qué música te gusta?

-Harkaitz: El 'rock radical vasco', en general. Somos muy fans de Barricada. He crecido escuchando sus canciones y he tenido la suerte de conocerlos un poco. He podido verificar que al igual que es buena su música, ellos son también buenas personas. Lo de 'Boni' fue un palo. Sabíamos que estaba como estaba, pero siempre piensas que aunque dijesen que era la gira de despedida, alguna vez volverían...

-Feli: Hemos ido a ver a 'El Drogas' hace poco. Presentaba su nuevo disco. No llevamos a Naira porque no quedaban entradas... ('El Drogas', en plena forma y con nuevo disco bajo el brazo).

-Naira: Bueno, a mí no me gusta... Yo soy más de lo que se escucha ahora, de reggaeton (Su aita Harkaitz se lamenta). El otro día le pedí a aita que me lleve a ver a Rauw Alejandro. (La batalla entre el rock y el reggaeton).

-Feli: Nada que ver con Harkaitz. Recuerdo que cuando tenía diez años le llevamos al velódromo de Anoeta con su hermano Gorka y ahí estuvimos mi marido y yo, con ellos en primera fila, dándolo todo.

-Harkaitz: Es que a mi ama le gusta desde Diango o Sabina hasta Jimmy Hendrix. Y mi aita, que tocaba la batería, le gustaba Led Zeppelin, así que imaginaos...

-Feli: Sí. Llegó a tener un grupo en Ordizia. Los 'Black Birds'. Cantaban en inglés, o bueno, en el inglés de la época, como podían (risas). Hacían versiones de la Creedence y así y dieron varios conciertos.

¿Y has seguido los pasos de tu aita en la música, Harkaitz?

-Harkaitz: Sí, pero yo empecé con el saxo.

-Feli: Harkaitz llegó a tocar en la banda de Urretxu.

-Harkaitz: Sí, pero cuando el director me dijo que me pusiera traje, le dije que se lo pusiera él (risas).

-Feli: No quería ponérselo, qué lucha...

-Harkaitz: Y no me lo puse nunca. Al final escuchaba a Sepultura y me atraía mucho más una guitarra. Aprendí con la clásica, después pasé a la eléctrica y toqué en varias bandas. Fuimos teloneros de 'Latzen', 'Hor Konpon' o 'Storbais'. Imaginaos, mucho 'gaztetxe' y muchas fiestas de pueblos. Nos lo pasamos muy bien. Ahora seguimos tocando de vez en cuando, cuando nos reunimos en el local.

-Feli: Ah y Naira también tiene una guitarra eléctrica.

-Naira: Sí, pero a mí me gusta más bailar que tocar. Hago bailes con TikTok. (Baila al ritmo de algunos de los bailes más virales de TikTok).

¿Y si hablamos de películas y series? ¿Qué nos recomendáis?

-Feli: Acabo de ver la nueva serie que protagoniza Maribel Verdú, que se titula 'Ana Tramel' y está bien. La historia engancha. Nos han dicho que no nos perdamos la película de 'El Buen Patrón'. (¿Tienes ganas de ver la nueva película de Fernando León de Aranoa? Dirígete a la página 19).

-Naira: Yo suelo ver series o películas en Netflix con mis amigas, pero nos cuesta mucho elegir.

Y por último, ¿os gusta leer o no sacáis tiempo para ello?

-Harkaitz: En mi caso no está entre mis prioridades, por cuestión de tiempo, pero leo muchas revistas de moda y de motos. La peluquería es para mí una forma de vida y leo todo lo que está vinculado con ello.

-Feli: Yo sí leo bastante. Naira me dice que cómo me pongo a leer a las horas que me pongo, porque me gusta leer cuando me voy a la cama.

¿Y si tuviéseis que elegir un libro para regalar estas Navidades, cuál elegiríais?

-Feli: Yo he empezado a leer 'Sira', la segunda parte de 'El tiempo entre costuras', que me gustó mucho. (Adéntrate en la historia de 'Sira'). También me he puesto a leer 'El secreto de Gibola', de Ane Odriozola. Tengo la segunda parte, 'La sombra de Gibola' y en la biblioteca ya he pedido que me apunten en la cola para poder tomar prestada la tercera parte.

noticias de noticiasdenavarra