Italia registra 70 muertos y cerca de 600 nuevos contagios en el último día

La cifra de fallecidos se ha reducido a la mitad, y la de nuevos contagios asciende levemente

28.05.2020 | 18:13
La cifra de fallecidos se ha reducido a la mitad, y la de nuevos contagios asciende levemente

Italia registró 70 muertos con coronavirus en las últimas 24 horas, la mitad que ayer miércoles, y la cifra total asciende ya a 33.142, según los últimos datos de Protección Civil.

Los nuevos contagios son 593, algo superior a este miércoles aunque en la misma línea, y un tercio de estos casos son de Lombardía, la región que ha sido más duramente golpeada por la epidemia.

Más de 150.000 personas ya se han curado, y actualmente siguen siendo positivas cerca de 48.000, aunque solo están hospitalizados con síntomas 7.379, y los ingresados en cuidados intensivos ya son menos de 500 en todo el país.

Por otra parte, actualmente solo hay 489 personas ingresadas en la UCI, siendo esta la primera vez desde el 6 de marzo que la cifra es inferior a 500, mientras que en el último día ha habido otros 3.503 pacientes curados y son ya más de 150.000 las personas que han superado la covid-19 en Italia.

Viajes entre las distintas regiones

Entretanto, sigue abierto el debate ante la posibilidad de que el Gobierno autorice esta semana los viajes entre las distintas regiones del país a partir del 3 de junio, algo que ha generado preocupación en algunas regiones dado que la situación epidemiológica no es igual en todo el país.

En este sentido, el ministro de Asuntos Regionales, Francesco Boccia, ha advertido este jueves de que si todas las regiones "arrancan de nuevo" lo hacen "sin distinción del perfil de los ciudadanos que residen en una región u otra, si las autoridades sanitarias y el Gobierno deciden que el país está preparado" para ello.

Así, ha recordado que la Constitución no permite diferenciar entre ciudadanos y por tanto las regiones no pueden adoptar medidas que "obstaculicen de alguna manera la libre circulación de personas". "Si estamos todos sanos, nos movemos en el país como siempre hemos hecho", ha recalcado, subrayando que "no existen pasaportes sanitarios" y que de existir, sería el Estado el que los expediría.

Por otra parte, la Fundación Gimbe, que realiza investigaciones en el plano sanitario, ha publicado este jueves un estudio en el que apunta que Lombardía, Piamonte y Liguria no están preparadas para la reapertura el próximo 3 de junio. "En estas tres regiones se registra un porcentaje más elevado de test positivos y el mayor incremento de nuevos casos", ha explicado en un comunicado.

ACUSACIONES CONTRA LOMBARDIA

Sin embargo, lo que ha suscitado la polémica han sido las declaraciones realizadas por su presidente, Nino Cartabellotta, en Radio 24, en las que ha dado a entender que Lombardía, la región más castigada por la pandemia, podría estar maquillando los datos que ofrece.

Preguntado sobre si Lombardía figura entre las regiones que "ajustan las cifras por miedo a permanecer cerradas", Cartabellotta ha afirmado: "La respuesta es afirmativa".

En el caso de esta región, ha dicho, "ha habido muchas cosas extrañas en los últimos tres meses" entre las que ha citado "retrasos en la comunicación y transmisión de datos que estarían justificados en la primera fase y mucho menos ahora". Según el presidente de la Fundación Gimbe, parece como si "hubiera la necesidad de mantener por debajo de un cierto nivel el número de casos diagnosticados".

Las palabras de Cartabellota han provocado la reacción inmediata del gobierno de Lombardía, que ha anunciado que ha "decidido presentar una querella contra la Fundación Gimbe y su presidente". Se trata, ha explicado en un comunicado, "de un acto inevitable" tras lo declarado por Cartabellota.

Según el gobierno que lidera Attilio Fontana, se trata de "acusaciones intolerables y carentes de fundamento por las cuales el presidente de Gimbe deberá responder personalmente". "Nuestros datos, como prevé el protocolo compartido por todas las regiones, son transmitidos a diario y con la máxima transparencia al Instituto Superior de Sanidad", ha reivindicado el ejecutivo lombardo.