Día de San Fermín | Tendido vacío

Plaza con toros de cartón

08.07.2020 | 00:51

A falta de corridas, la Plaza de Toros recibe la visita diaria de turistas. La exposición de la Meca se abre al público en estas fechas, y estos suplen la presencia de miles de aficionados taurinos.

Hay muchas maneras de vivir los Sanfermines y también las no fiestas. A causa de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus y la suspensión de las fiestas, las pocas personas que se animan a visitar Pamplona en estas fechas lo hacen de forma diferente.

La Plaza de Toros ha centrado su atención en su exposición. Este 7 de julio, a la hora en la que debería haber sido la primera corrida de toros de las fiestas se ha suplido con visitas guiadas a los corrales, al ruedo, al patio de caballos o a la capilla.

Los turistas apostaron por conocer la ciudad, el Casco Viejo, el recorrido del encierro, el coso taurino y su exposición, pero con tranquilidad, algo que no hubieran podido hacer si se hubieran celebrado las fiestas. "A todo hay que buscarle el lado positivo, si San Fermín se hubiera festejado, la exposición de la Plaza de Toros habría estado cerrada y no habría podido conocer este pedacito de historia", explicó el peruano José Chiu, quien vino de vacaciones a conocer Pamplona antes de que se decretara el Estado de Alarma.

Un matrimonio francés, Julián Llamas y Morgane Cheru, decidieron realizar la visita guiada de la Plaza de Toros por tradición, "es otra forma de pasar el día, aunque conocemos la plaza en fiestas y sin fiestas, nos apetecía volver a verla solo por placer", comentó Julián mientras contemplaba carteles de ferias antiguas junto con su pareja. Un primo de su madre fue torero y asegura que "por eso estoy tan metido en el mundo taurino, lo llevo en la sangre", detalló Julián emocionado.

En estos momentos el turismo es escaso, llega a cuentagotas, y las pocas personas que deciden venir de vacaciones a Pamplona son en su mayoría del ámbito nacional. Los excursionistas coinciden en que "conocemos las fiestas, llevamos ya tiempo viniendo a Sanfermines y este año independientemente de que no se celebren queríamos vivir San Fermín de otra manera", declaró la asistente zamorana Luisa. Ella y su pareja Eloy celebraban ayer su aniversario y decidieron hacerlo en un lugar que tuviera un significado para ellos: Pamplona.

Un grupo de vecinos de Álava también ha venido todos los años en estas fechas a celebrar las fiestas. Ayer, de igual manera, para conmemorar San Fermín pero de otra manera decidieron acercarse a Pamplona para pasar la tarde. "Está bastante chulo, hay sitios que los ves por la tele, pero que si no estás aquí no los puedes conocer", expresó Joseba González, uno de los asistentes de la exposición.

La plaza no está abierta solo para las visitas, los miembros del Club Taurino de Pamplona, Pablo Hernández y Rodrigo Adrián, acuden todos los días por la mañana y por la tarde para entrenar. Su sueño es ser toreros y ayer mismo se dejaron caer por la monumental.

antes de la suspensiónEste año, como todos los negocios, el coso taurino de Pamplona también ha tenido que ajustarse a la situación. Las visitas guiadas nunca se han podido realizar en las fechas de San Fermín, en la semana del 6 al 14 de julio la exposición siempre había permanecido cerrada hasta esta ocasión. "Se hace raro, y para mí más que nunca he fallado unos Sanfermines en mi vida, pues mucho más raro, pero ha tocado así y hay que adaptarse", expresó Isaura Fernández la responsable de la visita guiada de la Meca. Asimismo, Isaura mostró la incertidumbre que existe en este momento, ya que en otras temporadas, para estas fechas ya habían recibido muchos más turistas. De hecho, el año pasado la plaza registró más de 43.000 visitas. "Era otra manera de viajar, este año no es comparable con nada, no tenemos referencias y no sabemos cómo seguirá, esperemos que vengan más turistas y podamos remontar un poco", confesó Isaura.

noticias de noticiasdenavarra