la carta del día

En La Estellesa a Pamplona en San Fermín 2019

09.02.2020 | 19:40

y me explico, San Fermín 2019, de Estella a Pamplona y vuelta en La Estellesa, claro, utilizar el transporte público en vez del coche privado, hasta ahí todo correcto, pero ¿qué ha pasado en estos tres primeros días de San Fermín? Pues lo de todos los años, un auténtico desastre, empezando por el día 6 de julio, a Pamplona a almorzar, los horarios de La Estellesa en su web indicaban un autobús a eso de las 6.45h de la mañana, otro a las 8.50h y el siguiente a las 14.00h, ¿y los horarios después de las 8.50h? y para volver ¿dónde está el autobús de las 23.50h? Como siempre La Estellesa pone la información de los servicios especiales tarde y mal y apenas se le da publicidad, unos folios en la estación o no se le da ninguna publicidad y así no se entera nadie, así que nos llevaron a Pamplona, en media hora en Pamplona, todo correcto.

¿Y la vuelta el día 7 de julio? A la estación de autobuses de Pamplona para coger La Estellesa de las 7.00h de la mañana, llegando con tiempo a la taquilla el espectáculo de ver a más de 200 personas apelotonadas esperando a comprar un billete en las taquillas de La Estellesa realmente tercermundista, para un trayecto de 30 minutos en autobús hay que hacer cola para comprar el billete más de media hora, tercermundista, y todos nos preguntamos, ¿dónde está la fila única, la cinta que se pone para hacer el recorrido de la fila única para que no se produzcan aglomeraciones ni empujones?, ¿dónde está? ¿Qué medidas se toman para que estas aglomeraciones no se produzcan? Si se abren las cuatro ventanillas que tiene la oficina de billetes de La Estellesa no debiera haber mayor problema, compras el billete, te montas en La Estellesa y, cuando se complete, para Estella (y en media hora en Estella).

La entrada en el autobús de La Estellesa igual de tercermundista, tapón en la puerta, un poco de empujón, si entras bien y si no esperas al siguiente, hay que recordar que los billetes van sin número de asiento, así pasan estas cosas, llegamos a Estella en media hora, perfecto, tiempo muy competitivo para poder poner una Estellesa cada hora durante las 24 horas desde Estella a Pamplona en San Fermín. De vuelta otra vez para Pamplona, día 7 de julio por la tarde, estación de autobuses de Estella, dos minutos para comprar el billete, autobús directo a Pamplona, en media hora en Pamplona, perfecto. ¿Y la vuelta el día 8 de julio? El mismo caos y desastre del día anterior. Para volver a Estella a las 7.00h, media hora de cola para comprar el billete, aglomeración de personas en las taquillas, compramos el billete, nos montamos en La Estellesa y, como había más personas que plazas en La Estellesa, ponen un autobús de refuerzo para los que vamos directos a Estella, bájate del autobús, móntate en el otro y a esperar a que se llene o acaben de llegar los que estaban en la taquilla. El autobús de línea se va a eso de las 7.00h y el de refuerzo se queda esperando, con los de Estella directos a que se complete. Salimos de Pamplona a eso de las 7.50h y llegamos a Estella a eso de las 8.30h, y si empezamos a contar horas, no sale la cuenta, media hora para comprar el billete, más una hora esperando, más media hora de trayecto hasta Estella, dos horas para un trayecto de media hora, tercermundista por decirlo fino. Caso aparte merece la "nueva" Estación de Autobuses de Pamplona, absolutamente desbordada en San Fermín. Cuando estás llegando a la entrada, fuera, por la acera que no es muy ancha, tienes que ir sorteando a los vendedores de todo tipo de artículos, a los que esperan o se bajan de las villavesas, a los que están sentados en el suelo... en fin, entras a la estación y, aunque sea por la mañana, el bofetón de aire caliente que te da es de impresión, si hace sol los cristales parecen como lupas del calor que dan. Digo yo que aire acondicionado le pondrían a la estación, pero por lo que se ve, se les ha olvidado encenderlo.

Al entrar las escaleras mecánicas para bajar, parece que no pero la primera escalera mecánica para bajar es un peligro donde llega al final, el año pasado y el día 7 de julio de este año había una persona caída en el suelo, la caída parecía bastante seria, en el mismo punto, así que habría que tomar alguna medida para poder evitarlo, y de ahí a la taquilla de La Estellesa, a la aglomeración de personas en busca del billete para ir para casa.

En fin, con unas pocas medidas muy sencillas de realizar, se evitarían estos problemas, que seguro se volverán a repetir este próximo fin de semana de San Fermín. Me pregunto, ¿dónde andarán los responsables de transportes del Gobierno de Navarra? ¿Los del Ayuntamiento de Pamplona? ¿Los de las campañas del Voy y vengo? Me imagino que de vacaciones, recuerden que en San Fermines será posiblemente donde más viajes en trasporte público se realicen en Navarra de todo el año. ¿Se imaginan poder coger La Estellesa en Pamplona en San Fermín para ir a Estella cada hora durante las 24 horas del día, llegando a Estella en media hora, pagando con la tarjeta única de transportes de Navarra, en una estación de autobuses de Pamplona, sin aglomeraciones, para comprar el billete y con aire acondicionado? Bueno, ahora mismo utopía, en un futuro...