la carta del día

La envidia

09.02.2020 | 22:47

La envidia es un craso error por la que el envidiador instiga al envidiado. Existen dos tipos de envidia: la envidia sana y la envidia cochina. Las personas que envidian a otras les atosigan e intentan que no se integren en el grupo, criticándolas, rumoreando frases tediosas, erráticas y muy dolorosas? Tal vez la frustración la proyecte en el envidiado y le haga la vida imposible.

El individuo que sea envidiado tiene que hacer caso omiso de la rumorología y alusión al sentimiento de querer lo que no tienen los demás.

Yo en su día trabajé en una localidad donde me hicieron mobbing, y una de las compañeras, la cual me tenía mucho aprecio, un día me dijo que lo que tenían esas dos personas hacia mí era envidia. Reconozco que todavía hay personas que sufren el acoso laboral y yo hago caso omiso y siento indiferencia hacia ellas.

Sencillamente reflejan una frustración interior que proyectan a la persona afectada. Son individuos altivos, prepotentes, arrogantes, pero en el fondo inseguros. Lo que proyectan es una impotencia terrible y un malestar interior que les atosiga y les hace instigar al envidiado.

Como he hecho alusión a la tipología de los sujetos voy a enumerar dos clases de envidiosos:

-Envidia sana: Ocurre cuando ves a una persona y te agrada cómo actúa, cómo viste, cómo es, y te sientes halagada de poder estar a su vera y además poder decirle lo maravillosa que es.

-Envidia cochina: Son personas amargadas, frustradas y con una baja autoestima. Les encanta disfrutar cosas sin veracidad y se sienten satisfechas de los resultados que han obtenido.

En primer lugar, la persona envidiosa tiende a hacer comparaciones tediosas y a blasfemar para sentirse narcisista.

¿Cómo actuar si somos víctimas de un envidioso?

-Escuchándole, no oyéndole. Hacer caso omiso a las blasfemias, ser indiferente, ignorar sus carencias afectivas y materiales.

-A poder ser, tratar de ser empático en todo caso. Darle afectividad pese a su actitud negativa desbaratando así sus presuntas hazañas.

-Ser indiferente, consiguiendo que él se porte de una manera errática.

-Ser asertivos con ellos para hacerles ver sus conductas erráticas.

Formadora Pedagogía Terapéutica. Formadora Gestáltica

noticias de noticiasdenavarra