La farmacia de Isaba

07.03.2020 | 23:14

Respuesta a Ana Etxeberria ElizondoEl Ayuntamiento de Isaba, con una visión a largo plazo, ha apostadopor seguir ofreciendo una farmacia abierta en el medio rural que nos obliga a realizar obras de remodelación, ampliación y adecuación del local.A su vez, y con arreglo a las directrices del departamento de Salud del Gobierno de Navarra, encontramos una persona que, siguiendo todos y cada uno de los trámites exigidos, obtuvo la licencia que habilita el desarrollo de la actividad.Dado que en este pueblo no nos sobra el dinero, y entendiendo que la filosofía de este proyecto podía ser compartida, es por lo que solicitamos ayuda económica al Gobierno de Navarra.Hasta aquí la cronología de los hechos para conocimiento general y el suyo en particular.Ahora vamos a intentar aclarar algún detalle que (dice usted en su carta) le resulta muy difícil de entender, e incluso se llega a preguntar... "¿o quizás nos estamos perdiendo algo?".El Ayuntamiento de Isaba deja el local en óptimas condiciones, como usted bien dice y como no puede ser de otra manera para que se pueda dar el servicio de acuerdo a las exigencias legales. Por supuesto que es una actividad comercial que busca una rentabilidad económica, pero por encima de todo eso se observa una manera de entender la vida más allá de la cuenta de pérdidas y ganancias.El Ayuntamiento de Isaba realiza una inversión en un local municipal, y la persona adjudicataria abona una renta en concepto de alquiler además de correr con los gastos de equipamiento de dicho local.Su razonamiento cuestionando si es necesario, sostenible, motivado (por el departamento de Salud) y eficaz que el Ayuntamiento gaste dinero en un negocio privado cuando hay otra farmacia funcionando en Roncal, a 7 kilómetros, y que el Gobierno, además y para más inri, otorgue una subvención de 40.000 euros, nos causa tristeza, pena y preocupación.Leeremos gustosos sus opiniones cuando se hable de pérdida de servicios básicos, de proyectos de vida en el medio rural, de las causas que motivan la despoblación, etcétera.Con subvención foral o sin ella, continuaremos trabajando para darle la vuelta al mantra de que "servicio que se cierra en el medio rural, servicio que no se abre".