la carta del día

Crisis sanitaria y personas mayores

19.05.2020 | 00:40

La grave crisis sanitaria originada por el coronavirus está provocando una situación de emergencia que nunca hubiéramos imaginado y que se está cebando con especial crudeza en el colectivo de las personas mayores. Desde la crisis del 2008, este colectivo (un 20% de la población navarra tiene más de 65 años) ha tenido que enfrentarse a numerosas dificultades. Pero ahora la alarmante situación de fallecimientos originados por la pandemia en las residencias de mayores está siendo de una magnitud brutal.

Desde la Federación de Pensionistas de CCOO venimos reclamando un plan de choque que refuerce y garantice la atención a este colectivo para que disminuya cuanto antes el número de fallecidos por esta terrible pandemia. El objetivo más inmediato sería garantizar a las personas en situación de dependencia una atención efectiva, especialmente a las más vulnerables; así como garantizar la protección de la salud de los profesionales que prestan estos servicios.

La pésima gestión de las residencias en manos de entidades privadas, unido al frágil modelo del sistema de dependencia, ambas cuestiones marcadas por la precarización de las condiciones laborales del personal y la insuficiencia de recursos, hace más que necesaria la implantación de un modelo de coordinación sociosanitaria. Un modelo en el que se priorice la puesta en marcha de estrategias de atención centradas en la persona, que incluyan recursos de servicios sociales y servicios de salud de atención primaria y especializada, trabajando con protocolos y desde una perspectiva de atención integral.

En lo que respecta a los centros residenciales, hay que fortalecer las medidas encaminadas a frenar los contagios, estableciendo una clasificación, ubicación, y aislamiento llegado el caso, según las características clínicas de las personas residentes en estos centros. Además, hay que establecer mecanismos de información y coordinación entre los centros residenciales y las autoridades sanitarias. Y reforzar también las medidas preventivas, extremando la precaución y la limpieza.

Desde CCOO también solicitamos que se siga reubicando a las personas residentes sin síntomas que no hayan tenido contacto con personas contagiadas en los casos en los que no existan posibilidades de aislamiento en el centro residencial. Se pueden utilizar hoteles o alojamientos similares, como se ha hecho con otros colectivos. Y reforzar la contratación de personal según los criterios para la atención a la dependencia.

Para mejorar las pensiones tuvimos que realizar grandes movilizaciones. Y volveremos a las calles para defender la sanidad pública, los servicios sociales y las atenciones en las residencias de mayores, donde la escasez de profesionales y el empleo precario no garantiza los cuidados y la calidad suficiente de este servicio. Esta grave crisis sanitaria pone de manifiesto que no puede prevalecer el tejido industrial sobre el tejido humano.

El gasto público social en España, que incluye servicios públicos como sanidad, educación, vivienda, servicios sociales, pensiones etcétera, es de los más bajos de Europa. Un 16,6% del PIB frente a la media del 18,8% del conjunto de la Unión Europea y del 19,8% entre los países de la zona euro. No olvidemos que el esfuerzo de las personas mayores logró que miles de hogares con todos sus miembros en paro se mantuviesen en pie con la crisis económica iniciada a partir del año 2008, y agudizada con fuertes recortes sociales y laborales con la llegada del PP al gobierno en el año 2012, donde se congelaron las pensiones y con millones de ellas que no superaban el SMI.

Avanzar en una mejor atención y servicios al colectivo de las personas mayores es una obligación de los poderes públicos. Porque tenemos derecho a envejecer dignamente, a decidir dónde y cómo queremos vivir, a que se tengan en cuenta nuestras opiniones y nuestros problemas, como la soledad o la dependencia. Porque merecemos un trato y una vida digna.

Desde estas líneas queremos reconocer el esfuerzo humano que está teniendo el personal sanitario, así como el conjunto de sectores esenciales que están realizando una gran labor para combatir esta terrible pandemia. Desde aquí también nuestra solidaridad y apoyo a las familias que han perdido a un ser querido. Y a quienes están combatiendo la enfermedad, fuerza y ánimo.

El autor es secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO Navarra

noticias de noticiasdenavarra