Déficit del transporte público

01.06.2020 | 00:39

El partido Navarra Suma en el Ayuntamiento de Pamplona solicita que la MCP se haga cargo del sobre déficit del transporte público causado por el descenso de viajeros debido a la crisis de la COVID-19.Propone que para ello se haga uso de las reservas existentes en SCPSA, la sociedad pública de la MCP que gestiona el agua, saneamiento y residuos de los 50 municipios de la Comarca.La mayoría de los municipios no adscritos al servicio de Transporte Urbano Comarcal (TUC) mostramos nuestro estupor. Somos municipios de la Comarca y nuestras vecinas y vecinos pagan los recibos de agua y residuos.La mayor parte de los habitantes no tenemos ningún tipo de transporte público o es tremendamente básico, porque sencillamente no nos lo podemos permitir.A los ayuntamientos que nos hemos podido sufragar algún tipo de transporte, no se nos ocurre pedir el dinero de los demás ayuntamientos para pagarlo. Así de claro.El transporte público de Pamplona-Iruña es excelente, de los mejores del Estado, por líneas y frecuencia, con amplios niveles de uso, tarifas sociales y billetes económicos. Y a Pamplona, que por su tamaño está obligada a prestar este servicio, le sale muy barato, porque a diferencia con otras ciudades, es el Gobierno de Navarra es el que se lo paga; es decir, lo pagamos entre toda la ciudadanía navarra, lo usemos o no, vivamos en Pamplona-Iruña, en la Comarca, Estella o en Bera.Pero Navarra Suma, que gobierna en el Ayuntamiento de Pamplona-Iruña, pretende que con las reservas destinadas a permitir por fin a toda la Comarca un tratamiento digno de los residuos, quiere que entre todas le paguemos el sobrecoste del transporte, con el argumento de que le sale caro gastar 2 millones de euros (el Ayuntamiento de San Sebastián invierte 18 millones de euros en su transporte público).Los municipios no adscritos al servicio TUC proponemos que, si la MCP efectivamente debe ayudar a costear el déficit de transporte público de Pamplona, se deberá financiar el de toda la Comarca.Para ello habrá que diseñar una financiación al efecto, como hay en otras zonas del Estado, y no dilapidar el dinero que hemos ahorrado entre toda la Comarca para las inversiones en residuos y suministro de agua. Son cosas diferentes.Porque lo que no se puede pretender es que, con el dinero ahorrado por los 32 municipios que no tienen TUC, se pague el de Pamplona, que entre otras cosas para eso tiene una generosa partida de dinero por capitalidad, prácticamente única en el Estado, que le concede 26 millones de euros cada año de todas las navarras y navarros. Esta cantidad es trece veces más de lo que se destina a transporte público fuera de Pamplona.Por todo lo expuesto, nos negamos a que se utilicen las reservas destinadas a inversiones en tratamiento de residuos y abastecimiento de agua para pagar el transporte público de Pamplona. Y planteamos la necesidad de abordar, de una vez por todas, un mecanismo de financiación justo y solidario para el transporte público de todos los ayuntamientos de la Comarca. No pedimos villavesas cada 5 minutos en la puerta de nuestras casas, pero sí un nivel de inversión en transporte público similar al de las comunidades de nuestro entorno geográfico y económico.Nota: este escrito está avalado por la mayoría de los ayuntamientos no adscritos al Transporte Urbano Comarcal.