Orgullo navarrísimo

28.06.2020 | 01:50

¡Qué detalle que UPN elija para su congreso el día del orgullo gay! Tal vez las próximas citas sean en el Aberri Eguna o en 8 de marzo, pero esta vez le ha tocado al 28-J. Sin duda un guiño de simpatía hacia todas las personas que no encajamos en su normalidad heterosexual e inmutable. Navarra, nuestra razón de ser. Imagino que habrá una emotiva mención de esta fecha y la gente navarrísima se levantará de sus asientos con mascarillas arco iris para aplaudir y celebrar los avances en derechos y libertades LGBTI.¿Quizá algún vídeo que conmemore la larga trayectoria que caracteriza a UPN al lado de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales? ¿Quién no recuerda su clara posición hacia las parejas de hecho, el matrimonio homosexual o la adopción? En este sentido su más rabiosa actualidad les pone a alegrarse de que el TSJN, esa gran institución, ponga palos en las ruedas de un sistema educativo que diga a los niños y niñas que no es terrible sentirse niñas y niños o que dos hombres o dos mujeres no hacen daño a nadie por amarse. Será que UPN se resiste, lo mismo que la homofobia de la que hace gala. Aunque en la mayor parte del planeta se sigue haciendo la vida imposible a quien no se someta a la norma heterosexista, el primer mundo se amanera y refina sus odios. Ahora se estila una represión más sutil con coartadas como el respeto a las creencias religiosas o libertad de enseñanza, que puede consistir en separar a chicos y chicas o vetar toda educación sexual que contemple la diversidad. ¿También serán libres de enseñar que el Sol gira alrededor de la Tierra, y que es pecado decir lo contrario?¿Tanto poder conserva el sector más rancio del partido? ¿Por qué tanta gente de UPN tiene que votar en contra del sentido común y defenderlo en privado? ¿Les va bien así para retener el voto carca que en otras comunidades se va a Vox? No deberían alegrarse de que en las escuelas pueda decirse que las madres solteras son pecadoras, que hombres y mujeres deben ser desiguales, y que la homosexualidad ha de ser lamentada y reprimida.Atrévanse a dar pasos. También costó –y cuesta– horrores a muchos machitos de izquierda acudir a manis LGBTI con la sonrisa forzada y las ganas de marcharse cuanto antes. Porque en esto todos se han parecido mucho, y solo el empuje feminista ha combatido la homofobia lo mismo que tantos automatismos discriminadores de la vieja política. ¿Será UPN capaz de salir del armario y comprometerse en su programa a un pleno reconocimiento de derechos y libertades LGBTI que empiece desde la escuela? Hagan su razón de ser algo más acorde con la sociedad actual. Sorpréndannos. Y no escurran el bulto. Se avecinan leyes trans-formadoras que habrán de votar en Madrid. Veremos entonces qué opinan de la libertad. Ojalá que fecha tan señalada sirva para algo. ¡Feliz Orgullo!