La mascarilla

20.07.2020 | 01:13

Desde el 17 de julio nos vemos los navarros obligados a llevar la mascarilla en todo espacio público. Gracias a Dios no tenemos a las autoridades metidas en nuestras casas, para constatar que podemos comer con ellas puestas. Estamos en lo de siempre, los que vamos a cuidarnos, por nuestro propio bien y los que les da igual por que no les llaman al orden. Se está diciendo desde todas las comunidades que las reuniones, en pisos, discotecas, parques-botellón, bares, etc, son las que hacen que se propague el virus. Aún no he visto actúar a las autoridades. Por contra, los que saliendo a caminar por los espacios verdes, amplios, pudiendo alejarnos de los demás, nos obligan a llevarla. Puesta al habla con el médico de familia, comenta, están al corriente de las reacciones están produciendo. Personalmente, una mancha en la cara y labios y ojos, como una reacción alérgica. No sería deseable que nos traten como adultos responsables, sin multas, ni amenazas y se cuiden de vigilar a aquellos colectivos que van a saltarse la norma sistemáticamente. Como los que obvian el carril bici de Vuelta del Castillo y van haciendo slalom por el camino de peatones. No veo a nadie poniendo orden. Ocúpense de los brotes y cómo se producen y hagan la vida del resto de ciudadanos responsables más llevadera. De nada servirá tanto sacrificio si al otro lado de la muga no hay obligación de ponérsela ni en comercios. Las calles son un hervidero de gente y pasan a Donostia y pululan por las barras de los bares con alegría.

noticias de noticiasdenavarra