la carta del día

El Departamento de Educación y el Pirineo

08.09.2020 | 00:41

los valles del Pirineo navarro llevamos décadas reivindicando que el Gobierno de Navarra asuma como propia la problemática de la despoblación y adopte, de manera integral, medidas correctoras para afrontar las causas más evidentes que la producen, la desigualdad social y territorial. Desigualdades que no es posible corregir si por un lado se adoptan medidas organizativas y económicas para proyectos vinculados al Plan del Pirineo y por otro se nos castiga con decisiones negativas sobre servicios públicos esenciales como la educación.

Vivimos en el Pirineo, en el valle de Aezkoa; una zona de pueblos pequeños, inviernos rigurosos, carreteras sinuosas y una distancia considerable con la administración y los servicios públicos de la capital navarra. No nos cansaremos de explicar que las propuestas que realizamos de adecuación de ratios para las aulas, de modelos de transportes, de financiación de los centros educativos o de ampliación de los cursos de secundaria se ajustan a esa realidad.

Pagamos los mismos impuestos pero no tenemos los mismos servicios y por ello es injusto e inadecuado que el Gobierno de Navarra aplique medidas administrativas contraproducentes para las personas que habitamos el Pirineo ya que con ello provocan el incremento de la despoblación.

Consideramos muy grave que para el curso escolar 2020/21 el Departamento de Educación nos penalice, en tiempos de pandemia, con la eliminación de líneas y con un incremento de los recorridos y de la inseguridad en el transporte escolar decisión que se suma al aumento del déficit que la escuela genera en el Ayuntamiento de Garralda y con ello, mucha incertidumbre en madres y padres.

Todas las decisiones que el Departamento de Educación ha adoptado para la puesta en marcha del curso escolar se han realizado al margen de las opiniones de las entidades locales implicadas, del consejo escolar y de la apyma. No se ha consultado con nadie y cuando una entidad ha trasladado propuestas para corregir alguna decisión siempre se les ha contestado negativamente.

El Departamento de Educación no puede ni debe actuar sin escuchar a las personas y entidades afectadas, el mundo rural no puede afrontar los problemas cotidianos y trabajar para paliar la despoblación solo con ilusión, con gran dedicación y porque queremos vivir aquí; demandamos del Gobierno de Navarra empatía, implicación, compromisos y la eliminación de cualquier tipo de recorte.En nombre del Ayuntamiento de Garralda