la carta del día

Medicina en la UPNA

07.11.2020 | 01:19
Una de las aulas dedicadas a la simulación de casos reales que alberga la carrera de Medicina en la UPNA.

Estos últimos días he visto cómo se hablaba del grado de Medicina en la UPNA, aunque yo me voy a dedicar en este escrito a contestar al decálogo que publicó Luis Landa, ya que creo que, como navarra y estudiante de dicho grado, me encuentro en una buena posición para hacerlo.

1. Señor Landa, yo no lo llamaré negacionista, pero pienso que son pocos los argumentos que tiene para desestimar este grado, si en su decálogo una de las razones es meramente discutir con el actual y el anterior rector.

2. Sé que no le sirve la opinión de los rectores porque no le parece objetiva, imagino que mi opinión tampoco le servirá, pero he de decirle una cosa, creo que si alguien puede ser crítico con este grado son sus estudiantes, profesores y decanos. Por formar parte de él son los máximos interesados en ofrecer a sus alumnos la mejor educación. No creo que un grado en ninguna universidad pública pueda salir adelante por mero capricho.

3. Cito sus palabras: "en tiempos de una grave crisis económica y sanitaria, hay que medir cada euro y tratar de que el dinero público llegue al máximo de personas navarras". ¿Pues qué mejor que invertir dinero en una carrera como Medicina? Hoy en día si algo se ha echado en falta han sido médicos en esta pandemia, no le quiero ni contar de aquí a unos años qué puede pasar si se repite una situación así, ya que, según La Vanguardia, 70.000 médicos se jubilarán en los próximos 15 años, quién sabe, tal vez usted o cualquier otro ciudadano navarro acaba siendo atendido por un médico de la UPNA.

4. Yo no le llamaré nacionalista, si algo me disgusta de este grado son los pocos navarros que han tenido acceso a él, yo misma me he visto fuera de esta universidad en el primer corte. Conozco a muchas personas que podrían estar dando perfectamente la talla en esta carrera, y que, sin embargo, no han entrado por sus notas de corte, pero soy tremendamente consciente de que esto no es culpa de la UPNA, más bien es culpa de un sistema de acceso a la universidad que a mi parecer es injusto.

5. En mi clase hay gente de toda España: Vigo, Santander, Soria, Logroño, Murcia€, por haber gente hay hasta de Melilla. He tenido el placer de hablar con muchos de ellos, y para bastantes esta universidad era su primera opción, tenían confianza no solo en ella, sino también en el sistema sanitario de Navarra, una de las principales causas de que la gente, pese a la poca experiencia del grado, decidiese venir aquí. Creo que tener estudiantes excelentes cuyas notas rozan el 13, es algo que aporta mucho a esta carrera, independientemente de donde sean, ya que la gente entra por su trabajo y sus méritos, no por su origen.

6. Creo que llamar "provinciana" o de "segunda categoría" al grado de Medicina en la UPNA es un grave error, del que estoy segura que se arrepentirá cuando vea ejercer a sus estudiantes. No se puede imaginar la excelente formación que estamos recibiendo, los profesores de todas las asignaturas, personas muy reconocidas en el ámbito sanitario por cierto, nos están exigiendo mucho, ellos, como nosotros, desean que estemos lo mejor formados posibles. Así que me parece bastante frívolo por su parte hablar de una carrera cuando ni se ha molestado en pasar por la facultad para ver una clase, hablar con los estudiantes o con los profesores.

7. Creo que lo privado y lo público en efecto deberían complementarse, pero cierto es que ante una demanda pública, se deben crear recursos al alcance de todos, uno de ellos esta carrera. No está a disposición de todo el mundo pagar de sus bolsillos casi 100.000 euros por el título de Medicina de la UNAV. La Facultad de las Ciencias de la Salud en la UPNA lleva muchos años de experiencia impartiendo clases del ámbito sanitario, es por ello que si este grado está hoy presente es porque han sabido adaptar los recursos que ya tenían y, por supuesto, renovarse.

8. Creo que mis profesores, en su mayoría navarros, los decanos, navarros, y mis 12 compañeros de carrera navarros, tenemos como usted el mismo amor a Navarra, somos los primeros que queremos que la comunidad foral prospere, y nosotros ofreceremos nuestro granito de arena formándonos en la Universidad Pública de Navarra y esperando en un futuro ejercer en el sistema sanitario navarro, uno de los mejores de España.

9. Dejando de lado otra vez sus ideales políticos, vuelvo a repetir que si un grado, especialmente de Medicina, sale adelante, es porque dicho grado tiene el visto bueno de personas cualificadas expresamente para ello. Si no le parece una buena decisión lo siento mucho, pero con todo corazón espero que en un futuro se lleve una grata sorpresa con los humildes estudiantes de esta carrera de la UPNA.

10. Usted terminó su decálogo con una gran frase, yo así lo haré también, como Nelson Mandela dijo: "La educación es el gran motor del desarrollo personal. Es a través de la educación como la hija de un campesino puede convertirse en una médica, el hijo de un minero puede convertirse en el jefe de la mina, o el hijo de trabajadores agrícolas puede llegar a ser presidente de una gran nación".

La autora es estudiante de 1º de Medicina en la Universidad Pública de Navarra