Tudela, por las cosas bien hechas

31.12.2020 | 00:22

Este año 2020 el Olentzero no ha salido; es lo que toca. Papá y mamá Noel sí (por cierto, papá Noel sin mascarilla) en un autobús londinense y con una música nada acorde con la población a la que se dirigía (para niños/as). Hay mezclas cuyo sentido y mal gusto ignoro, por lo que me ha llevado a recordar tiempos pasados.Estos días tengo en la mente emotivos recuerdos de la escuela donde estudié la EGB en Tudela. Uno de ellos es la imagen de un aula con deslizantes pizarras con pentagramas en la que el maestro responsable del coro, nos enseñaba solfeo, leyendo y dando el valor adecuado a los signos musicales de una partitura. Acompaña a esto un tenue recuerdo de otra imagen del coro cantando en el kiosko de la plaza de los Fueros: villancicos en euskera, traje de poxpoliña y mi madre esperando con mi abrigo entre sus brazos.Esta escena es de 1971; la pongo en contexto porque, a pesar de la dictadura, había respeto y cariño entre la gente por la cultura popular propia.El próximo 2021 vendrá de nuevo Olentzero y se rodeará, una vez más, de una multitud amante de nuestras tradiciones y folklore, todo exquisitamente preparado.Quizá para la próxima llegada del personaje de Laponia quien lo organiza podría poner un poco más de cuidado, esfuerzo y creatividad.